tras el golpe fallido del 15 de julio

Militares turcos han pedido asilo a la OTAN, según su Secretario General

Se trata de oficiales destacados en países extranjeros, aunque Jens Stoltenberg no ha dado nombres ni número. Cada caso será analizado de forma individual

Foto: El presidente turco Erdogan frente a miembros de las Fuerzas armadas durante la celebración del aniversario de la muerte de Atatürk, el 10 de noviembre de 2016 (Reuters)
El presidente turco Erdogan frente a miembros de las Fuerzas armadas durante la celebración del aniversario de la muerte de Atatürk, el 10 de noviembre de 2016 (Reuters)

Varios militares turcos destacados en misiones en el extranjero han pedido asilo a la OTAN. Así lo ha revelado el Secretario General de la Alianza, Jens Stoltenberg, según informa la BBC.

Stoltenberg ha evitado dar números y nombres de los solicitantes, y asegura que cada caso será analizado de forma individual por los países en los que se han producido las peticiones. En caso de que finalmente se le garantice asilo a alguno de ellos, supondría un importante foco de tensión con Turquía, un país que forma parte de la OTAN desde 1952, y que tiene el segundo mayor ejército de la Alianza Atlántica, superado solo por EEUU.

Tras el fallido golpe de estado el pasado 15 de julio contra el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, más de cien mil personas han sido represaliadas por su presunta participación en la intentona, la mayoría funcionarios y miembros de las instituciones públicas. Las purgas han sido especialmente intensas en el seno del ejército, lo que no ha sido ninguna sorpresa: pocas horas después de la asonada, el propio Erdogan la calificó de “regalo de Dios”, porque le permitiría “limpiar las fuerzas armadas”.

Horas después de la intentona, ocho militares turcos escaparon a Grecia en un helicóptero Black Hawk, donde solicitaron asilo, al tiempo que negaban toda participación en el golpe. Su razón para huir, aseguraron, fue precisamente el haber recibido órdenes confusas para ayudar a los golpistas a evacuar a soldados heridos, y encontrarse en mitad de un tiroteo. Las autoridades griegas acabaron por rechazar su solicitud, alegando que al menos algunos de ellos habían tomado parte en la intentona. Una decisión que los soldados rechazaron, declarando: “Vinimos a Grecia para salvar nuestras vidas, no para ser peones de la política exterior y los acuerdos bilaterales. Ni siquiera en nuestro propio país se nos ha calificado de terroristas”.  

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios