Túnez cierra 80 mezquitas tras el atentado, que deja al menos 39 muertos
  1. Mundo
se desconoce que haya víctimas españolas

Túnez cierra 80 mezquitas tras el atentado, que deja al menos 39 muertos

Los autores del atentado llegaron a la playa privada del hotel en una barca y abrieron fuego. Entre las víctimas hay ciudadanos alemanes, británicos y belgas

Foto: Túnez cierra 80 mezquitas tras el atentado, que deja al menos 39 muertos
Túnez cierra 80 mezquitas tras el atentado, que deja al menos 39 muertos

Escenas de terror en Túnez. La playa delhotel Imperial Marhaba, un cinco estrellas de lujo de la cadena española Riu enla localidad tunecina de Port Kantaoui, cercana a Susa, fue ayer escenario de un ataque terrorista. Las cifras asciendena 39 muertosy 36 heridos. Entre las víctimas había alemanes, británicos, irlandeses y belgas. El Gobierno español no tiene constancia, por el momento, de que haya víctimas de nacionalidad española.

La cadena pública irlandesa RTE ha confirmado que una de las víctimas es una mujer de nacionalidad irlandesa.Del mismo modo, el ministro británico de Asuntos Exteriores, Philip Hammond, confirmó que hay al menos cinco ciudadanos del Reino Unido entre las víctimas.

Entre los heridos, está confirmado que al menos cuatro de ellos son empleados del hotel.Ninguno de ellos corre peligro y actualmente se encuentran ingresados en hospitales de la zona en fase de recuperación.

Según un turista que se encontraba en la playa, un ciudadano ruso que ha colgado algunas imágenes en su Instagram, "varios individuos que llegaron en una embarcación" abrieron fuego con fusiles de asalto contra los turistas que descansaban en la zona de tumbonas. "Al menos he visto cuatro muertos", señalaba la misma fuente. Desgraciadamente, la cifra de víctimas mortales, fue muy superior.

Fuentes del Ministerio del Interior informaron deque al menos uno de los atacantes "de unos 20 años, pelo rizado y sin barba" llevaba un kalashnikov escondido en una sombrilla plegada. Este individuoabrió fuego indiscriminadamente en la zona de las tumbonas donde descansaban los turistas y posteriormente entró en el hotel, donde lanzó varias granadas antes de ser abatido. Medios locales señalan que su nombre es Seifeddine Rezgui y tenía23 años.

Varios de sus compañeros de asalto fueron perseguidos por la zona, teniendo lugar un intenso tiroteo. Finalmente fueron detenidosdos de los presuntos autores, según anunció el secretario de Estado de Interior, Rafik Chailey. Uno de ellossería un estudiante de la ciudad santa de Qairaouán, en el centro del país y muy próxima a la ciudad turística de Susa.

Durante las horas posteriores al ataque, los turistas del hotel permanecieron encerrados en sus habitaciones. Muchos de ellos, por el miedo, colocaronimprovisadas barricadas con colchones y muebles contra la puerta de la habitación. Varios helicópteros sobrevolaron la zona y una decena de ambulancias estacionaronante la puerta del hotel para atender a las víctimas.Varias decenas fueron trasladadas con urgencia a dos clínicas y un centro hospitalario.

Guardando toda la prudencia, aún no se puede descartar que hayavíctimas españolas pero fuentes oficiales confirmaron a EFE que no había españoles registrados en el hotel Imperial Marhaba.

Una turista británica identificada como Laura ylocalizada por teléfonopor la cadena BBC describió la escena de pánico que se vivió en la playa. "Yo y otros seis turistas estamos todavía escondidos en el baño de mi habitación. Los disparos iniciaron a las 11:50 de la mañana y corrimos hacia el hotel. Nos encerramos en el baño y desde allí escuchamos más disparos. Nunca he estado tan asustada en toda mi vida, ahora mismo sólo escucho sirenas y helicópteros. Vamos a esperar a que no haya peligro antes de salir. Da mucho miedo".

En el siguiente mapa interactivo se pueden consultar los países donde se han producido los atentados de hoy:

Túnez está en alerta desde marzo cuando milicianos islamistas atacaron el Museo del Bardo, en la capital, matando a más de 20 turistas.ç

El Gobierno cierra mezquitas salafís

El Gobierno tunecino decidió en la noche del viernescerrar cerca de un centenar de mezquitas en manos declérigos salafistas, horas después de que una rama afín al grupo terrorista Estado Islámico se atribuyera la matanza en el hotel.

En declaraciones a los medios, el primer ministro tunecino,Habib Essid, admitió que el objetivo es recuperar el control de cerca de 80 templos en los que se incita a la violencia y hay indicios de que se promueven y financian ciertos grupos yihadistas.

Horas antes, el presidente del país,Bey Caid Essebsi, ya había advertido que el Estado iba a adoptar medidas sin parangón que no se habían querido adoptar tras la matanza de El Bardo y que pondrían al "país bajo una sola bandera".

La decisión de cerrar las mezquitas, que el mandatario adelantaba con sus crípticas palabras, suponeel primer recorte de las libertadesqueTúnezadapta desde el alzamiento contra la dictadura del huido Zine el Abedin Ben Ali.

Caído el tirano, la transición supuso una recuperación de las derechos individuales y colectivos, entre ellos la libertad religiosa que grupos salafistas aprovecharon para apropiarse de los púlpitos de importantes mezquitas. A ello se unió la puesta en libertad de decenas de radicales que penaban en las cárceles bajo el puño represor de Ben Ali, muchos de los cuales partieron después a Siria e Irak parasumarse al combate del EI.

"Las cifras oficiales dicen que son unos 3.000, lo que convierte aTúnezen elprincipal exportador de voluntariosal EI. Pero son cifras antiguas, calculamos que sonmás de 5.000" explica a Efe Hedi Yahmed, autor de un reciente libro que analiza el yihadismo en este país norteafricano.

"El yihadismo está implantado enTúnezdesde la década de los 80, cuando empezaron los primeros emigrantes (que se unieron a lo que después sería Al Qaeda). Esa es la primera generación. Después regresaron y muchos fueron encarcelados por Ben Ali, donde contagiaron a muchos", agrega.

Comunicado de Riu

Fuentes de la cadena hotelera española Riu no han querido hacer ningún comentario y han remitido al siguiente comunicado: "El hotel Riu Imperial Marhaba en Port el Kantaoui, Túnez, ha sido uno de los dos hoteles afectados por el atentado ocurrido esta mañana en la playa ubicada en las inmediaciones del resort. En estos momentos estamos recabando todos los datos sobre el incidente y nos encontramos en permanente contacto con las autoridades para poder tener una información completa sobre lo ocurrido. A la espera de poder saber más al respecto, queremos trasladar nuestras más sinceras condolencias a las víctimas y familiares. Les mantendremos informadosde todos los datos que vayamos recabando,a través de nuestra página web y de las redes sociales de RIU Hotels & Resorts".

Los servicios de emergencia de Túnez se desplazaron a la playa para atender a los heridos.

La siguiente imagen muestra a varios turistas abandonando sus hoteles en Túnez:

La española Beatriz Abacens, directora de una agencia de viajes y residente en Susa, ha explicado a El Confidencial que en esta época del año no hay muchos turistas españoles. "Ahora vienen más británicos y alemanes. El Riu es uno de los mejores hoteles y siempre tiene muchos turistas, pero los españoles vienen muy poco y menos desde el atentado del Museo del Bardo", dijo.

"Estamos en estado de shock. El turismo recibió un duro golpe con el atentado del Bardo pero esto es el remate. Estoy muy afectada", aseguró. La economía de Túnez depende en larga medida del turismo. El país recibió seis millones de turistas en 2013, de los cuales más de 400.000 provenían de Reino Unido.

[Mire las fotografías de los atentados en Francia, Túnez y Kuwait aquí]

Túnez Hoteles Turismo Terrorismo Atentado en Túnez Yihadismo Estado Islámico
El redactor recomienda