Venezuela invita a Podemos a que explique su financiación con Albert Rivera como testigo
  1. Mundo
"Menos mal que he venido", ha afirmado

Venezuela invita a Podemos a que explique su financiación con Albert Rivera como testigo

El líder de Ciudadanos realiza una dura intervención contra el Gobierno de Nicolás Maduro, asegurando que habría preferido venir en otro momento "sin presos políticos"

Foto: Albert Rivera a su llegada al aeropuerto. (Efe)
Albert Rivera a su llegada al aeropuerto. (Efe)

La expectación con la que la oposición venezolana aguardaba a Albert Rivera, líder de Ciudadanos, se ha visto recompensada. El político ha hablado hoy en el Salón Francisco de Miranda de la Asamblea Nacional de Venezuela, en una intervención muy crítica con el actual Gobierno de Nicolás Maduro. "En está Asamblea reside la soberanía de los venezolanos, parece una obviedad, pero en este país no lo es", ha dicho el líder de Ciudadanos. "¿Quién teme a las urnas en el pueblo venezolano?", ha recalcado.

Albert Rivera en Venezuela: “Tiendo la mano al Gobierno actual”

"Menos mal que he venido. Estoy en el lugar correcto", ha afirmado, asegurando que "lo que está pasando aquí es algo ante lo que nadie puede permanecer impasible". Rivera ha indicado que preferiría haber venido en otro momento, “ mejor para Venezuela, con prosperidad económica, sin presos políticos”. El político también se ha defendido de las acusasiones de injerencia: "El enemigo del pueblo venezolano no es el pueblo español, no es el venezolano, es el hambre, la inseguridad", para culminar con un "¡Viva España y viva Venezuela!".

El Parlamento quiere que Podemos declare

La Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), controlada por la oposición al Gobierno, informó que citará a diputados de Podemos para que informen sobre supuestos dineros recibidos del Gobierno de Venezuela. "Queremos pedirle al próximo diputado que va a hablar (Freddy Guevera, presidente de la Comisión de Contraloría de la AN,) que por favor en su comisión (...) cite a los diputados de Podemos para que puedan informar sobre los dineros que han recibido de los fondos públicos", dijo el diputado opositor venezolano Luis Florido.

Florido hizo su declaración en una sesión especial de la Comisión de Política Exterior de la AN en la que intervino también Rivera. Guevara, por su parte, señaló que la comisión que preside "está muy interesada en poder contar con la colaboración, no solamente del Congreso español, sino también de las autoridades españolas para poder encontrar precisamente donde está ese dinero que se dice que se envió al financiamiento (...) de Podemos", dijo. Asimismo han sido llamados en calidad de invitados diputados del PP y del PSOE.

Desde que la oposición venezolana asumió el Legislativo el pasado mes de enero, ha impulsado varias denuncias e investigaciones sobre una supuesta financiación del Gobierno chavista a la organización española Podemos. La comisión de Política Exterior del Parlamento aprobó en enero la formación de una comisión para investigar la supuesta financiación del Gobierno de Venezuela al partido político español Podemos, sin que se conozcan los avances de el grupo de trabajo.

En ese momento la comisión quedó formada por tres diputados, todos opositores, después de que el chavismo se negara a integrarse en el grupo de trabajo. Los dirigentes de Podemos han negado en varias ocasiones la existencia de financiación ilegal del partido mediante aportaciones económicas de Venezuela o Irán, y han instado a que se investiguen a fondo sus finanzas.

Recibido como una estrella

A su llegada al Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar, Rivera había sido recibido como si fuese el último hito de las revistas del papel couché, como a una rock star de la política. Tuvo que pedir calma y silencio a las decenas de periodistas que se agolpaban y gritaban para capturar sus primeros minutos y sus primeras declaraciones en Venezuela. Como anfitriona en la recepción, alguien acostumbrada a los flashes, Lilian Tintori, la esposa del político Leopoldo López, quien tras fundirse en un abrazo con el candidato le dijo “mira, saluda, estamos saliendo en Periscope”.

Llegada de Albert Rivera

Desde las 6 de la tarde (hora de Caracas), la prensa esperaba la llegada de un nuevo dirigente español a tierra bolivariana, la segunda en menos de 10 días. El vuelo llegó con retraso de casi hora y media y en ese lapso la apuesta más reñida era si le iban a dejar pasar o no. Entretuvieron a Rivera algo más en el control de migración, pero lo trataron “con total normalidad, nada que decir distinto de cualquier otro aeropuerto”.

La semana pasada, el diputado del PSUV (partido de Gobierno) Diosdado Cabello, advirtió que no se le iba a dejar pasar. El guión se repite cada vez que algún representante de la política internacional viene: se amenaza con que no lo dejarán entrar, lo dejan entrar, declara dentro del país y, una vez se ha ido, lo tachan de injerencista a la vez que dicen que en el país hay libertad de expresión

Rivera viene invitado por la Asamblea Nacional (parlamento), de mayoría opositora desde las pasadas elecciones del 6 de diciembre. Viene “a colaborar con la democracia, a que se inicie un diálogo efectivo para que se acabe la crisis humanitaria que vive el país”. Frente a los medios, repitió insistentemente la palabra “diálogo”, no descartó encontrarse con miembros del Gobierno de Nicolás Maduro si así lo quisieran.

Matizó que aunque sus votantes “y la mayoría de los políticos (en España) salvo Podemos, por motivos obvios, estamos de acuerdo en ayudar al diálogo y dar una solución”, el problema que afronta el país, de crisis política, económica y social, es algo de “deben solucionar los venezolanos entre ellos”.

Entre la agenda inmediata, una cena en la casa de Lilian Tintori y familia. También se espera que se reúna con Henrique Capriles y con los familiares de los presos políticos, tema central de su visita. Como ya es habitual entre los políticos que llegan Venezuela invitados por la oposición, tratará de ver a Leopoldo López en la cárcel de Ramos Verde. Es probable que aquí también se repita el guión y, tras llegar a las medianías del centro, no lo dejen pasar más allá.

Albert Rivera es el tercer político español, junto con los ex presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, que llega a Venezuela para “solucionar”. Lo hace apenas un mes antes de las nuevas elecciones en España. Ante los flashes de la prensa venezolana, Rivera cerró su declaración: “No hay que buscar enemigos externos cuando uno tiene problemas internos”. Se refería a Maduro y sus ataques al presidente Mariano Rajoy.

Prensa Leopoldo López Ciudadanos
El redactor recomienda