se recogen muestran para analizarlas

Falsa alarma en la Gran Mezquita de Bruselas, evacuada por alerta de Ántrax

Las fuerzas de seguridad han activado la 'alerta por Ántrax' y acordonado la zona, pero finalmente el análisis de los polvos blancos ha relevado que no constituyen un arma química

Foto: Un grupo de fieles reza en la Gran Mezquita de Bruselas. (Efe)
Un grupo de fieles reza en la Gran Mezquita de Bruselas. (Efe)

Falsa alarma en la Gran Mezquita de Bruselas. Los polvos encontrados no son un arma química, según ha confirmado la policía. Las fuerzas de seguridad belgas han evacuado este jueves a mediodía la Gran Mezquita de Bruselas, en pleno Barrio Europeo y cerca del Parlamento y el Consejo de la UE, después de que se haya encontrado en su interior varios sobres con polvos que han levantado todo tipo de sospechas. Según informa 'Le Soir' y ha confirmado un portavoz de los bomberos de la capital, la zona ha sido acordonada y tanto trabajadores como los fieles que se encontraban en su interior rezando han sido trasladados detrás de la zona de seguridad. El suceso ocurre en pleno nivel máximo de alerta antiterrorista en Bruselas. 

Miembros del laboratorio de la policía belga se han personado en la mezquita -en cuyo recinto se encuentra el centro cultural islámico de Bélgica- para recoger muestras del interior de los sobres. Se ha activado la 'alerta por Ántrax' y siete de las personas que estaba dentro han sido descontaminadas. Hasta el lugar se han desplazado varias ambulancias y un laboratorio. 

Nueva operación antiterrorista en Bélgica

La evacuación se ha producido el mismo día en el que la Policía belga ha activado una nueva operación antiterrorista en Sambreville, una localidad al sur del país entre las ciudades de Charleroi y Namur, en relación con los atentados de París del pasado 13 de noviembre. Según la RTBF, los investigadores buscan principalmente en esta operación materiales más que a individuos concretos, para lo que se ha desplegado "un dispositivo de agentes importante".

Las autoridades belgas temen que una decena de personas fuertemente armadas y con explosivos planeen realizar de manera inminente ataques similares a los de París mientras buscan a Salah Abdeslam, sospechoso de participar en esos atentados, y a Mohamed Abrini, de 31 años, quien fue visto con él dos días antes de los ataques. 

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios