tras la alcaldía de río y 90 escaños en la cámara

Los evangélicos se lanzan a la conquista del poder en Brasil

Brasil no es el único país en el que se consolida el poder de los pentecostales. A medida que crecen en toda América Latina aumentan su presencia en las instituciones

Foto: Brasileños evangélicos durante el Jesus Parade, en Sao Paulo (Reuters).
Brasileños evangélicos durante el Jesus Parade, en Sao Paulo (Reuters).

“Coge este coche, esta moto, este camión y colócalo en el altar. Sacrifícalo y, en breve, tendrás dinero para comprarte un Lamborghini. Si no quieres un Lamborghini, tendrás dinero para comprar lo que quieras”. En el pomposo Templo de Salomão de São Paulo, Rogério Formigoni, pastor evangélico de la Iglesia Universal del Reino de Deus, pide a sus fieles que donen su vehículo y vuelvan a casa a pie. Un feligrés graba un vídeo del sermón, que enseguida viraliza en las redes sociales.

“Coge este coche, esta porquería, esta lata de 14.200 euros, y dónalo. Al final de la reunión, el pastor Antonio te dará las instrucciones para hacer la transferencia. Hoy vuelves a casa en taxi, en bus o a pie. El lunes pegarás el valor de este coche y lo colocarás en el altar de bronce. Después, tendrás dinero para comprar al contado”, continúa este religioso, que también es obispo.

En el giro conservador en América Latina, el neopentecostalismo es un factor importante, porque sus iglesias son corrientes de masa que recogen el sufrimiento de la población que no tiene salidas económicasNo es el primer caso de extorsión financiera perpetrado por algún pastor. El poder de las iglesias evangélicas en Brasil es enorme. Estas confesiones, que se agrupan bajo las más variadas denominaciones, suman 42,3 millones de fieles, equivalentes al 22,2% de la populación. Es una masa de electores muy codiciada por varios partidos. Cada año, unas 14.000 iglesias evangélicas son abiertas en el país tropical, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). “Es una economía de la fe que no conoce crisis y que va de viento en popa”, afirma Luciana Mazza, una experta en comunicación que trabajó durante más de 10 años para los círculos evangélicos.

El pasado domingo, un exobispo de esta misma iglesia que intenta arrebatar los coches a sus fieles ha conquistado la alcaldía de Río de Janeiro con casi el 60% de los votos. Marcelo Crivella ha conseguido derrotar a Marcelo Freixo, profesor y activista de los derechos humanos quien por su lucha contra las Milicias, las organizaciones paramilitares que controlan varias favelas de Río de Janeiro, acabó inspirando uno de los personajes de la película 'Tropa de Elite'.

El nuevo alcalde de Río de Janeiro es sobrino del obispo Edir Macedo, fundador la Iglesia Universal del Reino de Dios, que según el último censo, tiene 1,87 millones de fieles. Macedo es considerado el pastor más rico de Brasil por la revista 'Forbes': su fortuna, valorada en 2.000 millones de reales (570 millones de euros), incluye la propiedad de la segunda red de televisión más importante del país, la Record, una vasta red de templos, algunos incluso en los Estados Unidos, y hasta un yate bimotor modelo Bombardier Global Express que ha costado 90 millones (25,6 millones de euros). Se estima que a lo largo de su dilatada carrera Macedo ha vendido 10 millones de libros, en los que ataca sistemáticamente a la Iglesia Católica y algunas religiones de raíz africana.

Miles de evangélicos durante el Jesus Parade, en Sao Paulo (Reuters).
Miles de evangélicos durante el Jesus Parade, en Sao Paulo (Reuters).

Por su parte, Crivella ha sido ingeniero, Ministro de Pesca, senador, cantante de gospel, misionario en África e incluso taxista. Es conocido por su ideario extremadamente conservador. Recientemente su nombre ha aparecido entre los acusados de corrupción en el caso Lava Coches, que investiga el desvío de fondos en la estatal Petrobras. La religión ha estado muy presente en toda la campaña electoral de Crivella, que ha cautivado el apoyo de los sectores más pobres de la población de la Cidade Maravilhosa. Esto se explica gracias a su brillante retórica de claros tintes populistas, pero sobre todo por el apoyo del imperio mediático de la Iglesia Universal, que controla más de 20 canales de televisión, 40 radios, además de varias discográficas y editoriales.

Son muchos los escándalos que la prensa atribuye a la Iglesia Universal. Entre ellos, la creación de un 'Ejército' especial, tal y como muestran algunos vídeos en las redes sociales. Los Gladiadores del Altar son un grupo joven de evangelización que ya reúne a decenas de adeptos en Río. La Universal revela que este proyecto cuenta con 4.300 participantes en todo el país. En una nota de prensa, la dirección de esta iglesia cuenta que “los eventos estimulan el debate y la reflexión sobre aspectos del texto bíblico”. Según los portavoces de la Universal, estos jóvenes son personas que intentan devolver la ayuda que recibieron en momentos de dificultad. Sin embargo, no explican por qué han sido borrados de las redes sociales algunos vídeos que muestran a estos jóvenes con ropa militar e incluso con armas de fuego, después de que la prensa brasileña publicara reportajes al respecto.

La Universal no es la única iglesia que moviliza a decenas de miles de fieles. La Asamblea de Deus, con 22,5 millones de miembros, es la mayor de Brasil y del mundo. Los datos oficiales muestran un crecimiento del 61,4% del número de evangélicos de Brasil en la última década. Paralelamente, también ha aumentado su presencia en las instituciones.

La famosa bancada evangélica de la Cámara, que cuenta con cerca de 90 escaños y ha impulsado medidas como el proyecto de ley para reducir la edad de responsabilidad penal de 18 a 16 años o el Estatuto de la Familia, apoyó en bloque el impeachment contra Dilma Rousseff en la votación del pasado mes de abril, cuando numerosos diputados sorprendieron al mundo al votar en nombre de Dios o de su iglesia particular. Para la profesora Christina Vital de la Universidad Federal Fluminense, la elección de Crivella a la alcaldía de Río de Janeiro es el primer paso para la conquista de los evangélicos de la presidencia de la república en 2018 y para conseguir el control del poder judicial. “Desde 2014 hay una fuerte inversión por parte de los líderes evangélicos para ocupar los poderes ejecutivos”, señala Vital, que destaca una novedad: los religiosos en la carrera electoral están optando por dejar de lado sus cargos dentro de la iglesia y mostrarse como políticos profesionales. Es el caso de Crivella, que se ha presentado como exobispo.

Brasileños esperan al inicio de una misa en Río Pardo, en Porto Velho, Brasil (Reuters).
Brasileños esperan al inicio de una misa en Río Pardo, en Porto Velho, Brasil (Reuters).

Brasil no es el único país en el que se consolida el poder de los pentecostales. El poder evangélico está creciendo en toda América Latina. De los 565 millones de fieles que tienen en el mundo, 107 millones, casi la quinta parte, están en este continente. Según un estudio del Centro de Investigaciones Pew, el 19% de los latinoamericanos se describe como miembro de alguna vertiente del protestantismo, en su mayoría pentecostales, que constituyen cerca del 85%, frente al 69% que se considera católico.

En Colombia el rechazo al acuerdo de paz, el pasado 2 de octubre, está íntimamente ligado al auge del poder de los evangélicos. Varios analistas coinciden en que el presidente Juan Manuel Santos fue incapaz de convencer a los 10 millones de evangélicos colombianos de que el pacto no ponía “en peligro a la familia tradicional”. Los grupos cristianos de Colombia han boicoteado el acuerdo de paz porque creen que privilegian a la comunidad LGTBI. “El acuerdo vulnera principios evangélicos como el de la familia cuando se habla de equilibrar los valores de la mujer con los de estos grupos”, ha declarado públicamente Edgar Castaño, presidente de la Confederación Evangélica de Colombia.

“Ha habido un crecimiento impresionante del número de evangélicos en los últimos años. Pero además están teniendo una mayor presencia dentro de la sociedad. Esto obedece a una política muy clara de los liderazgos sobre la importancia de tener una mayor presencia e impulsar una agenda propia”, afirma Rubén Ruiz, director del Centro de Investigaciones sobre América Latina de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Uruguay ha elegido este año a un evangélico como presidente de la Cámara de Diputados. Gerardo Amarilla ha afirmado que las leyes de Dios están por encima de las de la República, aunque ha acabado retractándose. En América Central la influencia de los evangélicos también está en alza, sobre todo en Guatemala. “En el giro conservador que se está dando en América Latina, el neopentecostalismo es un factor sumamente importante, porque sus iglesias son corrientes de masa que de alguna manera recogen el sufrimiento de la población que no tiene salidas económicas, políticas o sociales”, destaca Nicolás Guigou, catedrático de Antropología de la Universidad de la República de Uruguay.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios