Trump promete suspender la inmigración de zonas del mundo con terrorismo
  1. Mundo
"JAMÁS PROHIBIRÉ LAS ARMAS DE ASALTO"

Trump promete suspender la inmigración de zonas del mundo con terrorismo

El virtual candidato republicano prometió hoy que, si llega a la Casa Blanca, suspenderá en el país la inmigración procedente de zonas con un historial probado de terrorismo

Foto: Trump promete suspender la inmigración de zonas del mundo con terrorismo
Trump promete suspender la inmigración de zonas del mundo con terrorismo

El virtual candidato republicano a la Presidencia de EEUU, Donald Trump, prometió hoy que, si llega a la Casa Blanca, suspenderá en el país la inmigración procedente de zonas con un historial probado de terrorismo. "Suspenderé la inmigración de áreas del mundo donde hay una historia probada de terrorismo", afirmó Trump en un discurso pronunciado en Manchester, en el estado de Nuevo Hampshire. El magnate se refirió a ese asunto al comentar la matanza en un club frecuentado por gais enOrlando, llevado a cabo supuestamente por un estadounidense de origen afgano que mató a 49 personas y al que mató la policía.

"Jamás prohibiré las armas de asalto"

Ahora que el peor tiroteo de la historia de EEUU ha reavivado el debate sobre las armas en plena campaña electoral, Trump ha dicho que nunca prohibiría la compraventa de rifles de asalto porque ya hay "millones" de armas en circulación y "la gente necesita protección". El magnate ha hablado durante el programa "Today", que analizaba el ataque contra el club gay en Orlando, cuando le ha preguntado si considera necesario prohibir las armas de gran calibre. La respuesta de Trump fue tajante: "De ninguna manera".

"Hay millones y millones (de armas) ahí fuera, millones y millones, así que estas armas ya existen. La gente necesita protección. Tienen que defenderse. Para que los malos no tengan rifles de asalto y la gente que intentaprotegerse no tenga que hacerles frente con una pistola BB".

La declaración del candidato republicano representa un giro completo a su posición sobre las armas de asalto. En su libro publicado en el año 2000, The America we deserve, el magnate afirmó que, aunque se oponepor lo general al control sobre las armas, sí "apoyo que se prohíban las armas de asalto" y "una ligera ampliación del periodo de espera para comprar una pistola", según señala Politifact.

El fusil de asalto AR-15, usado en la masacre de Orlando, es el arma favorita de los asesinos en masa de Estados Unidos. Fue utilizado en el ataque de San Bernardino, California, el pasado diciembre, cuando una pareja de islamistas radicales mataron a 14 personas. Y en un centro de estudios de Oregon, el mes anterior. 10 muertos. Y en la masacre del colegio Sandy Hook, en 2012, cuando un adolescente mató con él a 26 personas, 20 de ellas niños. Ese mismo año se había usado para acribillar a 12 personas en un cine de Colorado. Es un fusil de asalto ligero, hecho de plástico y aluminio, que puede ser automático o semiautomático y tener varios calibres e infinitos accesorios. Es la “versión civil” (usada para autodefensa, entrenamiento, caza o deporte) del popular M-16, la alternativa americana al temido AK-47 soviético, certero y fácil de manejar.

'Tenemos que mirar a las mezquitas, tenemos que mirar a la comunidad (musulmana) (...) Y, créeme, la comunidad conoce a las personas que tienen el potencial de explotar', agregó el magnate

El tiroteo más mortífero en la historia del país y la mayor matanza desde el 11-S encaja con los temores que ensombrecen esta campaña electoral. Lo que en la jerga política americana se llama la “sorpresa de octubre”, un vuelco inesperado capaz de trastornar el resultado electoral. Aunque aún sea pronto para juzgar, este año la 'sorpresa' ha podido llegar cuatro meses antes en forma de miedo, la especialidad de Trump. El antiguo embajador de Israel en EEUU, Michael Oren, ha dicho que si “el motivo [del ataque] es el islam yihadista, beneficiará a Donald Trump. Saldrá enormemente reforzado”. Durante su campaña, el candidato ha sido acusado de islamófobo por proponer vigilar las mezquitas de EEUU y prohibir la entrada al país a personas de fe musulmana. Ha dado voz a historias apócrifas sobre musulmanes supuestamente celebrando el 11-S en Nueva Jersey o soldados americanos matando a islamistas radicales con balas mojadas en sangre de cerdo.

Trump también cargó ayer con todo contra el presidente Barack Obama y la potencial candidata demócrata, Hillary Clinton, este domingo al afirmar que el liderato del país es "débil e inefectivo" y exigir a Obama y Clinton que utilizasen las palabras "terrorismo radical islámico".

Clinton ha replicado hoy al insistir en restablecer la prohibición de la venta de armas de asalto, como la utilizada por el presunto autor de la masacre. "Si alguien está siendo investigado por el FBI, simplemente no debería poder comprar un arma (...) Si eres demasiado peligroso para montar en un avión, eres demasiado peligroso como para comprar un arma en Estados Unidos", alertó la exprimera dama, que al principio de la alocución dejó claro que "hoy no es día para la política", y en ningún momento citó a su rival republicano.

"Miles" de musulmanes de EEUU son "radicales"

El virtual candidato republicano a la Presidencia de EEUU también urgió este lunesa mejorar la inteligencia para detectar a los "enfermos de odio", a aquellos que han nacido en el país y se han radicalizado, y dijo que la comunidad musulmana debe hacer más para facilitar información. Trump realizó varias entrevistas telefónicas con las principales cadenas de televisión para hablar de sus propuestas ante la matanza del fin de semana.

"Necesitamos una inteligencia mucho mejor para recopilar información" sobre los "miles" de musulmanes nacidos en EEUU que se han "radicalizado", comentó Trump a la cadena CNN. "Tenemos que mirar a las mezquitas, tenemos que mirar a la comunidad (musulmana) (...) Y, créeme, la comunidad conoce a las personas que tienen el potencial de explotar", agregó el magnate.

En otra entrevista, en este caso con la cadena ABC, Trump dijo que hay que evitar que entren al país personas con el mismo odio "o peor" que el del presunto autor de la masacre de Orlando, Omar Seddique Mateen, un estadounidense de origen afgano de 29 años. "Tenemos que tener una prohibición para las personas que vienen de Siria, de diferentes partes del mundo con esa filosofía", precisó el candidato republicano.

Tiroteo en Orlando Gobierno de Donald Trump Yihadismo Estado Islámico
El redactor recomienda