atentado yihadista en parís

La historia (con final feliz) de la embarazada que se salvó de la masacre de París

Una mujer embarazada ha conseguido reencontrarse con el hombre que la salvó cuando estaba a punto de caer por una ventana el día de la masacre terrorista en París

La imagen ha dado la vuelta al mundo y ya se ha convertido en una de las más impactantes de la masacre que sacudió París el pasado viernes. En medio de la estampida de asistentes al concierto de la sala Bataclan, una mujer embarazada, cuya identidad no ha sido revelada, se colgó de una de las ventanas del local para evitar ser asesinada por los terroristas del ISIS.

“¡Estoy embarazada, estoy embarazada!”, gritó mientras se aferraba al alféizar de la ventana. La suerte se puso de su lado, pues sus gritos fueron escuchados por otro de los asistentes al concierto que, en medio de la vorágine, se asomó a la ventana de donde provenían los gritos para rescatarla. Tal y como se puede ver en el vídeo, ambos cruzan unas cuantas palabras antes de ayudarla a entrar de nuevo en el edificio.

Tras ese fugaz encuentro, los dos supervivientes no volvieron a encontrarse. Al día siguiente del atentado, Frans Torreele, un amigo de la mujer, publicó un mensaje en la red social Twitter en el que pedía ayuda para encontrar al hombre que había salvado a su amiga. ¿El objetivo? Poder darle las gracias. "La mujer embarazada que todos veis en el vídeo pidiendo ayuda en la ventana quiere encontrar al hombre que la subió (y que, al mismo tiempo, la salvó). Solo para decirle gracias", se puede leer en el tuit.

Como suele ser habitual en estos casos, las redes sociales sacaron músculo y gracias a su poder de difusión -más de 2.000 retuits- facilitaron que el mensaje llegase al hermano de este héroe anónimo. Pocas horas después y tras hacer unas cuantas comprobaciones, la mujer embarazada y su 'salvador' pudieron ponerse en contacto de nuevo.

Según relata Torreele a la edición francesa de 'El Huffington Post', "a ella la salvó una sucesión de pequeños gestos. En un momento de locura, esos gestos minúsculos consiguieron grandes cosas. Esas personas se merecen un agradecimiento, un abrazo".

Los otros supervivientes

El final feliz de esta mujer se suma a otras pequeñas historias que estos días hemos conocido a través de testigos y supervivientes de la masacre que ha golpeado el corazón de la vieja Europa. Es el caso de Safer, un musulmán francés que trabaja en uno de los restaurantes atacados por los terroristas. Tras la irrupción de los asaltantes, dos mujeres que fueron heridas pudieron salvar su vida gracias a la rápida actuación de Safer, quien consiguió arrastrarlas al sótano del local. Gracias a él, hoy pueden contar su historia al mundo.

[Conozca la historia de Isabel Bowdery, la joven que fingió estar muerta para no ser asesinada en Bataclan]

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios