no han podido hacer nada por revivir a marisol

Una madre que ya sufrió el terremoto de Aquila pierde a su bebé de 18 meses

Marisol dormía tranquila en la cuna cuando su casa se derrumbó. No se pudo hacer nada por revivirla

Foto: Al menos 63 muertos por un terremoto en el centro de Italia (EFE)
Al menos 63 muertos por un terremoto en el centro de Italia (EFE)

Una madre que ya sufrió el terremoto en la ciudad italiana de Aquila acaba de perder a su bebé de 18 meses en el seísmo de 6 grados de magnitud que ha azotado la localidad de Arquata del Tronto junto a la de Amatrice, Norcia, Pescara del Tronto y Accumoli. El bebé dormía en su cunita en la casa de vacaciones de sus padres en este pequeño pueblo, cuando el terremoto les sorprendió a media noche terminando con su vida.

[En directo las novedades del terremoto del centro de Italia]

La niña, de nombre Marisol, ha fallecido por el derrumbamiento de la vivienda en la que se encontraba junto a su padre Massimiliano y la madre MartinaTurco, una joven de Abruzzo que dejó su ciudad de nacimiento, Aquila, tras el terremoto de 2009. La mujer había decidido mudarse a Ascoli, otra ciudad de la zona, después de la terrible experiencia, pero otro seísmo se ha llevado a su pequeña.

Martina está en el hospital regional de Torrette de Ancona, donde están valorando las heridas sufridas al recibir los golpes de los cascotes, mientras que su marido se encuentra en el hospital de Ascoli pero su estado no es grave.

La familia se encuentra destrozada. El abuelo de la niña ha contado a la agencia de noticias italiana ANSA que tras el seísmo fue el primero en ponerse a excavar en la casa. "No me dejaban pasar porque era muy peligroso pero no me importaba nada. Desafortunadamente no hemos podido hacer nada por revivir a nuestra pequeña", ha concluído, desesperado.

Otros finales trágicos

En Accumoli una familia entera ha fallecido. Guiados por los perros, la policía ha excavado en los escombros y ha encontrado a un niño de ocho años que más tarde murió en la ambulancia. Transcurrido pocos minutos se sacó al padre y a la madre del niño que estaban abrazados pero ya estaban muertos.

Las últimas esperanzas de encontrar vivo al segundo hijo de la familia, de de ocho años, se desvanecieron cuando, quitando los cascotes de enmedio, encontraron su cuerpo también sin vida. Vivían en un edificio al lado de la iglesia que se ha derrumbado por completo.

En Amatrice, el trágico destino también ha golpeado a una familia con dos gemelos de seis años. Simón ha sido rescatado con vida pero presentaba un grave estado de salud. Pocos minutos después pudieron encontrar al hermano pero éste ya había fallecido.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios