DILMA, APARTADA DEL CARGO durante tres meses

Rousseff disuelve su Gobierno tras ser apartada del cargo por el Senado

55 de los 81 senadores han votado a favor del juicio político contra la Presidente de Brasil, para que pueda ser juzgada por presuntas maniobras fiscales irregulares por motivos electorales

Foto:  La presidenta brasileña Dilma Rousseff. (Efe)
La presidenta brasileña Dilma Rousseff. (Efe)

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, disolvió hoy su Gobierno tras ser separada del cargo por el Senado para responder a un juicio político, mediante un decreto publicado en el Diario Oficial en el que destituye a todos sus ministros y asesores. El Senado de Brasil aprobó hoy someter a un juicio político a  la presidenta del país y la apartó del cargo por un periodo de hasta 180 días, tiempo máximo para que concluya el proceso y en el que será sustituida por su vicepresidente, Michel Temer. En la votación, que se produjo después de una sesión continua de 20 horas y media de duración, 55 senadores se pronunciaron a favor del juicio político y 22 votaron en contra. "Lo que más duele es la traición y la injusticia". Con estas palabras Dilma Rousseff se despidió de miles de simpatizantes en las puertas del Palacio de Planalto, sede del Gobierno brasileño

Rousseff disuelve su Gobierno tras ser apartada del cargo por el Senado

El resultado no ha sido ninguna sorpresa: la medida sólo requería que más de la mitad de los 81 integrantes de la Cámara alta, un total de 41, votasen a favor, y ese era el número de senadores que, a primera hora de esta mañana, se habían declarado ya partidarios del 'impeachment' en sus discursos. El vicepresidente Temer deberá ahora completar el mandato presidencial que concluye el 1 de enero de 2019.

La sesión del Senado se inició a las 10.00 hora local (13.00 GMT) del miércoles y se inscribieron para hablar 71 de los 81 senadores, todos ellos con quince minutos de tiempo. El senador que, con su discurso, inclinó la balanza hacia el llamado "impeachment" fue Blairo Maggi, quien aseguró que ha recibido la invitación de Temer de asumir a partir de hoy el Ministerio de Agricultura.  Los pocos senadores que arroparon a Rousseff insistieron en la tesis de que en Brasil está en marcha un "golpe contra la democracia", a pesar de este miércoles el Tribunal Supremo avaló el proceso al negar un último recurso presentado por la Abogacía del Estado.

Protestas a las puertas del Senado. (Efe)
Protestas a las puertas del Senado. (Efe)

Las acusaciones contra Rousseff se fundamentan en unas maniobras fiscales irregulares en las que el Gobierno incurrió en 2014 y 2015 a fin de maquillar sus resultados, que incluyeron la omisión de multimillonarias deudas con la banca pública.  No obstante, muchos de los senadores que votaron a favor alegaron otros motivos: el gigantesco caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, la grave crisis económica que atraviesa el país o que Rousseff haya faltado a sus promesas de campaña.

El único que no aclaró su posición en su discurso fue Fernando Collor de Mello, quien renunció a la Presidencia de Brasil en 1992 cuando se enfrentaba un proceso de destitución similar, aunque fue muy crítico con la gestión de Rousseff. 

"Un golpe de Estado"

En su primera comparecencia ante los medios, Rousseff ha declarado que "siente el dolor indecible de la injusticia" y afirma que "nunca" pensó que tendría que luchar contra "un golpe de Estado en nuestro país".

"Mi Gobierno ha sido objeto de un sabotaje", señaló ante la prensa. En su opinión, lo que está en juego "es el respeto a las urnas, a la voluntad de los brasileños".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios