CELEBRACIONES EN LAS CALLES

La vicepresidenta de Guatemala dimite en medio de escándalo de corrupción

Su salida es consecuencia de la presión surgida tras la desarticulación de una red criminal que operaba dentro de la oficina recaudadora de impuestos y que era liderada por el secretario privado de Baldetti

Foto: La ya exvicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti. (Efe)
La ya exvicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti. (Efe)

 La vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, ha renunciado al cargo en medio de un escándalo de corrupción que implica a funcionarios cercanos a su puesto y que puso en jaque al Gobierno que preside Otto Pérez Molina. La salida voluntaria de Baldetti, cuando falta menos de cinco meses para las elecciones generales, supone la pérdida de su inmunidad, cuyo levantamiento se disponía a analizar el Congreso después de que así lo decidiera la Corte Suprema de Justicia.

Horas antes de que la dimisión de Baldetti fuera anunciada por el presidente Pérez Molina, el Supremo rechazó un recurso de amparo presentado por los abogados de la ahora exvicepresidenta para evitar el proceso en el Parlamento. Pérez Molina explicó en una breve rueda de prensa convocada a última hora del viernes que tras la renuncia de Baldetti la Justicia tendrá luz verde para abrir un proceso contra ella si considera que existen indicios suficientes.

El mandatario explicó que la hasta hoy vicepresidenta le había enviado una misiva con la renuncia en la que explicó que era una decisión "personal" con el único objetivo de "someterse y colaborar con las investigaciones que sean necesarias". 

"Es una decisión propia, voluntaria y personal de la señora vicepresidenta", afirmó el mandatario, quien agradeció la labor desempeñada por Baldetti durante su mandato porque "redobló sus esfuerzos" para hacer de las políticas de Estado unas medidas de "alto impacto" que, a su juicio, ayudaran a la población. Indicó que la decisión de Baldetti no se correspondía "con ninguna solicitud gremial o asociativa", en alusión a la petición hecha esta semana por la cúpula empresarial para que la vicepresidenta dejara el cargo, lo que también fue exigido por miles de guatemaltecos en la calle.

Los guatemaltecos celebran la dimisión de Roxana Baldetti. (Reuters)
Los guatemaltecos celebran la dimisión de Roxana Baldetti. (Reuters)

Petición popular

La salida de Baldetti es consecuencia de la presión popular y de varios sectores nacionales surgida tras la desarticulación, el pasado 16 de abril, de una red criminal que operaba dentro de la oficina recaudadora de impuestos y que según las autoridades era liderada por Juan Carlos Monzón, entonces secretario privado de la ahora exvicepresidenta.

Baldetti se encontraba en Corea del Sur junto con Monzón cuando la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) destaparon la red criminal, pero el entonces secretario no regresó al país y está buscado por autoridades locales y la Interpol. Aunque Baldetti no ha participado en actos públicos desde el pasado 19 de abril, una jueza certificó el jueves que se encontraba en Guatemala y que gozaba de buena salud.

La red desarticula en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) se dedicaba al fraude fiscal y aduanero y 27 personas ya han sido arrestadas. Las redes sociales comenzaron de inmediato a hacerse eco de la dimisión de la vicepresidenta, y medio millar de personas se concentraron para celebrarlo en la capital.

Para sustituir a Baldetti, el gobernante presentará la semana próxima tres candidaturas ante el Congreso, que será el encargado de elegir al mejor aspirante.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios