partidarios de hizmet en madrid

Hablan los seguidores de Gülen en España: "Erdogan es un maestro del islam emocional"

Erdogan les acusa de terrorismo y de estar detrás del golpe de Estado. Ellos sugieren que el propio Gobierno turco podría haber organizado la asonada para salir reforzado

Foto: Temirjón Temirzoda Naziri. (Casa Turca)
Temirjón Temirzoda Naziri. (Casa Turca)

¿Quiénes son los seguidores de Fethullah Gülen? Según quien responda a la pregunta, el movimiento Hizmet ('servicio' en turco) es definido como una organización terrorista o como una cofradía que promueve la apertura democrática de las sociedades musulmanas.

Sus simpatizantes aseguran que el objetivo principal es moldear una “generación de oro” que abrace el humanismo y la ciencia al mismo tiempo que el islam. Por el contrario, el actual Gobierno turco les acusa de querer desestabilizar el país para hacerse con el poder desde la sombra, utilizando su influencia capilar en todos los estamentos de la sociedad.

[Los interrogantes abiertos de Turquía: ¿ha sido un golpe de Estado o una chapuza?]

A su líder, Gülen, se le atribuye el liderazgo -desde su exilio en Pensilvania (EEUU)- de una multimillonaria red de empresas, medios de comunicación, escuelas y centros educativos repartida por 140 países. Una especie de 'Opus Dei musulmán', como se le ha definido en ocasiones: con una cosmovisión particular, con vocación regeneradora y entrenado para influir y transformar el país desde dentro.

En España, como en la mayoría de los países de Europa, también hay simpatizantes de Gülen. El tayiko Temirjón Temirzoda Naziri es uno de ellos. Tiene 31 años, es doctorando en la Universidad Complutense de Madrid, presidente de Arco Forum y director de Programas Culturales y Cooperación Internacional de la Asociación Hispano Turca y de la Casa Turca, una organización privada situada en la órbita de Gülen.

Temirjón Temirzoda Naziri durante una ceremonia. (Casa Turca)
Temirjón Temirzoda Naziri durante una ceremonia. (Casa Turca)

PREGUNTA. ¿Cómo interpretan el golpe de Estado del viernes? ¿Quién creen que está detrás?

RESPUESTA. No es fácil de explicar. De momento, lo que sabemos es que ha sido mal planificado y aún peor ejecutado, y que no contaba con el beneplácito de un sector fundamental de las Fuerzas Armadas. Cualquier intervención militar en la vida pública es inaceptable, pero todo es muy confuso a día de hoy. Se están produciendo purgas tanto entre los militares como en la judicatura. Es preocupante que casi 3.000 jueces y fiscales hayan sido apartados de sus cargos sin que hasta ahora se haya dado ninguna explicación.

P. Pero el Gobierno turco acusa a Fethullah Gülen de haber organizado el golpe de Estado en Turquía.

R. Fethullah Gülen dijo desde el principio, a través de una declaración en la página de Alliance for Shared Values, que él no tiene nada que ver con lo sucedido. El presidente turco inició hace ya años un proceso de acoso y derribo contra los partidarios de Hizmet, a raíz de varios casos de corrupción muy graves en que cuatro de los ministros de Erdogan, que entonces era primer ministro, fueron acusados por sobornos y malversación de fondos públicos a través de una trama urdida por un empresario de origen iraní, llamado Reza Zarrab, actualmente detenido en los EEUU.

P. ¿Y por eso se criminaliza a Gülen?

R. Esta cuestión fue uno de los detonantes. Antes se había acusado a los partidarios del señor Gülen de estar detrás de las revueltas del Parque Gezi, en mayo de 2013. En diciembre de ese año, Erdogan ya les acusó de golpe de Estado por este asunto de corrupción que comentaba. Pero resulta que hasta ahora no ha presentado prueba alguna de que esto sea cierto. Para Erdogan, Gülen y sus seguidores son 'cabeza de turco' y se les culpa cuando ocurre algo malo, sin que haya ninguna investigación.

P. ¿Teméis que se incremente la persecución contra los simpatizantes de Gülen ahora?

Se están repitiendo los actos de odio contra todos los que han sido simpatizantes de Gülen. Y la gente se lo traga. Es increible tanto odio, es una manipulación. Gülen no está a favor tampoco de manifestarse en las calles ni de ningún tipo de violencia. Han registrado miles de veces los negocios, las escuelas. Y nunca encuentran nada negativo.

Simpatizantes de Fethullah Gülen se manifiestan en Estambul. (EFE)
Simpatizantes de Fethullah Gülen se manifiestan en Estambul. (EFE)

P. ¿Y quién está detrás entonces del golpe de Estado?

R. Es algo malo para todos. Turquía ha tenido demasiados alzamientos en su historia, y yo siempre soy partidario de que el que llegue por las urnas se vaya por las urnas. Pero todo esto tiene un componente de política interna que sin duda alguna va a reforzar al presidente Erdogan, y probablemente lo hará más autoritario aún. Y en política exterior, está por ver qué pasa.

P. Creo que entiendo a lo que se refiere cuando dice que "tiene un componente de política interna". ¿Lo podría  aclarar?

R. Me refiero a que tiene repercusiones para el partido gobernante, que va a beneficiar a Erdogan. Y si le dejas toda la investigación a Erdogan, no va a salir todo a la luz. Hay expertos que insinúan que todo esto podría haber sido una puesta en escena, pero no quiero entrar en eso porque realmente no lo sé. Resulta sospechoso que sin investigar nada, desde el principio, Erdogan ya supiera quién es el culpable. 

P. ¿Cuál es el poder real de Gülen en Turquía? ¿Por qué se marchó del país?

R. Yo creo que Gülen tiene muchos seguidores que le quieren y le estiman, pueden ser millones, y están en todas las capas de la sociedad. Realmente en todas. Desde los más ricos hasta los más pobres, desde un profesor en una escuela corriente hasta en la Administración del Estado. El señor Gülen abandonó Turquía a finales de los noventa hacia EEUU, por problemas de salud. Y hasta hoy no ha regresado.

P. Más allá de su influencia como líder espiritual, ¿tiene un poder económico o político?

R. Su principal ingreso es la venta de sus libros y poco más. No tiene mucho dinero. Pero sus palabras son muy escuchadas. En estos años, el Gobierno ha tomado el control de medios de comunicación críticos, de universidades, colegios, empresas, etcétera. Muchos empresarios muy fuertes se han tenido que escapar a Reino Unido y otros países. La excusa es que pertenecían a la red de Gülen. Se han quedado con su dinero, alegando que están financiando a una organización terrorista. Como le dijo John Kerry a Erdogan cuando pidió la extradición a Turquía: envíame una sola prueba de que es un terrorista y lo haré. Pero no las tienen y por eso no las pueden enviar a EEUU. 

Fethullah Gülen durante una entrevista. (Reuters)
Fethullah Gülen durante una entrevista. (Reuters)

P. ¿Cuántos son exactamente?

R. Es muy difícil saberlo. Hay sociólogos que dicen que somos más de seis millones en todo el mundo. Es difícil porque algunos simpatizan con las ideas sin saber quién es Gülen, como pasa a menudo aquí en España. La parte educativa es muy importante. Hay expertos que hablan de más de 2.000 colegios repartidos por todo el planeta, colegios laicos, no religiosos, donde se hace un gran esfuerzo educativo y se enseña también en inglés.

P. Hay una famosa grabación en la que se escucha cómo Gülen dice a sus seguidores que tienen que infiltrarse en las instituciones para controlar el Estado. ¿Existe esa ambición?

R. Gülen siempre ha aconsejado que la gente justa, profesional, de calidad, no corrupta y con formación adecuada, entrara tanto en las instituciones como en cualquier espacio de servicio público: en la sanidad, la Administración o la abogacía, judicatura... Es decir, el objetivo es que formaran parte de la sociedad. Ese vídeo del que hablas fue grabado hace años. En ese contexto, se estaba hablando de que la gente religiosa formara parte activa de la sociedad, y no solo en las mezquitas. No se trata de infiltrarse, simplemente de participar. 

P. ¿Qué propone Gülen exactamente? ¿En qué consiste su movimiento? Algunos lo comparan con el Opus Dei español

R. Gülen apuesta por un mundo donde haya entendimiento y armonía. Se declara muy activo en el diálogo intercultural y religioso. Ha tenido encuentros con el Papa y otros líderes religiosos. Apuesta por la educación de calidad y anima a que sus seguidores abran colegios por todo el mundo. Colegios laicos, no religiosos. El Opus Dei no lo conozco en profundidad, pero sé que es una organización católica, reconocida por el Vaticano. Hizmet, en principio, tiene una inspiración islámica, pero es apoyado en gran medida por personas de diferentes confesiones, que están de alguna forma involucradas en sus actividades. 

P. ¿En qué consiste su actividad en España? ¿A qué se dedican y cuáles son sus fines/objetivos?

R. Arco Forum, que represento como presidente, tiene como fin la defensa de los derechos humanos, promoviendo la cooperación, la tolerancia, el respeto y el desarrollo intercultural e interreligioso. La otra asociación, en la que soy responsable de actividades culturales, es Casa Turca. No tiene ánimo de lucro, es privada, no gubernamental. Se trata de establecer un puente de diálogo y comprensión entre España y Turquía. Trabajamos desde 2006 en la realización de actividades culturales, artesanales, educativas y económicas que promueven el enriquecimiento cultural. Todo está en nuestra página web.

Simpatizantes del Hizmet, se manifiestan frente a un juzgado en Estambul. (EFE)
Simpatizantes del Hizmet, se manifiestan frente a un juzgado en Estambul. (EFE)

P. ¿Cómo se financian?

R. Existen diferentes fuentes de ingreso: donaciones de socios, convenios con diferentes organizaciones de la diáspora turca... Además, buscamos colaboradores  y patrocinadores puntuales.

P. ¿Cómo valoran la evolución que está teniendo Erdogan en Turquía?

R. Se está produciendo un proceso de islamización política carente de profundidad. Esto implica que Erdogan está utilizando a gran parte de la sociedad para establecer un sistema autoritario, pero manteniendo algunos elementos democráticos, como la celebración de elecciones. En Turquía, no hay una democracia comparable a la de Europa. De hecho, Erdogan controla casi todos los resortes de los medios de comunicación del país, y es un maestro en utilizar un islam emocional que resulta atractivo para la gente. Y puede concentrar el poder aún más tras este triste golpe de Estado.

P. Decía Bernard Lewis que en 10 años Irán será como Turquía y Turquía como Irán. ¿Lo ve exagerado? ¿O se está convirtiendo Turquía en una dictadura islamista?

R. Es interesante esta apreciación de Lewis. Actualmente, vemos en la zona cómo Occidente se está acercando a Irán y parece distanciarse de Turquía, aunque creo que la sociedad turca es lo suficientemente madura como para no despreciar lo mejor de Occidente, como es su sistema de libertades.

P. Sus enemigos les acusan de ser lobos con piel de cordero. ¿Qué responde?

R. Hay todo tipo de acusaciones, incluso se contradicen, dependiendo el idioma en que hablen y ante qué publico. Por un lado, dentro del país dicen que Gülen es agente de la CIA, agente del Mossad, un sionista, etc., para el público turco en los medios turcos. Mientras, en Occidente dicen que es un islamista radical, un terrorista o un golpista, etc. Hay más de 60 libros publicados por Fethullah Gülen, en 20 idiomas, cientos de CD y casetes de sus sermones desde los años sesenta. Está todo al alcance del que lo quiera escuchar.

Acto a favor de Erdogan en Ankara. (Reuters)
Acto a favor de Erdogan en Ankara. (Reuters)

P. Para quienes no hemos escuchado esas cintas ni leído esos libros, ¿cómo lo resume?

R. Invita a ser buenos musulmanes, auténticos, a rechazar todo tipo de violencia, condena cualquier tipo de terrorismo, siempre lo ha hecho con contundencia. Dice que un terrorista no puede ser musulmán y un musulmán no puede ser terrorista. Reitera que puede darse la compatibilidad entre el islam y democracia. Puedes ser musulmán auténtico y tener muy buenas relaciones con todo el mundo. A eso invita Fethullah Gülen.

P. ¿Cómo se produjo la ruptura de Gülen con Erdogan?

R. La ruptura comenzó cuando Erdogan dio muestras de un mayor autoritarismo, sobre todo a partir de su tercera legislatura, y culminó en 2013, cuando estalló el caso de corrupción. La ruptura también vino tras las protestas del Parque Gezi y cuando Erdogan intentaba cerrar las escuelas preparatorias a la universidad en Turquía.

P. ¿Están a favor de que Turquía entre en la UE?

R. Tanto Gülen en sus declaraciones como las organizaciones de la sociedad civil afines siempre han apoyado el proceso de integración en la UE. Yo, personalmente, soy muy partidario de este proceso. Creo en los valores de democracia y libertad fomentados por Europa, es decir, en la defensa de sus valores universales, y así lo hemos demostrado en todo momento a través de las actividades que desarrollamos en las asociaciones arriba mencionadas. Tengo esa convicción. La entrada de Turquía en la UE sería extraordinariamente buena para el continente, así como para Turquía, especialmente para emprender reformas democráticas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios