el csu le da 14 días para que cambie su política

Los socios de Merkel exigen el cierre de las fronteras si siguen llegando refugiados

Sus socios del CSU aprovechan el bajo apoyo a Merkel para mover los hilos "para mantener alejados a los refugiados" asegurando que "Alemania no puede asumir más de 200.000 inmigrantes al año"

Foto: Pancanta con la frase refugiados no bienvenidos durante una manifestación islamófoba en Alemania. (Efe)
Pancanta con la frase "refugiados no bienvenidos" durante una manifestación islamófoba en Alemania. (Efe)

Cuando el apoyo popular de la canciller Angela Merkel está en su nivel más bajo desde las elecciones legislativas de 2013, los socios del Gobierno alemán mueven los hilos para un posible cierre de fronteras "para mantener alejados a los refugiados". Así lo ha confirmado este martes el ministro de Transportes, Alexander Dobrint, que ha exigido a Merkel un cambio de rumbo en su política de asilo advirtiendo de que Alemania no puede mostrar más al mundo "su cara amable" si el número de refugiados no disminuye "pronto".

"Hay que estar preparados porque no podemos evitar el cierre de las fronteras", ha dicho al diario 'Muenchner Merker' no solo a la canciller alemana sino también al resto de países de tránsito en la ruta que siguen los refugiados, a los que insta a llegar a un acuerdo "con urgencia". Dobrint pertenece al partido Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) -hermanado por la CDU de Merkel- que es, precisamente, el que ha aumentado en los últimos meses la presión sobre la canciller sobre si política de puertas abiertas a los refugiados facilitando la entrada a Alemania de 1,1 millones de migrantes solo en 2015.

De hecho, el ministro de Transportes va a más y llega incluso a acusar a la Unión Europea de dejar sola a Alemania en el tema de los refugiados insistiendo en que existe un "pacto" contra Alemania por parte de países no comprometidos en ayudar a los migrantes sin precisar cuáles son. 

Refugiados llegando a la ciudad alemana de Passau. (Efe)
Refugiados llegando a la ciudad alemana de Passau. (Efe)

Merkel se mantiene firme en su política

Las palabras del ministro alemán llegan dos días después de que el líder de CSU, Horst Seehofer, confirmara en una entrevista en 'Der Spiegel' que su formación ha enviado al Gobierno de Angela Merkel una solicitud por escrito para "restablecer legalmente las fronteras" en un plazo máximo de dos semanas y estabecer un tope de refugiados antes de acudir a los tribunales. En eel texto, el CSU afirma que "Alemania no puede asumir más de 200.000 inmigrantes al año, sean refugiados de guerra o solicitantes de asilo" y que su llegada provoca "desesperación e ira en los ciudadanos". Los ánimos entre la población están peor que nunca", apuntan.

Precisamente, las quejas llegan desde la región alemana de Baviera, punto de entrada de la mayoría de los refugiados que llegan desde Turquía y Grecia procedecentes de países como Siria. Ante esto, la cúpula de CDU ya ha avisado a los críticos que hay entre sus filas y a la CSU de que mantuvieran "la boca cerrada" y se dedicaran a trabajar dejando claro que Merkel ha "tomado nota" de estas críticas aunque se mantiene firme en su política. 

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios