se le imputan 13 cargos, incluyendo el asesinato

El 'todo o nada' para Artur Segarra: arranca el juicio por el crimen de Bangkok

El único imputado por el asesinato de David Bernat insiste en mantener su silencio, alegando que no sabe nada. Es difícil que le permita salir absuelto, pero tal vez le evite la pena de muerte

Foto: Artur Segarra, a su llegada al tribunal en Bangkok. (EFE)
Artur Segarra, a su llegada al tribunal en Bangkok. (EFE)

En lengua tailandesa, la palabra 'phae' significa cabra. Pero en Bangkok, donde abundan los rascacielos y no las granjas, dicho término no suele referirse a ningún animal, sino a esos cabezas de turco con los que la policía trata de apañar crímenes mediáticos. Porque una parte del pueblo siamés tiene tan poca confianza en su policía que, cuando alguien dice querer ofrecer información a las autoridades sobre un caso en concreto, le avisan de que tenga cuidado. “No vaya a ser que no tengan a quien culpar y se inventen algo para cargártelo a ti”. Lo que podría convertir a cualquiera en 'phae', en cabra, una peculiar manera de traducir la palabra sajona 'scapegoat', que en castellano puede traducirse como 'chivo expiatorio'.

En el mediático caso del asesinato del consultor leridano David Bernat, también se temió que la policía se conformase con cualquiera a quien echar las culpas. Más aun cuando las autoridades, aún con las manos vacías, dijeron nada más aparecer el cuerpo que el caso estaría resuelto en menos de 48 horas. Pasados dos días, no solo no se había aclarado nada, sino que el principal sospechoso, Artur Segarra, había huido a Camboya, y si no fuese por las autoridades del país vecino seguramente nunca hubiera regresado a Tailandia ni se hubiese enfrentado a la justicia.

Este lunes, en el primer día del juicio contra Segarra como único autor del secuestro, robo, asesinato y descuartizamiento de Bernat, muy pocos son los que dudan de su implicación en el caso. El dinero robado a la víctima llegó a las cuentas del sospechoso, quien huyó del país y que además fue la última persona con la que se vio con vida a Bernat. Al menos, según las pruebas aportadas. Sin embargo, entre corrillos y con la boca pequeña, aún son muchos los que creen que hay algo que no encaja. ¿Y si Artur Segarra no actuó solo?

Desde que Segarra fue detenido, la policía tailandesa modificó su versión de los hechos. Ya no era un grupo formado por tailandeses y españoles el que ideó y cometió el crimen, como se estimó al principio, sino que Artur pasó a ser el único sospechoso. Y a partir de ahí, las especulaciones. ¿Es posible que la policía se conformase con Artur Segarra y decidiese olvidar a otros posibles implicados? Fuentes muy cercanas al caso afirman que es probable que las autoridades decidiesen conformarse con un único implicado. Como si fuese un cabeza de turco al que cargarle todo para poder cerrar el caso en un tiempo récord.

El 'todo o nada' para Artur Segarra: arranca el juicio por el crimen de Bangkok

La negación como último recurso

Los tribunales en Tailandia funcionan de manera muy diferente a los de Occidente. Las pruebas que ofrezcan la policía y la defensa son el factor más importante y, en base a ellas, se dicta sentencia. En el caso de Segarra, la propia defensa ha argumentado que las autoridades no tienen nada para incriminarle. La causa de la muerte, según la autopsia, fue desconocida. El arma homicida nunca apareció y las cámaras de seguridad que podían haber certificado si Segarra estaba solo con Bernat en el lugar donde presuntamente murió no grabaron nada.

En Occidente, la insuficiencia de pruebas serviría para que Segarra saliese inocente, al menos, del delito de asesinato. Pero en Tailandia eso dependerá del juez, y a lo que se enfrenta el acusado es a la pena de muerte, ya que no ha querido colaborar.

Precisamente, el silencio ha sido la estrategia de Artur Segarra. Afectado, asustado y muy solo, se aferra a la que, para él, es su única posibilidad. Manifestar que él no mató a Bernat y que no sabe nada. En el primer día de juicio, ha llegado a negar incluso los cargos por robo. Y la defensa -que de momento no ha ganado dinero con este caso- tiene el mismo plan. Apostar por la insuficiencia de pruebas.

¿Puede salir ileso? Será muy difícil. Su estrategia tiene pocas opciones, ya que la policía necesita culpar a alguien y Segarra es el monstruo perfecto de cara al público. Su abogado, Worasit Piriyawiboon, ve muy difícil que su cliente gane el juicio. Y aunque pueda pensar que una persona sola no pudo realizar un crimen así, asegura que su trabajo es insistir en que no hay pruebas suficientes.

Agentes de policía, en el lugar donde fue descubierto parte del cadáver descuartizado de David Bernat, en febrero de 2016. (EFE)
Agentes de policía, en el lugar donde fue descubierto parte del cadáver descuartizado de David Bernat, en febrero de 2016. (EFE)

Pena de muerte

Entre la comunidad española en Bangkok, hay disparidad de opiniones. Prácticamente todos creen que Segarra estuvo implicado en el caso y que ha de pagar al menos con la cárcel. También los hay que opinan que Artur no pudo actuar en solitario y se resignan a que lo más probable sea que no aparezcan el resto de implicados, si es que los hay. Sobre todo si fuesen tailandeses.

La policía tailandesa tiene fama de defender celosamente a sus ciudadanos nacionales ante el asesinato de un extranjero. En muchas ocasiones, si aparece un sospechoso de otro país, les basta para mostrar, de cara al mundo, que quienes atentan en su país vienen de fuera. Precisamente, cuando algún periodista tailandés pregunta a las autoridades si han vuelto a conformarse con otro cabeza de turco en algún caso internacional, con otro 'phae', los agentes suelen alegar a su nacionalidad. “¿Acaso no eres tailandés? ¿Por qué dudas del trabajo de la policía tailandesa?”, han llegado a decir en público los máximos responsables policiales a varios reporteros.

Con Artur Segarra, la policía quiere sacar pecho y mostrar fortaleza. No dudan de que Segarra estuvo implicado y que su implicación es fácilmente demostrable. Y eso juega en su favor, tras haber sido cuestionados en dos casos internacionales y muy mediáticos de los últimos dos años. El asesinato de dos turistas ingleses en Koh Tao y el atentado de Erawan hace casi un año.

La policía va a ir a por todas en el juicio contra Artur Segarra. Sin contar con más implicados, cerrando así otras hipótesis. El español de Tarrassa es su único sospechoso y piden pena de muerte contra él.

¿Será ejecutado en caso de que le carguen con la pena máxima? No sería lo habitual. Tailandia lleva muchos años sin ejecutar a nadie y los extranjeros que fueron sentenciados a muerte vieron cómo les perdonaban la condena antes de que llegase el día de su ajusticiamiento.

Sin embargo, todo apunta a que será casi imposible que pueda esquivar ser condenado. Y a menos que el juicio dé un giro inesperado, no se espera que Segarra delate a sus cómplices, si es que los hubo. Nadie sabe qué ocurrió en la habitación en la que murió David Bernat, pero la implicación de Segarra será muy difícil de negar. Y a la policía y a buena parte de la opinión pública ya le parece suficiente para que sea condenado.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios