Lubitz pudo echar laxante en la bebida del piloto para que fuera al baño y quedarse solo
  1. Mundo
según 'Kölner Express' y 'Paris Match'

Lubitz pudo echar laxante en la bebida del piloto para que fuera al baño y quedarse solo

Los investigadores alemanes han encontrado en el ordenador del copiloto alemán el rastro de una búsqueda en internet sobre los efectos y la eficacia de diuréticos. La Fiscalía ni confirma ni desmiente

Foto: Andreas Lubitz (Efe)
Andreas Lubitz (Efe)

Andreas Lubitz, el copiloto alemán que estrelló de forma deliberada el avión de Germanwings el pasado 24 de marzo con 150 pasajeros a bordo, podría haber utilizado un laxante para obligar al capitán a salir de la cabida para después encerrarse y precipitar el avión con los Alpes franceses.

[Lea aquí: 'Cronología de la tragedia de Germanwings: un año desde el siniestro en los Alpes franceses']

Según publica el Kölner Express y Paris Match citando fuentes policiales, los investigadores han encontrado en el ordenador de Lubitz el rastro de una búsqueda en internet sobre los efectos y la eficacia de diuréticos. Por el momento, la fiscalía de Düsseldorf no ha confirmado ni desmentido esta información y no da pábulo a las teorías de ambos medios de comunicación, que apuntan a la posibilidad de que el copiloto aprovechara los minutos previos a la salida del avión en Barcelona para verter laxante en la bebida del comandante para asegurarse que iba a quedarse solo en la cabina.

Esta no es la única curiosidad que Lubitz tenía días antes del trágico accidente. Según anunció la Fiscalía alemana, el copiloto realizó búsquedas sobre “bipolaridad”, “migrañas”, “depresión maníaca”,“deterioro de la vista”y “trauma acústico e información sobre suicidios y las características de las puertas de la cabina de los aviones. "En al menos un día, la persona de la que hablamosestuvo varios minutosbuscando informaciónsobre puertas de cabina y sus sistemas de seguridad", anunció el fiscal Düsseldorf hace justo una semana.

Estaba de baja el día del accidente

En el registro de sus viviendas, los investigadores también encontraron un certificado médico de baja por enfermedad que Lubitz había roto y ocultado a Lufthansa y expedido por un médico al que mintió al asegurar que era piloto pero que ya no estaba en activo.

El motivo de dicha baja es el tratamiento psiquiátrico al que Lubitz se estaba sometiendo. Además, y según indicaron varios medios alemanes, sufría desprendimiento de retina, lo que le alejaría de forma definitiva de su sueño de convertirse en piloto.

Apenas dos semanas antes del accidente, Lubitz acudió a su última revisión médica, en la que según las últimas informaciones se le prescribió ansiolíticos y antidepresivos contra la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico que sufría.

Andreas Lubitz Psiquiatría
El redactor recomienda