GUIÑO A AUTÓNOMOS Y jubilados a días de la consulta

Menos impuestos, más pensiones: Renzi promete todo ante el avance del no

A pocos días del referéndum sobre la reforma constitucional, y con el no liderando los sondeos, Renzi anuncia un paquete de medidas en un guiño a autónomos y jubilados

Foto: El primer ministro italiano, Matteo Renzi, visto desde una cámara de televisión mientras ofrece una rueda de prensa. (EFE)
El primer ministro italiano, Matteo Renzi, visto desde una cámara de televisión mientras ofrece una rueda de prensa. (EFE)

Bajadas de impuestos de 23.000 millones de euros, subida de las pensiones de entre 30 y 50 euros al mes, aumento de la partida para sanidad y en la financiación destinada a las pequeñas y medianas empresas... A pocos días del trascendental referéndum sobre la reforma constitucional, y con el no liderando los sondeos por un estrecho margen, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha anunciado un paquete de medidas incluidas en el presupuesto de 2017 y aprobadas ayer por la Cámara de los Diputados. Todo para apuntalar el apoyo a una reforma convertida en uno de los pilares fundamentales del Gobierno, ahora que la consulta se ha convertido en un juicio sobre el propio Renzi, la situación económica y el papel que Italia debe jugar en Europa.   

Menos impuestos, más pensiones: Renzi promete todo ante el avance del no

"Los impuestos siguen bajando: bajan el impuesto de sociedades, el IRPF agrícola, los impuestos para los autónomos", afirmó Renzi durante una rueda de prensa ofrecida junto al ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, celebrada en el Palacio Chigi, sede del Ejecutivo italiano. "Por primera vez, hay un aumento de las pensiones hasta 1.000 euros", añadió el primer ministro, al especificar que las más bajas subirán entre 30 y 50 euros al mes. Asimismo, aumenta el gasto en sanidad "hasta los 113.000 millones, 2.000 millones más respecto al año anterior, más el fondo para la no autosuficiencia, que es de 450 millones, con una subida de 50 millones respecto al año pasado".

El fondo para la no autosuficiencia fue instaurado en 2006 y está destinado a sostener a personas con discapacidades graves y a ancianos dependientes para garantizarles una asistencia en sus domicilios. Según el Instituto Ipsos, entre los segmentos de población más favorables a la reforma que propone Renzi se encuentran los ancianos, jubilados, amas de casa o personas sin titulación universitaria. En el bando contrario se sitúan desempleados, obreros, funcionarios públicos y trabajadores autónomos.

En un guiño a los autónomos, Renzi, que supedita su continuidad en el cargo al resultado de la consulta, ha anunciado la asignación de otros 1.000 millones de euros al fondo de garantía de las pequeñas y medianas empresas, mientras que 2.100 millones de euros servirán para mejorar zonas periféricas y 20.000 millones irán a la industria, con el objetivo de fomentar la inversión.

"La relación [entre las medidas anunciadas y la consulta] es muy posible. Sobre todo porque este referéndum se ha politizado mucho por ambos bandos. Una parte del frente del no, en concreto la Liga Norte y el Movimiento 5 Estrellas, tiene como objetivo debilitar a Renzi o expulsarlo [del poder]. Renzi ha considerado que [estas medidas] le podrían venir bien y busca movilizar", explica a este diario Andrea Betti, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia Comillas. Entonces, ¿ha lanzado Renzi un guiño a jubilados o autónomos? "Todavía no se sabe con total seguridad, pero es muy posible que el sí gane entre jubilados y mayores de 45 años, que es el típico perfil de los inscritos en el partido de Renzi, quien va muy mal entre los jóvenes. Por categoría económica, también sin disponer de datos precisos, es probable que los autónomos, una parte del electorado decepcionada, interpreten el voto del domingo como un toque de atención al Gobierno", añade.

El documento que recoge dichas medidas, aprobadas por la Cámara de los Diputados por 290 votos a favor y 118 en contra, pasará ahora al Senado, donde no será debatido hasta después del referéndum de este domingo, que contempla entre otras cosas suprimir la función legislativa del Senado. La reforma también elimina la mayoría de provincias, algo que para los partidarios del no supone alejar todavía más a la población rural del Estado central. Asimismo, gran parte de las cuestiones que son de competencia regional (como la sanidad) pasarán a ser estatales en su planificación general.

El primer ministro, que ayer también lanzó un mensaje de tranquilidad a los mercados, sostiene que su reforma constitucional aumentará el peso de Italia en el proceso de toma de decisiones de la UE, en un momento trascendental para Europa por el Brexit y las elecciones en Francia y Alemania en 2017. Sus rivales, como el Movimiento 5 Estrellas (M5S) o La Liga Norte, aseguran que la reforma aumentará la burocracia en la aprobación de las leyes, provocará más corrupción y se perderá el derecho a elegir a los senadores.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios