PUEDE GOLPEAR A LAS GRANDES CORPORACIONES

¿Por qué hay una guerra en la mafia japonesa?

Cisma en el mayor grupo mafioso de Japón. La Yamaguchi-gumi, la yakuza más poderosa, vive una rebelión interna que podría acarrear consecuencias de calado para la tercera mayor economía de Asia

Foto: Shoko Tendo, autora de 'Yakuza Moon', un libro de memorias, posa para una entrevista (Reuters).
Shoko Tendo, autora de 'Yakuza Moon', un libro de memorias, posa para una entrevista (Reuters).

Cisma en el mayor grupo mafioso de Japón, que se enfrenta a una rebelión interna que podría acarrear consecuencias de calado para la tercera mayor economía de Asia. La Yamaguchi-gumi, la yakuza más grande y poderosa del país, ha sufrido recientemente la fuga de miles de miembros a una nueva banda creada por los disidentes.

Los desertores fueron expulsados la semana pasada bajo acusaciones de deslealtad hacia el líder del grupo, Shinobu Tsukasa. Hasta trece jefes de las facciones asociadas a la banda matriz han sido defenestrados por Shinobu. En respuesta, celebraron su primera reunión formal el pasado fin de semana en la ciudad porteña de Kobe, en la costa Sur de Japón, y crearon una nueva banda bautizada como Kobe Yamaguchi-gumi. Estará dirigida por Kunio Inoue, el jefe de 67 años de Yamaken-gumi, una de las facciones que han sido expulsadas.

El nuevo grupo anunció su creación este lunes mediante un comunicado oficial, en el que expresaban su frustración con el gran líder, Shinobu, y criticaban su "egoismo extremo" y su trato preferencial hacia el Kodo-fai, una facción con sede en la ciudad de Nagoya fundada por el propio Shinobu en 1984. Los enfrentamientos internos han acabado con la expulsión de hasta 3.000 miembros de Yamaguchi-gumi, según informa el Japan Times. Antes del cisma, la organización, fundada en 1915 y con sede en Kobe, tenía más de 23.000 afiliados, lo que equivale al 43% de todos los mafiosos de Japón.

Un japonés muestra en Tokio su cuerpo tatuado, una práctica que se asocia a la mafia (Reuters).
Un japonés muestra en Tokio su cuerpo tatuado, una práctica que se asocia a la mafia (Reuters).

¿Por qué es importante?

Mientras la opacidad se asienta sobre el nuevo grupo de disidentes, las autoridades no solo temen la llegada de ajustes de cuentas y luchas por el control del territorio. La clave es que las divisones internas puedan afectar al flujo de ingresos del mayor grupo mafioso del país y, en consecuencia, golpear a las grandes corporaciones de Japón, dado que la yakuza controla varios sectores y es propietaria de decenas de empresas.

"El Yamaguchi-gumi es la trasmisión del coche que dirige Japón... Una organización tan grande como esta tiene sin duda algún tipo de impacto en la economía de Japón en general", dice a la CNBC Eric Messersmith, analista del Instituto para Estudios Asiáticos de la Universidad de Florida. Tal y como evoluciona la guerra interna, Messersmith cree que el cisma provocará una alteración mínima en los beneficios de la yakuza, siempre que el conflicto no se intensifique. "Las grandes multinacionales han permanecido tradicionalmente aisladas de la actividad mafiosa, pero depende de varios factores. Compañías con divisiones comerciales internacionales, como Marubeni, están expuestas desde que tienen negocios con las empresas tapadera de la yakuza, tanto si son conscientes como si no", explica.

Compañías con divisiones internacionales, como Marubeni, están expuestas desde que tienen negocios con las empresas tapadera de la yakuzaCon negocios legales en el sector financiero, inmobiliario o de medios de comunicación, el dominio extraoficial de la Yamaguchi-gumi sobre Japón es indiscutible. La revista Fortune estima que obtuvo unos beneficios de 80.000 millones de dólares el pasado año, un récord para un grupo criminal que supera ampliamente las cifras de la Camorra napolitana o el Cartel de Sinaloa de México.

"Solo con el fraude, los miembros de la Yamaguchi-gumi ganaron unos 10.000 millones el pasado año", declara Jake Adelstein, un experto en la yakuza, a la CNBC. "Es muy difícil decir cuánto dinero controla la Yamaguchi-gumi. Es muy complicado encontrar estadísticas fiables".

El término Yakuza se deriva de los números 8,9 y 3, que en japonés representan una mala jugada de cartas, y se remonta al siglo XVII. La mafia japonesa actúa como cualquier grupo criminal, involucrándose en el juego, la extorsión, el narcotráfico y la prostitución. Pero, a diferencia de sus rivales extranjeros, las yakuzas no son ilegales: cada uno de los grupos cuenta con su propia sede, sus oficinas, sus números de teléfono registrados e incluso tarjetas de visita. No hay cifras oficiales sobre cuántas personas conforman la Yakuza, las fuentes más conservadoras hablan de 60.000 miembros, mientras que otras elevan la cifra hasta los 80.000.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios