Moscú: "están dispuestos a pactar con yihadistas"

Rusia responde a EEUU desplegando un nuevo sistema antimisiles en Siria

Rusia ha desplegado el sistema antimisiles avanzado S-300VM 'Antey-2500' en Siria tras romperse el diálogo con Washington para negociar una resolución de la guerra

Foto: El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, durante una visita a la base de Hmeymim, en Siria, en junio de 2016. (Reuters)
El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, durante una visita a la base de Hmeymim, en Siria, en junio de 2016. (Reuters)

Rusia ha desplegado el sistema antimisiles avanzado S-300VM 'Antey-2500' en Siria destinados a "garantizar la seguridad de la base naval de Tartus y de los buques emplazados en la zona costera", según anunció este martes el Ministerio de Defensa ruso. Fuentes oficiales estadounidenses aseguran que componentes del sistema -que la OTAN denomina SA-23 Gladiator/Giant- llegaron durante el fin de semana a la base rusa en la localidad siria de Tartus. Se trata de la primera ocasión en que Moscú despliega este sistema antimisiles, que tiene un radio de acción de hasta 200 kilómetros, fuera de sus fronteras.

Las informaciones surgen ahora que Washington ha cumplido su amenaza de romper el diálogo abierto con Rusia para negociar fórmulas con las que avanzar en la resolución de la guerra en Siria, al considerar que el Ejecutivo ruso no ha cumplido con los compromisos adquiridos. Hace cinco días, el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, exigió "medidas inmediatas" para detener la gran ofensiva de las fuerzas sirias —apoyadas por efectivos iraníes y de la milicia chií Hizbulá—  y rusas sobre Alepo, que ha estado marcada por denuncias de ataques aéreos contra hospitales e instalaciones de uso civil. "Hasta hace poco había ocho hospitales que funcionaban en Alepo, ninguno de ellos a su capacidad total, pero en los últimos días los dos hospitales más grandes fueron atacados deliberadamente, lo que ha reducido fuertemente la capacidad de los sanitarios", denunció hace días el director de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Rick Brennam.

"Tenemos una impresión cada vez más fuerte de que Washington está dispuesto a 'pactar con el diablo' y aliarse con los terroristas con tal de cambiar el poder en Damasco", denuncia la diplomacia rusaDesde entonces, las críticas a Damasco y Moscú se suceden. Este martes, Human Rights Watch (HRW) denunció que desde el pasado 19 de septiembre, cuando acabó la tregua de una semana en toda Siria, los efectivos rusos y sirios han bombardeado áreas en poder de la oposición en Alepo con barriles de explosivos, bombas de racimo y armas incendiarias. Esos ataques han destruido al menos cinco hospitales, aseguró HRW, que recordó que, según datos de la ONU, al menos 320 civiles, de los que 100 eran menores, han muerto por el uso masivo de fuego contra áreas residenciales donde cientos de miles de personas siguen atrapadas.

Mientras, la OMS ha elaborado un plan de evacuación de los heridos y enfermos de Alepo oriental y se lo ha entregado a la oficina del enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura. Se desconoce si el Gobierno sirio ha recibido el proyecto o no, pero ha adelantado que la OMS está en contacto con hospitales del oeste de Alepo —controlado por el régimen— y con algunos hospitales turcos para ver si, en caso necesario, podrían recibir a los evacuados.

El fracaso de los contactos también cierra la puerta a la coordinación de ataques estadounidenses y rusos contra el Estado Islámico. La semana pasada, la Administración estadounidense ya advirtió de que estaba "al borde" de la ruptura, y este lunes el Departamento de Estado confirmó el fin de los contactos bilaterales para negociar un posible alto el fuego. "Estados Unidos va a suspender su participación en los canales bilaterales que fueron establecidos con Rusia para mantener el cese de hostilidades", afirmó el lunes el portavoz del Departamento, John Kirby, en un comunicado. "La decisión no se ha tomado a la ligera", apostilló.

Rusia responde a EEUU desplegando un nuevo sistema antimisiles en Siria

"EEUU está dispuesto a pactar con los yihadistas"

La respuesta de Moscú refleja la tensión creciente entre ambas potencias a cuenta de Siria. "Resulta que Washington simplemente no cumplió una condición clave de los acuerdos para mejorar la situación humanitaria en Alepo", aseguró la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, "ahora están intentando pasar la responsabilidad a otros". Hoy, Moscú ha ido más lejos al denunciar que EEUU ha roto dicha colaboración para "sostener a [el antiguo Frente] Al Nusra [exfilial de Al Qaeda en Siria]". "Al tiempo que no emprendían acciones contra Al Nusra [ahora Jabhat Fatah al Sham], que seguía con sus sangrientos ataques, en Washington también se resistían a que lo hiciéramos nosotros", señala un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

De esta manera, agregó la cancillería rusa, "la decisión de Washington es un reflejo de su incapacidad, o incluso su falta de intención de cumplir con la condición clave del acuerdo" ruso-estadounidense en Siria, que consiste en separar a las milicias radicales de corte yihadista de los grupos de oposición moderados y atacar a las primeras. "Tenemos una impresión cada vez más fuerte de que Washington está dispuesto a 'pactar con el diablo' y aliarse con los terroristas con tal de cambiar el poder en Damasco", subrayó la diplomacia rusa.

Mientras, el general Ígor Konashénkov, portavoz militar, subrayó durante el anuncio del despliegue de la batería de misiles que "los S-300 son un sistema exclusivamente defensivo y no representan una amenaza para nadie". Konashénkov expresó su sorpresa porque el despliegue de los S-300 hubiera obtenido tanto eco en la prensa estadounidense, que señala que esos misiles pueden interceptar cualquier ataque de EEUU contra Siria. Los medios occidentales destacan que ni el Estado Islámico ni el antiguo Frente al Nusra disponen de una fuerza aérea que exija el emplazamiento de esos sistemas. El Ejército ruso ya desplegó en Siria el pasado noviembre misiles antiaéreos S-400 para proteger a sus aviones en la base de Latakia.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios