escribieron por navidad a su madre

Los presos huidos de Alcatraz podrían estar vivos: sus parientes dicen que están en Brasil

Los sobrinos de Clarence y John Aglin, dos de los famosos prisioneros que escaparon de la cárcel de San Francisco, han mostrado pruebas de que sus tíos no murieron ahogados durante la fuga

Foto: Arriba, las fotos de los presos huidos: Frank Morris, Clarence Anglis y John Anglis. Abajo, su supuesto rostro con el paso de los años (Reuters)
Arriba, las fotos de los presos huidos: Frank Morris, Clarence Anglis y John Anglis. Abajo, su supuesto rostro con el paso de los años (Reuters)

Hasta ahora el misterio no ha tenido solución, pero es posible que uno de los enigmas más repetidos en la industria del cine sea desvelado. Desde que, en 1962, los hermanos Clarence y John Anglin escaparan de la prisión de Alcatraz junto a Frank Morris, su fuga ha sido objeto de estudio por las fuerzas del orden y numerosos aficionados a las intrigas. Ahora, dos sobrinos de estos famosos presos de la conocida cárcel de máxima seguridad de San Francisco, en Estados Unidos, aportan pistas sobre su supuesto paradero.

David y Ken Widner -como así se llaman los parientes- aseguran que sus tíos Clarence y John podrían estar vivos. En la actualidad, los exprisioneros tendrían 84 y 83 años y habrían establecido su vida en Brasil después de haber escapado. El argumento de estos dos hombres queda sustentado con una serie de pruebas que presentaron el pasado lunes en el documental 'Alcatraz: búsqueda de la verdad', emitido en History Channel.

Sobrinos de los presos huidos de Alcatraz aseguran que sus tíos están vivos en Brasil

Entre ellas, una felicitación de Navidad enviada por Clarence y John a su madre tres años después de haber huido de la cárcel. Los expertos han constatado que la letra pertenece a los expresos, pero no han sido capaces de determinar si la fecha es la que los familiares dicen. Además, los Widner también aportaron una fotografía donde la pareja de hermanos aparecía -supuestamente- paseando con tranquilidad en los años setenta.

Copia de un cartel de 'Se busca' con la foto de los huidos. (Reuters)
Copia de un cartel de 'Se busca' con la foto de los huidos. (Reuters)

"Son sin duda las mejores pistas que hemos tenido nunca”, afirmó para 'The New Post' Art Roderick, agente que trabajó como investigador principal del caso durante 20 años. Aunque ya está retirado, Roderick ha seguido de cerca todas las informaciones relativas a la huida. Entre ellas, la prueba de ADN de los huesos encontrados cerca de la orilla de San Francisco en 1963, que se creyó pertenecían a los fugados.

La familia de Clarence y John accedió a exhumar los restos de otro hermano Anglin, Alfred, que también fue condenado a prisión en Alabama y murió electrocutado cuando intentó escapar de la cárcel. Las pruebas de ADN confirmaron que la genética de los huesos no tenía nada que ver con la del cadáver, por lo que la teoría sobre que los exprisioneros se habían ahogado al caer de las balsas que crearon con chubasqueros robados se desinfló.

Celda de John Anglin en la prisión de Alcatraz. (Reuters)
Celda de John Anglin en la prisión de Alcatraz. (Reuters)

La de Alcatraz es una de las fugas más recordadas en el mundo de las prisiones. De hecho, formó parte del guion de una película protagonizada por Clint Eastwood en 1979 y ha sido imitada en múltiples ocasiones. La última de ellas, en junio pasado, cuando los presos Richar Matt y David Sweat -condenados por asesinato- escondieron en sus camas muñecos hechos con camisetas para despistar a los guardias y conseguir escapar. En este caso, los protagonistas no tuvieron tanta suerte como sus 'inspiradores': Sweat fue atrapado y Matt fue abatido tras negarse a entregarse mientras iba armado con un rifle.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios