LA PRESUNTA FUGA DE tres OCCIDENTALES

El Estado Islámico y sus novias ¿a la fuga?

Tres jóvenes occidentales casadas con combatientes del ISIS habrían escapado de la capital iraquí del Estado Islámico, según una fuente iraquí no identificada que cita el diario 'The Telegraph'

Foto: Kadiza Sultana, Amira Abase y Shamima Begum, de izq. a dcha., podrían haber abandonado el ISIS (EFE)
Kadiza Sultana, Amira Abase y Shamima Begum, de izq. a dcha., podrían haber abandonado el ISIS (EFE)

Tres jóvenes occidentales casadas con combatientes del ISIS habrían escapado de la capital en Irak del Estado Islámico, según una fuente iraquí no identificada que cita The Telegraph. Dicha fuente asegura que la organización yihadista ha lanzado una operación de búsqueda de tres jóvenes que habrían huido de Mosul después de haberse casado con militantes del ISIS, lo que ha despertado el temor a que pueda tratarse de las tres adolescentes británicas que a principios de año viajaron a Siria para convertirse en esposas de militantes de la organización.

Por el momento, se desconoce la identidad de las jóvenes y no hay ninguna confirmación de que las fugadas sean Amira Abase, de 15 años, Shamina Begun, también de 15, y Kadiza Siltana, de 16, tres adolescentes que en febrero tomaron en Gatwick un avión de la compañía Turkish Airlines con destino a Estambul. En la misma aerolínea ya había viajado en diciembre una cuarta joven, compañera de clase de las anteriores, que consiguió su propósito de cruzar la frontera a Siria. El trío fue entonces interrogado por la Policía, pero nada hizo creer a los agentes que estaban planeando emprender la misma aventura. Las adolescentes burlaron los controles de seguridad, pese a que la ruta es bien conocida por las autoridades al ser una de las más utilizadas por los británicos que se unen a las filas del grupo extremista suní.

Una quinta menor, del mismo colegio -la Bethnal Green Academy- y con planes idénticos, fue detenida cuando ya estaba en un vuelo de British Airways saliendo del aeropuerto de Heathrow. Fue la propia aerolínea, en este caso, quien dio la voz de alarma a la unidad antiterrorista. La Bethnal Green Academy -sobre la que este diario publicó un reportaje tras la fuga de las jóvenes- tan sólo es la punta del iceberg de un fenómeno cada vez más extendido en Occidente. Un 15% de los británicos que viajan hasta Siria o Irak para unirse a la organización son mujeres o niñas, para ser más exactos, porque en algunos casos tan sólo tienen 13 años. No obstante, Francia ostenta el récord de yihadistas femeninas, con cerca del 25% del total, según informes de la Fundación Quiliam, que colabora con el Gobierno británico para evitar la radicalización.  

Las adolescentes pasaron los controles aeroportuarios de Gatwick (EFE)
Las adolescentes pasaron los controles aeroportuarios de Gatwick (EFE)

¿Novias a la fuga?

La información sobre la fuga de tres jóvenes que recoge The Telegraph procede de la página de Facebook de un bloguero anónimo apodado Mosul Eye, que asegura que las adolescentes tienen unos 16 años y que el ISIS ha emprendido una “meticulosa búsqueda” en Mosul. El pasado 2 de mayo, este bloguero escribió en su Facebook: “Se ha informado de la desaparición de tres chicas (extranjeras, británicas) casadas con militantes del ISIS, y el ISIS ha comunicado a todos sus check-points que las busquen. Se cree que estas jóvenes han escapado”.

Más tarde, el bloguero añadió: “La última información que tengo de ellas es que aún no las han encontrado, pero siguen en Mosul, y el ISIS las busca desesperadamente y todavía no las ha capturado. Son británicas, no inmigrantes, y son muy jóvenes (alrededor de 16 años)”. Su último comentario sobre el asunto, de hace unas 14 horas, señala que no puede confirmar que las fugadas “sean las jóvenes británicas” y que “no tenemos nueva información sobre las chicas”.

En cuanto a las adolescentes británicas, se creía que el pasado mes se encontraban en Raqqa (capital del Califato en Siria), aunque Mosul está a sólo seis horas en coche. Cuando lograron llegar al territorio controlado por el Estado Islámico, Amira Abase publicó un tweet acompañado de una fotografía de comida para llevar y la leyenda: “'dawla takeaway w/ @um_ayoub12'”. Daba la sensación de que las jóvenes estaban disfrutando de su nueva vida en Siria.

Foad, el hermano de una joven francesa de 15 años, Nora, que huyó a Siria (Reuters).
Foad, el hermano de una joven francesa de 15 años, Nora, que huyó a Siria (Reuters).

Las ‘reclutadoras’

Días antes de emprender su viaje, Shamima Begun estuvo en contacto con Aqsa Mahmood, una joven de 20 años de Glasgow. Fue una de las primeras en abandonar el Reino Unido en 2013 y actualmente es una de las principales reclutadoras. Según los medios británicos, pese a que la Policía tenía monitorizados sus cuentas en las redes sociales no detectaron las conversaciones entre las dos. A través de su blog, Aqsa cuenta sus deseos de convertirse en mártir. “Esto es una guerra contra el Islam. Estás con nosotros o contra nosotros”, escribe en uno de sus post.

En febrero también salió a la luz que Kadiza, otra de las menores fugadas, tenía 11.000 seguidores en Twitter y ella seguía a su vez 77 cuentas, muchas de ellas de combatientes yihadistas. La mayor parte de su actividad no era pública por la seguridad que había puesto la propia usuaria. Pero en una de las fotos que compartió recientemente, se podía ver a un soldado de pie junto a un niño muerto.

Las autoridades británicas aseguran que hay casos de jóvenes que han querido regresar a sus hogares pero que no pueden abandonar el Califato. Es el caso de Samra Kesinovic, de 17 años, y Sabina Selimovic, de 15, quienes decidieron, sin más, dejar el instituto y abandonar a su familia y amigos en Viena. El plan de las dos adolescentes austriacas consistía en viajar a Raqqa, convertirse al islam, cubrirse largas melenas rubias y ser concubinas de un yihadista. Su aventura se convirtió en un viaje sin retorno.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios