El Gobierno llama a consultas al embajador español en Venezuela
  1. Mundo
maduro dijo que españa "apoya al terrorismo"

El Gobierno llama a consultas al embajador español en Venezuela

El presidente de Venezuela ha vuelto cargar este martes contra el mandatario español, Mariano Rajoy, al que ha acusado de pertenecer a "un grupo de bandidos, corruptos y ladrones"

Foto: El presidente venezolano Nicolás Maduro (Reuters).
El presidente venezolano Nicolás Maduro (Reuters).

Los insultos del presidente venezolano, Nicolás Maduro, han agotado la paciencia del Gobierno español, queha llamado a consultas hoy a su embajador en Caracas, Antonio Pérez Hernández.

El Ejecutivo ha decidido dar un golpe en la mesa para frenar la escalada de violencia verbal, una cascada de agravios nosolo dirigidos contra el actual gobierno, sino también contra figuras políticas como el ex presidente Felipe Gonzálezo institucionales,comoel Congreso de los Diputados.

Mediante este recursoseretira temporal e indefinidamente alembajador, una accióndestinada a "manifestar desagrado"ydar un enérgicotoque de atención en el lenguaje diplomático. Según fuentes del Ministerio, aunque las relaciones han pasado por otros momentos de tensión,se trata de la primera vez que el Gobierno de Mariano Rajoy recurre a elloante Venezuela.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, fue quien hizo pública la medida esta mañana, concretando que se trata deuna señal de protesta por la escalada de "declaraciones intolerables" contra España. Anoche Maduro acusó al Gobierno españolde "apoyar al terrorismo" en Venezuela, así como de formar parte de una"conjura internacional" para derrocarlo, y anunció que prepara unarespuesta "muy contundente".

"Desde España se financia y se apoya logística, política y diplomáticamente, se utiliza todo el poder del Gobierno español para apoyar la conspiración y tratar de derrocar el Gobierno (...) de Venezuela", dijo el gobernante en su programa semanalEn contacto conMaduro.

Maduro ha asegurado, además,que Rajoy"estádetrás de las intentonas de golpe de Estadocontra el Gobierno legítimoque presido, (...) no tiene culpa España, noble pueblo español, que quiere y admira Venezuela y nosotros queremos y simpatizamos al pueblo español", sostuvo.

El presidente de Venezuela -en una clara alusión al Caso Rato-también ha cargado contra Mariano Rajoy y le ha acusado de pertenecer a "un grupo de bandidos, corruptos y ladrones", resaltando que "prácticamente todos sus compañeros están enjuiciados o presos por corrupción". "Con esto ni ofendo ni temo. Estoy diciendo la verdad solamente", apostilló.

En declaraciones posteriores en el Congreso de los Diputados, García-Margallo vinculó laanimadversión del régimen de Maduro hacia España con el aumento de las "dificultades económicas, sociales y políticas por las que atraviesa el pueblo de Venezuela", paísque ha querido diferenciar de sus autoridades.

El jefe de la diplomacia española ha querido subrayar que la decisiónllega después de que el lunes pasado "los 28 países de la Unión Europea sin excepción" manifestaran la "extraordinaria preocupación que les produce la situación de Venezuela". "Cosa que no es extraña -ha apuntado-porque en Venezuela hay 500.000 ciudadanos de origen europeo y el 45% de las inversiones extranjeras allí son europeas".

Frente a los calificativos "absolutamente intolerables" que emplean las autoridades venezolanas, "nunca el pueblo de Venezuela", España "siempre se ha movido en el marco de la legalidad internacional y nacional, en el marco de la cortesía y en el marco de la institucionalidad", apostilló.

Las relaciones entre España y Venezuela,tensas desde hace meses, vivieron su último capítulo el 14 de abril cuando el Congreso de los Diputados español aprobó unaresolución a favor de la liberación "inmediata" del opositor venezolano Leopoldo López, del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y de otros políticos.Al día siguiente, la Cancillería de Venezuela difundió un comunicado en el que acusó al Gobierno español de estar "a favor de quienes atentan contra la democracia" venezolana y que estas acciones impedían un "mínimo de entendimiento".

La llamada a consultas es una herramienta enérgica de protesta diplomática. Equivale a una retirada temporal del embajador durante un periodo de tiempo indeterminado y hasta que se considere que se ha logrado reconducir la situación o el incidente que provocó la protesta. En la escala de medidas de protesta diplomática, la llamada a consultas está un nivel por debajo de la retirada definitiva del embajador y la ruptura de relaciones diplomáticas.

Felipez González, "persona non grata"

En paralelo, la Asamblea Nacional de Venezuela declaró este martes, con los votos de la mayoría chavista, persona 'non grata' "para el pueblo venezolano" al expresidente del Gobierno español, Felipe González.

"Declarar al ciudadano Felipe González como persona 'non grata' para el pueblo venezolano", fue la propuesta aprobada y llevada al hemiciclo por el representante del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Yul Jabour.

Esta decisión del Parlamento se produce un día después de que se confirmase que el expresidente del Gobierno español tiene previsto llegar pronto a Venezuela para actuar como asesor técnico 'ad honorem' de la defensa del dirigente opositor Leopoldo López, informó el lunes el abogado de este, Juan Carlos Gutiérrez.

Nicolás Maduro
El redactor recomienda