EN LA OFENSIVA DE MOSUL

El ISIS recurre a tanques y milicianos de madera para confundir a sus enemigos

Nueva táctica de guerra para confundir a sus enemigos en la ofensiva sobre Mosul: tanques y milicianos de madera que desde el aire parecen multiplicar la verdadera potencia bélica

Foto: Un soldado iraquí muestra un maniquí ante un tanque de madera en Bawiza, al norte de Mosul (Reuters).
Un soldado iraquí muestra un maniquí ante un tanque de madera en Bawiza, al norte de Mosul (Reuters).

Mientras las fuerzas iraquíes estrecharon ayer un poco más el cerco a Mosul, el Estado Islámico ha recurrido a una nueva táctica de guerra para confundir a sus enemigos en la ofensiva sobre su 'capital' en Irak: tanques y milicianos de madera que desde el aire parecen multiplicar la verdadera potencia bélica de la organización terrorista. "A medida que nuestras tropas avanzan hacia las zonas que debemos liberar, el Daesh usa tanques hechos de madera para distraer a los aviones militares", ha explicado el teniente coronel Abbas al Azaji en declaraciones a la agencia 'Reuters'.

El Ejército iraquí encontró la semana pasada réplicas de Humvees y maniquíes barbudos en un campo de entrenamiento que las tropas gubernamentales arrebataron a los yihadistas al norte de Mosul. Vistos de cerca, no cabe duda de que solo son juguetes a tamaño real, pero a gran distancia, por ejemplo, desde el aire, pueden inducir a error y afectar así a la estrategia del Gobierno de Haider al Abadi y sus aliados para expulsar al ISIS de Irak. Aún se desconoce el efecto que estas figuras han tenido sobre los ataques aéreos llevados a cabo por la coalición internacional que lidera Estados Unidos, que han demostrado ser claves para despejar el camino a las tropas terrestres.

El portavoz de la fuerza estadounidense en Bagdad, el coronel John Dorrian, ha explicado que estas argucias no son nuevas. "Lo llamamos engaño táctico y es algo que el Daesh ha estado haciendo (...) pero no es tan problemático como otras cosas que hemos visto", entre las que ha mencionado los incendios en pozos de petróleo y plantas químicas.

Ayer, las fuerzas iraquíes estrecharon un poco más el cerco a Mosul al sur de la localidad, tras la conquista de dos poblaciones, y avanzaron también en el este de la urbe, tras asegurar varios distritos y situarse a las puertas del barrio de Al Tahrir. El comandante de las Fuerzas Especiales, Abdelamid Rashid Yarala, aseguró a la agencia Efe que la IX Brigada de Blindados liberó la población de Al Naifa, en el oeste de la comarca de Nimrud, cuya capital fue recuperada el domingo y que está ubicada al sur de Mosul. Asimismo, en el frente de Al Zab (al sureste de la capital de Nínive), el Ejército iraquí se hizo con el control de la población de Mushirfa.

Por otro lado, al oeste del aún feudo del grupo terrorista Estado Islámico en Irak, la aviación de la coalición internacional e iraquí, que ofrece cobertura al avance de las tropas, logró destruir dos posiciones yihadistas y un vehículo blindado en la zona de Atasha, en la comarca de Nazara, añadió Yarala. En el interior de Mosul, el vicecomandante del cuerpo de la lucha antiterrorista, Abdelwahab al Saadi, dijo a Efe que sus efectivos completaron "la limpieza" de los barrios de Al Qadisiya 2 y Al Arbiyia. Indicó que sus fuerzas se encuentran a las puertas del barrio de Al Tahrir, del que, recalcó, solo les separa la carretera principal. Al Saadi agregó que en las próximas horas terminarán de peinar el barrio de Al Bakr y se prepararán para irrumpir en nuevas zonas del este de Mosul.

Según el oficial, las fuerzas antiterroristas mataron este lunes a veintiséis suicidas que querían atentar contra las tropas iraquíes para frenar su avance por la ciudad. Además, subrayó que los combates continúan en distintas partes de Mosul oriental, donde el Ejército está repartiendo alimentos, bebida y medicinas a los civiles.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios