Es noticia
Menú
La policía turca descubre una fábrica de salvavidas falsos para los refugiados
  1. Mundo
UN TALLER ILEGAL EN EL QUE TRABAJAN NIÑOS SIRIOS

La policía turca descubre una fábrica de salvavidas falsos para los refugiados

Un día después de que se encontrasen los cadáveres de 34 personas, la policía turca ha desmantelado una fabrica de chalecos salvavidas falsos en Izmir, punto de salida de miles de refugiados

Foto: Un niño sirio observa a un fotógrafo momentos después de llegar a la isla griega de Lesbos, el 4 de enero de 2016 (Reuters).
Un niño sirio observa a un fotógrafo momentos después de llegar a la isla griega de Lesbos, el 4 de enero de 2016 (Reuters).

Un día después de que se encontrasen en las costas de Turquía los cadáveres de 34 personas, la policía turca ha desmantelado una fabrica de chalecos salvavidas falsos en Izmir, punto de salida de miles de refugiados y migrantes hacia Europa. Medios turcos y el diario británico 'The Guardian' informaron ayer de la incautación de 1.260 chalecos que no disponían de los materiales que proporcionan flotabilidad. La fábrica es un ejemplo de la 'industria' que ha florecido como consecuencia de la crisis de los refugiados: era un taller ilegal ubicado en el punto de partida de la diáspora del pueblo sirio y en el que trabajaban, precisamente, dos niños sirios.

La redada de la policía turca se produce poco después de que el mar devolviese a las costas de Turquía decenas de cadáveres. Entre las personas, incluidos numerosos niños, que murieron ahogadas el martes tras naufragar dos lanchas en las que decenas de refugiados intentaban llegar a Grecia desde las costas turcas se descubrieron cuerpos que portaban chalecos salvavidas.

Numerosos refugiados supervivientes de naufragios han denunciado que los salvavidas que compran son imitaciones que no ayudan a mantenerse a flote. Según diversos medios turcos, entre las víctimas identificadas se hallan afganos, iraquíes, sirios e incluso argelinos.

Cuando este diario acompañó el pasado año a una familia de refugiados sirios desde las costas de Turquía hasta Suecia, pudo comprobar en la ciudad de Izmir cómo 'trabajaban' las mafias y cómo las tiendas que vendían chalecos eran ya parte del paisaje urbano. La peligrosa ruta hacia Europa comienza ahí, en una plaza, donde decenas de familias sirias aguardan con sus maletas la llamada del traficante. Sobre cartones reúnen su ligero equipaje: chalecos salvavidas, un flotador y biodramina para el mareo.

Turquía alberga a unos 2,2 millones de sirios, a 45.000 afganos, 100.000 iraquíes y 14.000 iraníes, bien como solicitantes de asilo, bien como refugiados. Durante 2015, las patrullas marítimas turcas rescataron a 86.462 personas indocumentadas que intentaban alcanzar alguna de las islas griegas, según datos oficiales difundidos este miércoles.

Según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en 2015 el 85 por ciento del millón de refugiados e inmigrantes que llegaron por mar a Europa alcanzaron el continente a través de Grecia, especialmente por sus islas más cercanas a territorio turco. Más de 3.700 personas han muerto en 2015, tanto en el Mediterráneo como en el Egeo, durante una travesía que se ha tornado más peligrosa por el invierno.

Un día después de que se encontrasen en las costas de Turquía los cadáveres de 34 personas, la policía turca ha desmantelado una fabrica de chalecos salvavidas falsos en Izmir, punto de salida de miles de refugiados y migrantes hacia Europa. Medios turcos y el diario británico 'The Guardian' informaron ayer de la incautación de 1.260 chalecos que no disponían de los materiales que proporcionan flotabilidad. La fábrica es un ejemplo de la 'industria' que ha florecido como consecuencia de la crisis de los refugiados: era un taller ilegal ubicado en el punto de partida de la diáspora del pueblo sirio y en el que trabajaban, precisamente, dos niños sirios.

Refugiados Grecia
El redactor recomienda