La broma radiofónica que ha destapado el enfado del Papa con el alcalde de Roma
  1. Mundo
"ha enfurecido al número uno"

La broma radiofónica que ha destapado el enfado del Papa con el alcalde de Roma

Un viaje a Filadelfia de Ignazio Marino ha sido el responsable de la polémica. El Vaticano ha confirmado, sin quererlo, que el Sumo Pontífice no comulga con el 'tour' del regidor italiano

Foto: La broma radiofónica que ha destapado el enfado del Papa con el alcalde de Roma
La broma radiofónica que ha destapado el enfado del Papa con el alcalde de Roma

Una broma radiofónica ha sido la responsable de reavivar una polémica que parecía irse apagando poco a poco. El motivo de la discordia ha sido el viaje a Filadelfia que realizó el pasado sábado Ignazio Marino -alcalde de Roma- para participar en la Jornada Mundial de la Familia a la que asistió el Papa. Los sectores más ácidos contra el regidor afirman que el periplo estadounidense de Marino no tenía sentido, al asistira un acto que nada tenía que ver con su función, y se preguntan con qué dinero se financió el viaje.

A pesar de que Marino, del Partido Demócrata, había justificado su 'tour' asegurando que se enmarcaba en los preparativos del próximo jubileo que vivirá Roma a partir del 8 de diciembre, y que fue convidado por su homólogo filadelfiano y el obispo de la ciudad, fueron muchos los que no quedaron conformes con la explicación y empezaron a especular sobre la posibilidad de que hubiera sido invitado por el Santo Padre.

Durante el vuelo de regreso del Sumo Pontífice desde Estados Unidos, el propio Francisco se encargó de desmentirlo tras ser preguntado por un periodista: "Yo no invité al alcalde Marino, ¿queda claro? No lo hice. Pregunté a mis colaboradores y ellos tampoco le invitaron. Él se profesa católico y vino espontáneamente", aclaró tajanteel Santo Padre. De esta forma, Bergoglio se inmiscuía en la política italiana dejando al margen su característica prudencia en asuntos de este tipo.

La polémica ha sido tanta en Italia que no paran de salir informaciones al respecto. Incluso se han llegado a hacer chistes con un guion que ha levantado ampollas en los contrarios a Marino. De hecho, una broma radiofónica ha sido la encargada de confirmar las palabras del Papa ante la prensa después de que un imitador se hiciera pasar por el primer ministro italiano, Matteo Renzi, y consultara sobre el tema al presidente del Pontificio Consejo para la Familia, Vicenzo Paglia.

Paglia, ajeno a que se trataba de una broma, confesaba: "Claro que Marino se ha colado. Ha intentado aprovecharse de la situación y esto ha enfurecido al Número Uno. El alcalde es una buena persona, pero nadie le ha invitado. El Papa estaba enojado". Aunque Marino se confiesa católico, en otras ocasiones también ha sido objeto de críticas por parte de la Conferencia Episcopal italiana al defender las uniones entre personas del mismo sexo y presidir ceremonias de este tipo.

De momento, el Gobierno italiano ha decidido no intervenir el Ayuntamiento tras las filtraciones, pero a Marino se le ha colocado una especie de 'tutor' para 'sanear' el Consistorio. Franco Gabrielli -delegado del Gobierno- será además el coordinador del jubileo. Muchos han interpretado la imposición de esta figura como un intento del Ejecutivo para apartar al alcalde de las cuestiones más importantes que afrontará la ciudad.

Noticias de Italia Roma Broma Conferencia Episcopal Papa Francisco