tras una intensa votación en el parlamento

Reino Unido bombardea al ISIS en Siria tras la aprobación del Parlamento

El Parlamento respaldó por 397 votos a favor y 223 en contra la propuesta del primer ministro, David Cameron, para que la Real Fuerza Aérea británica (RAF) se una a los ataques en Siria de la coalición

Foto: Cientos de personas se manifiestan en Londres en contra de atacar en Siria. (EFE)
Cientos de personas se manifiestan en Londres en contra de atacar en Siria. (EFE)

Aviones de la Real Fuerza Aérea británica lanzaron sus primeros bombardeos en Siria contra el grupo Estado Islámico horas después de que la Cámara de los Comunes respaldara la petición del Gobierno para sumarse a la coalición internacional, según el ministerio de Defensa citado por la BBC. De acuerdo con la fuente oficial británica, cuatro cazabombarderos Tornado despegaron de la base de Akrotiri, en Chipre, poco después de la votación.

El Reino Unido utiliza desde 2014 esa base como centro de operaciones para sus ataques contra el EI en Irak, y mantiene allí a unos 860 militares y diversos cazas, entre ellos ocho Tornado GR4 y una aeronave Voyager de repostaje, así como drones Predator armados con misiles Hellfire. El Gobierno británico ha avanzado que se prevé incrementar el número de cazas Tornado en la base chipriota y completar la flota de ataque con aeronaves Typhoon Eurofighter.

Se espera que la RAF establezca la mayoría de sus objetivos en la zona de Al Raqa, principal bastión del EI, y en la región este de Siria cercana a la frontera con Irak. El ministro de Exteriores, Philip Hammond, había avanzado el miércoles que los cazas británicos estaban preparados para lanzar "muy rápido" los primeros ataques en Siria.

Tras un encendido debate parlamentario, los diputados aprobaron por 397 votos a favor y 223 en contra la intervención militar propuesta por el primer ministro, el conservador David Cameron, que contó con el apoyo de cerca de 70 diputados laboristas. El líder del primer partido de la oposición, Jeremy Corbyn, contrario a los ataques, concedió libertad de voto a sus parlamentarios ante la división interna en la formación y la posibilidad de que algunos miembros de su equipo dimitieran en caso de verse obligados a apoyar la línea marcada por la dirección.

Esta era la segunda ocasión en la que Cameron pedía permiso al Parlamento para atacar en Siria, después de que en agosto de 2013 la rebelión de 30 diputados "tories" le impidiera llevar adelante un plan para tratar de derrocar por la fuerza al régimen de Bachar al Asad. El Reino Unido bombardea desde septiembre de 2014 al Estado Islámico en Irak, pero se ha limitado hasta ahora a colaborar con operaciones de inteligencia y logística en Siria.

El avance de los yihadistas en la región y los ataques terroristas del 13 de noviembre en París que dejaron 130 muertos han contribuido, sin embargo, a que se haya fraguado una nueva mayoría en los Comunes en favor de una acción militar. 

Un debate tenso

La Cámara de los Comunes dio este miércoles luz verde al plan del Gobierno británico para extender a Siria los bombardeos contra el Estado Islámico (EI) que el Reino Unido lleva a cabo en Irak desde 2014.

El Parlamento respaldó por 397 votos a favor y 223 en contra la propuesta del primer ministro, David Cameron, para que la Real Fuerza Aérea británica (RAF) se una a los ataques en Siria de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Una parte de los diputados de la oposición laborista, que contaban con libertad de voto en esta sesión, se alineó con el Ejecutivo de Cameron, que prevé ordenar en las próximas horas las primeras misiones armadas en el país árabe.

El Reino Unido ya colaboraba con la misión internacional en Siria en labores de inteligencia y logística, pero se ha abstenido hasta ahora de lanzar ataques en ese país, dado que el Parlamento vetó en 2013 una propuesta para actuar contra el régimen de Bashar al Asad.

El primer ministro británico, David Cameron. (EFE)
El primer ministro británico, David Cameron. (EFE)

En el debate de este miércoles, que duró cerca de 10 horas, Cameron argumentó que el autodenominado Estado Islámico supone una amenaza para la "seguridad nacional" y sostuvo que la intervención militar es "legal" y "necesaria". "No debemos engañarnos, esos terroristas están planeando asesinarnos y radicalizar a nuestros hijos ahora mismo", dijo el primer ministro, para quien "los riesgos de no hacer nada son mucho mayores" que los que conlleva una ofensiva militar.

El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, defendió en cambio que los bombardeos pueden aumentar el riesgo de sufrir un atentado en el Reino Unido y puso en duda que el Ejecutivo de Cameron haya trazado un plan "coherente" para combatir a los yihadistas y pacificar Siria.

"No hay duda de que el llamado Estado Islámico ha impuesto un reino de sectarismo y terror inhumano en Irak, Siria y Libia, y nadie pone en cuestión que suponga una amenaza para nuestra propia gente", dijo Corbyn. "El problema ahora es determinar si los bombardeos del Reino Unido en Irak y Siria reducirán, o bien incrementarán, la amenaza sobre los británicos", sostuvo el político laborista.

Ante los argumentos de la oposición, Cameron se mostró convencido de que las medidas militares contra el ISIS son "el camino correcto". "Si en las próximas semanas o meses se produce un ataque en el Reino Unido, habrá quien intente decir que ha ocurrido debido a nuestros ataques aéreos. Pero yo no creo que ese sea el caso", dijo el primer ministro, que subrayó que los servicios de inteligencia han abortado siete intentos de atentar contra británicos en el último año.

El ministro de Exteriores, Philip Hammond, avanzó este miércoles que los cazas del Ejército británico están preparados para lanzar "muy rápido" los primeros ataques en Siria, que podrían ordenarse "mañana por la noche". 

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios