TRUMP TRIUNFA EN LAS ELECCIONES DE EEUU

Sin hispanos y sin estados clave, razones de la derrota de Hillary Clinton

Donald J Trump se ha convertido en el 45 presidente de los Estados Unidos tras una noche apretada donde el estado de Florida ha sido determinante en su elección

Foto: Simpatizantes de Hillary Clinton tras conocer la victoria de Donald Trump
Simpatizantes de Hillary Clinton tras conocer la victoria de Donald Trump

Todo al revés. Cualquier sondeo, cualquier noticia de las últimas 24 horas, casi cualquier experto apuntaba a una victoria de Hillary Clinton en la carrera a la Casa Blanca. Pero los primeros resultados (algunos estados todavía no alcanzan el 100% escrutado aunque haya un claro ganador) indican que la falta de la esperada movilización de los hispanos en favor de Clinton y el cambio de color de seis estados clave han sido las bazas de la victoria de Donald Trump. Algunos de ellos, quizás, influenciados incluso por la ausencia de Bernie Sanders como candidato demócrata.

Clinton ha ganado en 19 estados, seis menos con respecto a la última victoria presidencial de Obama, y no ha podido arañar ninguno de los conseguidos por el partido republicano en 2012. La candidata demócrata ha ganado en estados ‘pequeños’ según el peso de sus representantes como muestra el cartograma. Y es que en el sistema electoral de Estados Unidos, el candidato que tiene más votos en un estado se lleva todos sus delegados.

 

Las victorias de Clinton, además, no han sido holgadas. Al cierre de este artículo, y a la espera del recuento definitivo, Clinton pierde dos estados como New Hampshire y Wisconsin que, en principio, pertenecían al cinturon de seguridad demócrata. Una situación que también ha ocurrido en Pennsylvania, ya con todos los datos escrutado. Cabe destacar que en estos tres estados, Bernie Sanders, el contrincante de Hillary en las primarias del partido demócrata, había sido el elegido para representar a la formación en las elecciones presidenciales.

En Virginia, uno de los estados que los demócratas tenían "garantizado", Clinton solo se ha impuesto con una diferencia inferior a los 5 puntos porcentuales con respecto a Trump. La participación que ha aumentado en más de un 4% con respecto a 2012 favorecido la victoria de Trump. En cambio, a la espera del 100% del escrutinio, parece que Clinton podría ganar en voto popular, es decir número de apoyos, al multimillonario estadounidense.

 

La mayor debacle del partido demócrata se ha producido, sin embargo, en Florida. A pesar de que era el estado en el que la población latina debía jugar un papel determinante para Clinton, las urnas han favorecido a Trump. La población hispana, a diferencia del resto de estadounidenes, no se ha movilizado en masa por lo que Clinton ha obtenido unos resultados ligeramente inferiores a los de Obama en los estados con un amplio porcentaje de electores latinos. Un hecho que ha provocado que Trump le haya arrebatado la veintena de delegados clave del Estado de Florida para la victoria en los comicios. 20 delegados que han abierto un hueco insalvable entre ambos candidatos.

 

Pero la victoria definitiva se ha decidido sobre las 7 de la mañana hora española gracias a que Trump ha conseguido arrebatar al partidio demócrata los delegados de 6 estados. Florida levantó todas las alarmas en las filas demócratas. Ohio, Michigan, Pennsylvania, Wisconsin e Iowa, y en concreto la masa de votantes de clase obrera de estos estados, confirmaron a Trump como el 45º presidente de los Estados Unidos. Clinton, por su parte, no ha conseguido hacerse con ninguno de los delegados que en su día obtuvo Mitt Romney, el candidato republicano de 2012.

 

 

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios