"estoy llamándola, pero no obtengo respuesta"

Así sonaba el rifle AR-15 dentro del club Pulse: una víctima lo grabó con Snapchat

Amanda Alvear estaba retransmitiendo un vídeo para sus amigos cuando comenzaron los disparos que terminaron con su vida

Foto: Amanda Alvear, en el momento en que comenzaron los disparos en el club Pulse
Amanda Alvear, en el momento en que comenzaron los disparos en el club Pulse

Su nombre, Amanda Alvear, aparece en la lista de fallecidos tras el tiroteo de Orlando. El responsable de que esta joven haya muerto se llama Omar Mateen, un homófobo de origen afgano que adquirió el rifle AR-15 (más fácil de comprar que un iPhone) con el que perpetró la matanza sin ninguna traba legal. La misma arma cuyos disparos registró Amanda, quien de la manera más inocente proporcionó una prueba sonora del terror que se vivió en el club Pulse cuando comenzó la masacre: estaba grabando un vídeo para sus amigos a través de Snapchat.

 

Aunque Amanda resultó muerta durante el tiroteo, uno de sus allegados compartió en Facebook la grabación de la víctima con la intención de que alguien reconociera a su amiga y le dijera si estaba a salvo. “Estoy llamándola y mandándole mensajes, pero no obtengo respuesta”, comentaba el usuario apodado Stichs Nbc después de colgar el vídeo donde se veía a Alvear hablando a cámara antes de cortar bruscamente la grabación en cuanto escucha los disparos. Poco tiempo más tarde, Nbc conoció la noticia de que Alvear había perdido la vida.

[Lea aquí: Stanley, Luis, Juan, Amanda, Eric... las víctimas del tiroteo de Orlando]

Lo último que supo Brian Alvear de su hermana Amanda es que estaba escondida en el cuarto de baño. Amigas desde hace años, ambas acudieron a la fiesta latina del Pulse junto a otro grupo. Desaparecidas desde que comenzara el tiroteo, las dos familias mantenían la esperanza de que hubieran logrado escapar. Sin embargo, las autoridades de Florida han incluido sus nombres en la lista oficial de fallecidos.

Siguen ingresados 43 de los 53 heridos

Un total de 43 de las 53 personas que resultaron heridas en la discoteca gay Pulse, donde otras 49 murieron, siguen hospitalizadas, informaron este lunes fuentes médicas. La organización médica sin ánimo de lucro Orlando Health, propietaria del Centro Médico Regional, cercano al club nocturno y donde fueron trasladados los heridos, dice en sus cuentas de redes sociales que ayer siguieron con intervenciones quirúrgicas hasta la noche.

[Los gays no pueden donar sangre porque la ley se lo impide]

Hasta el momento, se ha facilitado la identidad de 26 de los fallecidos, de los que el más joven es Luis Omar Ocasio-Capo, de 20 años, mientras que la de mayor edad es Franky Jimmy Dejesus Velázquez, de 50; 22 de las víctimas son de origen latino, por lo que se confirma hasta ahora que eran hispanos buena parte de los asistentes a la Noche Latina que organizó en la noche del sábado la discoteca Pulse, frecuentada por homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios