"HUBO intervención sistemática EN LA CAMPAÑA"

Jeff Sessions y la 'conexión rusa': qué ha pasado y por qué es importante

La creciente presión le ha obligado a inhibirse de la investigación sobre los contactos del equipo de Trump con operativos rusos. Expertos legales le acusan de perjurio ante el Senado

Foto: El fiscal general Jeff Sessions durante una comparecencia ante la prensa en Washington, el 2 de marzo de 2017 (Reuters).
El fiscal general Jeff Sessions durante una comparecencia ante la prensa en Washington, el 2 de marzo de 2017 (Reuters).

El episodio ocurrió cuando Jeff Sessions abandonaba el estrado en la Convención Nacional Republicana, celebrada el pasado julio en Cleveland. Entre el grupo de diplomáticos extranjeros que se acercó al fiscal general de EEUU tras su intervención estaba Sergey Kislyak, embajador ruso en Estados Unidos. Fue el primer encuentro entre ambos. El segundo tuvo lugar en la oficina del entonces senador, en septiembre, cuando agentes de la Inteligencia norteamericana investigaban la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales, según el diario 'Washington Post'.

El último alto cargo de la Administración Trump implicado en la trama de la 'conexión rusa' ocultó estos encuentros durante su declaración, bajo juramento, ante el Senado, tras ser preguntado sobre los supuestos contactos entre el equipo de campaña -en el que Sessions era asesor- y operativos rusos.

El caso ha multiplicado las preguntas sobre la declaración ante el Senado del fiscal general de Estados Unidos y miembro clave de la Administración Trump, quien mintió durante su audiencia de confirmación. Expertos legales creen que Sessions, que rechaza dimitir y asegura que “nunca” se reunió “con ningún funcionario o intermediario ruso”, habría cometido perjurio.

¿Por qué es importante?

La creciente presión sobre Sessions le ha obligado a inhibirse de la investigación del FBI sobre los contactos del equipo de campaña de Trump con operativos rusos. El fiscal supervisaba hasta ahora las pesquisas del Buró Federal de Investigaciones -cuyo director, James Comey, ha estado informando directamente a Sessions- y, por lo tanto, tenía la capacidad de influir en la investigación y decidir si se presentaban cargos criminales contra individuos concretos. Además, el caso parece confirmar que los contactos entre el equipo de Trump y operativos rusos fueron más habituales de lo que se ha reconocido hasta ahora.

"Todo esto ayuda a demostrar que ha habido toda una intervención sistemática, una convergencia de intereses entre la campaña de Trump y los rusos. El Kremlin no solo pretendía dañar a los demócratas con sus ciberataques. (Las revelaciones llegan) en el contexto de una batalla de la Administración Trump con los servicios de Inteligencia. Hay una brecha que va más allá de la anarquía de los primeros cien días de la presidencia", explica a El Confidencial Pedro Rodríguez, profesor de Relaciones Internacional en la Universidad Pontifica Comillas ICAI-ICADE.

¿Cuántos del equipo de Trump se han reunido con los rusos?

Sessions no es el único miembro del equipo de campaña de Trump que habló con el embajador ruso durante la Convención Nacional Republicana. Al menos dos asesores de seguridad mantuvieron en Cleveland encuentros con Sergey Kislyak, en los que estuvieron presentes varios asesores de seguridad naciona, según una exclusiva de la CNBC. Se desconoce de qué hablaron J.D. Gordon y Carter Page con el diplomático ruso, pero estas nuevas revelaciones ponen en entredicho la defensa del equipo de Trump, que repetidamente ha negado los contactos con Rusia.

A ellos se suma el yerno del presidente, Jared Kushner, quien se reunió con el embajador ruso durante el periodo de transición. La Casa Blanca ha confirmado hoy que el encuentro fue en diciembre, en la neoyorquina Torre Trump, en medio de una procesión de líderes políticos, celebridades y empresarios por las oficinas del entonces presidente electo.

Kushner, marido de Ivanka Trump, fue invitado por el ya exasesor de seguridad nacional de Trump, el general Michael Flynn, quien dimitió a mediados de febrero por hablar con el embajador ruso sobre la posibilidad de levantar las sanciones contra Moscú antes de que Trump tomase posesión. Flynn mintió a altos cargos de la Casa Blanca sobre el contenido de sus conversaciones telefónicas con Kislyak, registradas por la Agencia Nacional de Seguridad.

El general Michael T. Flynn llega a la Torre Trump, en Nueva York, tras su dimisión (Reuters).
El general Michael T. Flynn llega a la Torre Trump, en Nueva York, tras su dimisión (Reuters).

La defensa de Sessions

Como miembro principal del Comité de Servicios Armados del Senado, Sessions mantuvo más de 25 encuentros con embajadores extranjeros. Argumenta que se reunió con Kislyak en calidad de senador y que dichos contactos no versaron sobre la campaña presidencial. Por eso, defiende el fiscal general, no consideró pertinente referirse a ellos durante su comparecencia en el Senado. El diario 'The Washingotn Post' ha contactado con 20 de los 25 miembros de dicho comité para comprobar si también se habían reunido con el embajador ruso. Todos negaron haberse reunido con Kislyak.

Frente a los expertos legales que opinan que Sessions podría ser acusado de perjurio, dos ex fiscales generales consultados por 'The Washington Post' aseguran que probarlo es extremadamente difícil.

Actualmente hay al menos tres investigaciones en curso sobre la interacción de asesores de Trump con Rusia, dirigidas por el FBI y los dos comités de Inteligencia del Congreso. Ahora que Sessions se ha inhibido de la investigación del FBI, el director James Comey tendrá probablemente más libertad para avanzar sin la intromisión del fiscal general, así como para decidir qué información puede hacerse pública.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios