EL ATACANTE ESTUVO EN "EL RADAR" DEL FBI

Obama afirma que cobra fuerza la teoría de un 'lobo solitario'

El presidente ha asegurado que no existen pruebas para afirmar que la matanza estuviera dirigida por extremistas ni que formara parte de un plan terrorista de mayor escala

Foto: Investigadores trabajan en la escena del ataque contra un club gay en Orlando, Florida (Reuters).
Investigadores trabajan en la escena del ataque contra un club gay en Orlando, Florida (Reuters).

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado que no existen pruebas claras para afirmar que la matanza de Orlando, en Florida, estuviera "dirigida" por extremistas ni que formara parte de un plan terrorista de mayor escala. "Parece que se trata de un extremista de este país", dijo Obama, quien añadió que el atacante, Omar Mateen, "se inspiró en diversa información muy extremista que estaba diseminada en Internet".

[Sigue en directo las novedades informativas del tiroteo de Orlando]

"Por ahora no vemos evidencias claras de que (el ataque) fuese dirigido desde el exterior", señaló, añadiendo que "no hay pruebas directas de que formara parte de un plan terrorista". El presidente hizo su declaración tras reunirse con su equipo de seguridad nacional en la Casa Blanca para conocer los últimos avances en la investigación de la matanza, en la que murieron 50 personas, entre ellas el autor de los hechos, abatido por la policía. Obama añadió que el FBI ha hecho "un buen trabajo" pero que prevenir ataques de 'lobos solitarios' radicalizados a través de internet es "uno de los mayores retos a los que nos vamos a enfrentar".

'Pensamos que es terrorismo e ignoramos el problema que tenemos con las armas. Tenemos que ir tras las organizaciones terroristas, pero también tenemos que asegurarnos de que a esta gente no le resulta fácil obtener este tipo de armas', aseveró Obama"Aunque luchemos contra el Estado Islámico y otras organizaciones extremistas en el extranjero, e interrumpamos complots (terroristas), uno de los mayores retos que vamos a tener es esta propaganda que llega a individuos que terminan motivados para entrar en acción", consideró. En este sentido, Obama mostró su preocupación por el problema añadido de que estas personas radicalizadas tengan "un acceso fácil" a "armas muy poderosas", como las empleadas por el autor de la matanza. Horas antes, el candidato republicano Donald Trump ha dicho que nunca prohibiría la venta de rifles de asalto porque ya hay "millones" de armas en circulación y "la gente necesita protección".

"Pensamos que es terrorismo e ignoramos el problema que tenemos con las armas. Tenemos que ir tras las organizaciones terroristas y extremistas, pero también tenemos que asegurarnos de que a esta gente no le resulta fácil obtener este tipo de armas", aseveró Obama. 

Sus palabras se suman a las declaraciones del director del FBI. “No tenemos ningún indicio que confirme que (el tiroteo) se ha dirigido desde fuera de los Estados Unidos, ni por algún tipo de organización”, ha dicho James Comey. Aún así, ha confirmado que “el asesino era un individuo radicalizado inspirado por un grupo terrorista extranjero” y que llegó a llamar hasta tres veces al 911 para declarar su lealtad al ISIS mientras ejecutaba la operación. El jefe del FBI ha revelado que la investigación se centra en el análisis de los aparatos electrónicos de Omar Matin, “para comprender su trayectoria así como si alguien más está involucrado”.

Según ha explicado Comey en una rueda de prensa, el FBI centró su atención en Omar Mateen en mayo de 2013. El asaltante de Orlando trabajaba como vigilante de seguridad en un tribunal, cuando hizo una serie de declaraciones provocadoras y contradictorias, “dijo que estaba conectado con Al Qaeda, y después, con Hezbollah, que es una organización chií que ha combatido contra el Estado Islámico”. En uno de los dos interrogatorios que realizó el FBI, Matin admitió los comentarios pero afirmó que los había hecho porque sus compañeros le discriminaban por ser musulmán.

En "el radar" de la policía

A las pocas horas del ataque contra el club gay Pulse de Orlando, el FBI confirmó que Omar Sediq Mateen había estado en “el radar” del departamento de policía entre el año 2013 y 2014 por los “vínculos terroristas” que mantuvo en el pasado. Matin, que nació en Nueva York hace 29 años y era hijo de inmigrantes afganos, había establecido comunicación con el primer yihadista suicida americano en inmolarse en Siria. Munir Abu Salha, también de Florida, viajó a Siria en 2014 para unirse a la filial de Al Qaeda en Siria, Jabhat al Nusra, para quienes llevó a cabo una operación suicida. Sin embargo, la policía norteamericana no obtuvo suficientes pruebas para incrimar a Omar Mateen y clasificó su investigación en 2014.

El autor del peor atentado terrorista en territorio americano desde el 11-S trabajaba como vigilante de seguridad para la compañía G4S, que se ocupa de la protección de varios edificios federales. Ningún miembro de su familia, ni siquiera su exmujer, lo ha definido como un individuo religioso sino como alguien que odiaba a los homosexuales e, incluso, como una persona “con un trastorno bipolar”, ha declarado Nur Salman, que sufrió maltrato y abusos durante el matrimonio. El padre, que recibió una visita de su hijo el día antes del tiroteo, ha explicado a CNN que “la religión y el islam no tienen nada que ver con esto”, y que su hijo no era un muchacho excesivamente religioso, “ni siquiera nunca se dejó crecer la barba”.

Sin embargo, el mismo día de la masacre, la agencia de noticias del ISIS, Amaq, emitía un comunicado en el que se atribuía la autoría del tiroteo: “El ataque contra un club nocturno de homosexuales en Orlando, Florida, que ha dejado más de 100 muertos y heridos ha sido llevado a cabo por un combatiente del Estado Islámico”. La radio del ISIS, Al Bayan, describe a Matin como “uno de nuestros soldados del Califato de América”, según el análisis del portal de inteligencia Intel Site. Pero los expertos perciben novedades semánticas en el comunicado, en el término “homosexual”, así como en el “combatiente del Estado Islámico”, que hacen pensar que éste no es un atentado propiamente lanzado por el grupo terrorista.

"Esta es la clave de la investigación"

“Esta es la clave de la investigación”, ha señalado Arthur Roderick, analista de seguridad, a CNN, “si ha sido un ataque dirigido por ISIS o simplemente inspirado por ellos”. En cualquier caso, la policía está ahora registrando la casa de Omar Matin, especialmente las comunicaciones que mantuvo en las últimas semanas a través de email o de las redes sociales. Éstas serán determinantes para saber cuál es exactamente la responsabilidad de ISIS, si éste es un “ataque doméstico o internacional”, indica Roderick, si Omar Matin recibió algún tipo de órdenes y entrenamiento o se radicalizó a través de Internet, como un lobo solitario, sin confesar a nadie sus verdaderas intenciones.

'No es imprescindible viajar a Siria o Irak para alcanzar la destreza que ha demostrado en el uso de armas', afirma Manuel R. Torres, experto en Ciberterrorismo, 'siendo guarda de seguridad ha podido acudir sin limitaciones a campos de tiro legales de EEUU y acumular cientos de horas disparando a blancos'No es imprescindible viajar a Siria o Irak para alcanzar la destreza que ha demostrado en el uso de armas”, afirma a El Confidencial Manuel R. Torres, experto en Ciberterrorismo, “siendo guarda de seguridad ha podido acudir sin limitaciones a campos de tiro legales de EEUU y acumular cientos de horas disparando a blancos”. En Estados Unidos, a diferencia de Europa, éste parece ser ser el modus operandi del nuevo terrorismo global. Un terrorismo cometido por individuos radicalizados a través de las redes sociales, donde la propaganda yihadista ha ganado terreno, con acceso y licencia de armamento.

Torres insiste en que, aunque la reivindicación de Daesh puede parecer oportunista, o “a partir de contactos indirectos”, no deberíamos desestimar el vínculo con ISIS. “Lo que está claro es que hasta el momento Daesh no ha jugado la carta de atribuirse como propios actos de otros. De hecho, ha sido un grupo muy conservador en ese aspecto, y creo que hay que dar crédito a un nivel de vinculación (aunque sea ideológica) con este grupo”, recuerda Torres. “Aunque la estabilidad mental juega un importante papel en la determinación terrorista de una persona, tampoco debemos menospreciar el papel de la radicalización religiosa como activador de una conducta violenta que estaba latente en esa persona”.

Por otra parte, Omar Mateen podría haber seguido órdenes generales, en lugar de un mandato concreto. El pasado 21 de mayo, en un comunicado de audio, el portavoz del Estado Islámico, Abu Mohamed al Adnani, llamaba a todos los musulmanes del mundo, también a los residentes en Estados Unidos, a llevar a cabo ataques contra “los cruzados y los judíos” durante el mes de Ramadán. “Preparaos y estaD dispuestos… para hacer de éste un mes de calamidad para los no creyentes… especialmente los combatientes y los simpatizantes en Europa y América”, instaba el mensaje.

El atentado de Orlando se produce, además, en uno de los peores momentos del grupo yihadista. Daesh se enfrenta a varias ofensivas, en las que está perdiendo territorio, tanto en Siria como en Irak. La ofensiva de Manbij, Siria, en la que las Fuerzas Democráticas Sirias quieren cortar la última vía de suministro que Daesh tiene con Turquía, así como la operación sobre Faluya, en Irak. El tiroteo del club gay en Florida formaría parte de la estrategia de ISIS en la que, cuando pierden territorio en Oriente Medio, como ha ocurrido en atentados anteriores, lanzan una acción en Occidente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios