en una carta publicada en la prensa húngara

Petra Lázsló, la reportera que pateó a los refugiados: "No soy una racista sin corazón"

Para detener la bola de odio en su contra, la periodista ha redactado una carta que ha sido publicada en la prensa local en la que disculpa su comportamiento y denuncia amenazas de muerte

Foto: La reportera Petra Lázsló. (Youtube)
La reportera Petra Lázsló. (Youtube)

Petra Lázsló, la reportera húngara que dio patadas y puso zancadillas a los refugiados que trataban de huir del control policial en Rozske, se siente superada por la caza de brujas organizada a su alrededor. Twitter y Facebook ardieron en insultos y ataques al ver las imágenes del vídeo en el que atacaba a los refugiados. Y ahora mismo es el enemigo público número uno de las causas humanitarias ya no solo en Hungría, sino en toda Europa y parte de América. 

Para detener esta bola de odio y amenazas en su contra, Lazslo ha redactado una carta que ha sido publicada hoy en la prensa local en la que disculpa su comportamiento.  

"Siento sinceramente lo ocurrido, estoy en estado de 'shock' por lo que hice y por lo que están haciendo conmigo", lamenta la reportera Petra László en una carta publicada hoy en la prensa local.

Una reportera húngara ha sido despedida tras poner la zancadilla a unos refugiados sirios

En Facebook se ha creado incluso una página llamada "El muro de la vergüenza de Petra László", que cuenta ya con más de 35.000 "me gusta". La policía de Budapest interrogó a la reportera, a quien la fiscalía acusa de vandalismo. László aseguró que cuando estaba grabando en la ciudad de Röszke, en la frontera con Serbia, se asustó cuando centenares de refugiados comenzaron a correr hacia ella y eso le hizo sufrir un ataque de pánico.

"Es difícil tomar decisiones correctas cuando uno sufre un ataque de pánico. Yo no pude hacerlo", se disculpa la reportera. "No soy una desalmada, racista sin corazón que disfruta pateando niños. No merezco una caza de brujas política contra mí, ni recibir amenazas de muerte", asegura.

"Sólo soy una madre desempleada que tiene que hacerse cargo de dos niños pequeños. Tomé una mala decisión. Lo siento de verdad", se lamentó László.

En el primer vídeo que se viralizó, Petra Lászlo aparece poniendo una zancadilla a un padre que huía de la policía con su hijo en brazos, tras pasar la zona la noche en condiciones muy precarias. Se supo entonces que trabajaba como cámara en la cadena húngara ultraderechista N1, afín al partido de extrema derecha Jobbik. 

Petra Lázsló, la reportera que pateó a los refugiados: "No soy una racista sin corazón"

Dio patadas a una niña

Las redes sociales terminaron encontrando otro vídeo de la reportera, en el que queda claro que no se trata de un movimiento espasmódico, ni casual. En estas otras imágenes se ve a la misma reportera dando patadas a varios refugiados, incluida una niña. "Como madre lamento mucho que el destino me halla llevado a golpear a una niña, no me di cuenta de lo que estaba haciendo. Ahora me veo en las grabaciones y siento que no soy yo", añade arrepentida y dispuesta a asumir su responsabilidad.

Petra Lázsló, la reportera que pateó a los refugiados: "No soy una racista sin corazón"

Considera que no se merece recibir amenazas de muerte y lamenta que se la califique de "reportera racista". "Solo soy una mujer, que se ha quedado sin trabajo por tomar una decisión equivocada", concluye.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios