desde septiembre de 2014

Hamás, Qatar e Israel negocian en secreto un nuevo Estado para la Franja de Gaza

Lo que era un rumor nunca confirmado desde hace meses ha sido ratificado a 'El Confidencial' por la principal dirigente de Al Fatah: las conversaciones a tres bandas para un nuevo estatus a Gaza

Foto: Un hombre ondea la bandera palestina en los territorios de Gaza. (Reuters)
Un hombre ondea la bandera palestina en los territorios de Gaza. (Reuters)

Las autoridades de Gaza, el Gobierno de Qatar e Israel negocian desde septiembre del 2014 un “Estado palestino” en la Franja que dejaría de lado a la Autoridad Nacional palestina de Mahmud Abbas y a los territorios de Cisjordania, según confirmó a El Confidencial una alta dirigente de Al Fatah. Lo que hasta ahora había sido un rumor a voces lo ha relatado para este diario Ammal Hamed, miembro del Comité Central de Fatah en Gaza y una de las escasas líderes femeninas, utilizando la definición de un “semi-Estado palestino”.

Los primeros pasos para este nuevo Estado, o por lo menos un territorio con un estatus especial, supondrían la paulatina disminución del embargo que sufre en estos momentos la franja, una salida al mar para que pudiesen pescar en aguas de Turquía e importantes inversiones de dinero para crear puestos de trabajo. De hecho, se lleva meses hablando de la apertura de una fábrica de Coca-Cola en Gaza junto al paso de Eretz.

Al parecer, en estas conversaciones, además de los países antes citados, habrían intervenido representantes de Suiza y alguna delegación alemana. Por parte palestina dirige las conversaciones el líder de Hamás, Jaled Meshal.

La finalidad de esta alternativa no es otra que desconectar a Gaza, gobernada por Hamás desde 2007, de Ramala, capital de la Autoridad Nacional Palestina, siguiendo la política de dividir para vencer.

Hamás no quiere saber nada del Gobierno de Al Fatah, ya que considera que sus políticas de negociación con Israel no han conducido a ningún tipo de solución: cada día aumentan los asentamientos y el número de colonos fanatizados que atacan constantemente a la población palestina. Al mismo tiempo, el Gobierno de Hamás dice estar cansado del bloqueo, de tres guerras consecutivas y del deterioro económico y social de la Franja.

La presencia del Estado Islámico en Gaza

Ammal Hamed, miembro del Comité Central de Fatah en Gaza, afirma que los cohetes de fabricación casera que se lanzan desde territorio de Gaza a Israel no son de Hamás, sino de los grupos más cercanos a Daesh (Estado Islámico) que están apareciendo en la Franja. “Lo que nos faltaba en este país”, se queja la dirigente palestina de Al Fatah desde su despacho en Gaza.

En estos momentos hay en Gaza unos doscientos detenidos pertenecientes a estos grupos yihadistas, que tienen entre 18 y 35 años y todos ellos son exmilitantes de Hamás, según ha confirmado a este periódico el director del Palestinian Centre for Human Rights.

Una bandera palestina en la playa de la ciudad de Gaza. Reuters
Una bandera palestina en la playa de la ciudad de Gaza. Reuters

Ante esta posible alternativa entre Qatar, Israel y Hamás, la dirigente Ammal Hamed, de Al Fatah, comenta que la Autoridad Nacional Palestina con sede en Ramala (Cisjordania) y cuyo presidente es Mahmud Abbas, tiene “enormes apoyos de la comunidad internacional, de Europa, de Rusia, de Estados Unidos o China y que el único objetivo de estas maniobras es dividir al pueblo palestino”, queriendo insinuar a este periódico que el reconocimiento internacional es suyo y no de Hamás ni de sus acompañantes.

Obviamente, llegar a algún tipo de acuerdo podría aliviar el terrible bloqueo que sufre la población gazatí, pero dejaría muy descolgado al Gobierno de Abbas. Por su parte, el Ejecutivo israelí lograría dividir a su 'enemigo', partiendo en dos a las sociedades palestinas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios