EEUU Y JAPÓN HAN CONDENADO LA ACCIÓN

Pyongyang pone a prueba a Trump con el lanzamiento de un misil de medio alcance

La prueba ha obligado a Trump y al primer ministro japonés, Shinzo Abe, a realizar una rueda de prensa conjunta para denunciar el "intolerable" lanzamiento del misil

Foto: Surcoreanos escuchan las últimas informaciones sobe el lanzamiento del misil de Corea del Norte. (EFE)
Surcoreanos escuchan las últimas informaciones sobe el lanzamiento del misil de Corea del Norte. (EFE)

Primera provocación militar de Corea del Norte en la 'era Trump'. El régimen norcoreano respondió con el lanzamiento de un misil balístico a los contactos entre Shinzo Abe y el presidente de EEUU, quien prometió reforzar su alianza hasta que Japón sea "impenetrable" ante las amenazas de China o Corea del Norte. Seúl, Washington y Tokio condenaron al unísono el lanzamiento del misil, que recorrió unos 500 kilómetros hasta caer en el Mar de Japón, por suponer "otra violación más de las sanciones internacionales" que pesan sobre Pyongyang. Mientras, la diplomacia europea llamó al régimen coreano a "no elevar más tensiones" y la OTAN exigió a Corea del Norte que se abstenga de futuras "provocaciones" que "socavan la seguridad regional e internacional".

Tras meses sin realizar ninguna acción militar importante, el Ejército norcoreano llevó a cabo este domingo un nuevo lanzamiento de un misil balístico de medio alcance. Las autoridades surcoreanas y el Pentágono no tardaron en descartar que el proyectil, que recorrió unos 500 kilómetros hasta caer en el Mar de Japón y fue lanzado desde una base de aérea al noroeste del país, fuera un misil balístico intercontinental (ICBM). Pese a no haber realizado ensayos militares desde octubre, Kim Jong-un aseguró en su mensaje de año nuevo que los misiles experimentales de alcance intercontinental norcoreanos estaban en la "fase final" de su desarrollo. Los expertos son escépticos con la idea de que Pyongyang tenga, de momento, capacidad real de lanzar estos misiles de largo alcance, que supondrían un gran avance en la capacidad bélica del régimen.

​A falta de confirmación, Seúl y Washington creen que podría tratarse de un misil Rodong o una versión modificada de este, por lo que se trataría de una provocación de media intensidad para medir la respuesta de la Administración Trump. Los misiles Rodong tiene un rango de hasta 1.500 kilómetros y podrían llegar a Japón o Corea del Sur, mientras que los Musudan de alcance intermedio o los ICBM, con capacidad para llegar a más de 5.000 kilómetros, podría alcanzar territorio estadounidenses en el Pacífico, como las bases Guam.

Los expertos son escépticos con la idea de que Pyongyang tenga, de momento, capacidad real de lanzar estos misiles de largo alcance

Los datos de vuelo indican que el misil fue lanzado en torno a las 07.55, hora local, desde la base aérea de Bangyon, en la provincia de Pyongang Norte, en el oeste del país, con un ángulo lo suficiemente inclinado como para describir una trayectoria inofensiva: alcanzó una altura de 550 kilómetros y recorrió 500 kilómetros antes de impactar. La base es el lugar donde Corea del Norte prueba sus misiles Musudan. La única prueba exitosa de un Musudan tuvo lugar el año pasado, cuando el misil recorrió una distancia de 400 kilómetros, muy lejos de su alcance máximo, pero un avance de todas formas respecto a ensayos anteriores.

El lanzamiento coincidió con la visita a EEUU del primer ministro nipón, que pasó la jornada del sábado jugando al golf con Trump en el hotel de Mar-a-Lago (Florida) -propiedad del magnate- tras reunirse en la víspera en Washington. El primer ministro japonés, que llevó la voz cantante de una comparecencia conjunta con Trump, exigió al régimen de Kim Jong-un que cumpla las resoluciones que le prohíben el desarrollo nuclear militar y limitan la tecnología de misiles. Trump se limitó a asegurar que está al "cien por cien con nuestro aliado" japonés. Ninguno de los dos especificó si buscarán nuevas sanciones internacionales o unilaterales contra Pyongyang.

Donald Trump (d) y el primer ministro japonés Shinzo Abe (i). (EFE)
Donald Trump (d) y el primer ministro japonés Shinzo Abe (i). (EFE)

Reunión con Nertanyahu

Tras los contactos con Abe, Trump se reunirá este miércoles con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien pretende consensuar una línea política respecto a Irán y los palestinos y confía en constatar el "apoyo incondicional" que le ofreció el ahora presidente durante la campaña. "Mis objetivos son cuidar de la seguridad del Estado de Israel, fortalecer la alianza inquebrantable con EEUU y otros intereses nacionales", afirmó Netanyahu, quien afirmó actuar con "responsabilidad" y "prudencia" para lograrlo. El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, cree que se dará prioridad a la cuestión nuclear iraní, pero la derecha nacionalista presiona para que el encuentro suponga también un punto de inflexión en la política con los palestinos: pide que deseche oficialmente la solución de los dos estados y avance hacia la anexión de territorios palestinos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios