un 55% detendría la llegada de inmigrantes

Toda Europa apoya un veto migratorio 'antimusulmán'... excepto España

Un estudio revela un rechazo generalizado en las sociedades europeas a la inmigración musulmana. La mayoría respalda un veto similar al impuesto por Trump en EEUU

Foto: Jóvenes británicas musulmanas caminan por un parque cercano a su colegio en Hackney, al este de Londres. (Reuters)
Jóvenes británicas musulmanas caminan por un parque cercano a su colegio en Hackney, al este de Londres. (Reuters)

El veto migratorio contra ciudadanos de siete países musulmanes impuesto por Donald Trump provocó una reacción de condena unánime por parte de los líderes europeos. Angela Merkel, que llegó a "explicar" al presidente de EEUU el contenido de la Convención de Ginebra, François Hollande, que pidió "una respuesta de Europa", la 'premier' británica, Theresa May, y la propia Unión Europea repudiaron "una medida que pone bajo sospecha a personas de una confesión". Ahora, cuando el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito (San Francisco) ha rechazado restituir el veto, un estudio revela un rechazo generalizado entre las sociedades europeas a la inmigración procedente de países islámicos.

Frente a la posición de Bruselas, los líderes de la extrema derecha populista, como el holandés Geert Wilders o Marine Le Pen, se han deshecho en elogios hacia el presidente de EEUU. En medio del cruce de condenas y halagos, ¿qué posición respaldan las sociedades europeas a la hora de encarar la inmigración musulmana? Según una encuesta de Chatham House —un 'think tank' británico de orientación centrista cuyo director, Robin Niblett, es contrario al Brexit—, hay evidencias que muestran un respaldo público subyacente a las posiciones de Trump y de las nuevas formaciones de extrema derecha en el Viejo Continente.

La mayoría de los encuestados apoya un veto migratorio 'antimusulmán', con porcentajes que van desde el 65% en Austria, 53% en Alemania y 51% en Italia hasta el 41% en EspañaEl sondeo, en el que han participado 10.000 personas de 10 países, evidencia el rechazo ciudadano a recibir inmigrantes musulmanes. En los 10 estados de Europa, una media del 55% está de acuerdo con detener los flujos migratorios procedentes de países islámicos, frente a un 20% que está en contra. Chatham House planteó la pregunta —"¿Debe detenerse toda migración de estados de mayoría musulmana?"— a ciudadanos de Bélgica, Alemania, Grecia, España, Francia, Italia, Austria, Reino Unido, Hungría y Polonia.

La mayoría de los encuestados, excepto en dos países, apoya un veto migratorio 'antimusulmán', con porcentajes que van desde el 71% en Polonia, 65% en Austria, 53% en Alemania y 51% en Italia hasta el 47% en Reino Unido y 41% en España. En ninguno de los estados incluidos en el estudio, realizado antes de que el presidente de EEUU firmase su orden ejecutiva, el porcentaje de aquellos que rechazan la medida supera el 32%.

La oposición social a la llegada de nuevos inmigrantes musulmanes es especialmente fuerte en Francia, Bélgica, Austria, Polonia y Hungría, a pesar de que la magnitud de las comunidades musulmanas en estos países, donde al menos el 38% "apoya encarecidamente" un veto migratorio, es muy diversa. Con la excepción de Polonia, estos países se han visto considerablemente 'afectados' por la llamada crisis de los refugiados o han sufrido atentados de corte yihadista en los últimos años. Asimismo, en la mayoría de estos estados, la extrema derecha está profundamente arraigada como fuerza política y pretende convertir este rechazo al islam en votos. En un año de elecciones trascendentales en Europa, Marine Le Pen, la alemana Frauke Petry o el holandés Geert Wilders pueden acabar determinando la política de Francia, Alemania y Holanda.

Las sociedades europeas sobreestiman el tamaño de las comunidades musulmanas en sus respectivos estados. Los españoles creen que hay un 21% de musulmanes en el país, cuando en realidad son un 2,1%El estudio revela que el rechazo frontal a la inmigración musulmana es especialmente intenso entre jubilados y personas de edad avanzada, mientras que la oposición entre menores de 30 es notablemente inferior. También hay una clara brecha educativa: entre aquellos con educación secundaria, un 59% impondría un veto 'antimusulmán'; en cambio, menos de la mitad de quienes tienen titulación universitaria apoyan medidas para frenar la inmigración.

Los resultados del estudio de Chatham House coinciden con una encuesta del Pew Research Center realizada en 2016 en 10 países europeos. Según el sondeo, la mayoría considera negativo que haya musulmanes en sus países: 72% en Hungría, 69% en Italia, 66% en Polonia, 65% en Grecia y 50% en España, aunque los porcentajes son más bajos en Reino Unido (28%), Alemania (29%) y Francia (29%).

Con todo, las sociedades europeas sobreestiman el tamaño de las comunidades musulmanas en sus respectivos estados. Así, los españoles creen que hay un 21% de musulmanes en el país, cuando en realidad son un 2,1%, según desveló una encuesta del instituto demoscópico Ipsos. El cálculo que hacen los alemanes también es erróneo: piensan que la población musulmana es cuatro veces superior a la real (21% frente al dato exacto: 5,7%). En cuanto a los franceses, estiman que hay un 31% de ciudadanos musulmanes cuando en realidad el porcentaje es del 7,5%.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
93 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios