Buhari, candidato musulmán, en cabeza

Nigeria: votar en el espejismo de la "pujante clase media africana"

Nigeria está llamada a ser la primera gran potencia africana, pero su dependencia del petróleo, la corrupción rampante y Boko Haram hacen peligrar seriamente su despegue

Foto: Dos mujeres votandoen Daura, en el noroeste de Nigeria (Reuters).
Dos mujeres votandoen Daura, en el noroeste de Nigeria (Reuters).

Todos los informes sobre la “pujante clase media africana” empezaban en Nigeria. De 2000 a 2014, creció un 600%, abrazando al 11% de la población (más de 4 millones de personas). Con el motor económico al 8% y superando a China e India, se convirtió por ejemplo en el país donde más deprisa se multiplica la venta de teléfonos móviles.

La progresión ha sido meteórica, a pesar de que “clase media” no signifique lo mismo en Europa o Estados Unidos que en el África Subsahariana. La estadística hace referencia en aquellas latitudes a familias con dinero suficiente para pagar electrodomésticos baratos, ropa, teléfonos móviles y para mantener una dieta más o menos variada.

La mejora del nivel de vida de millones de nigerianos, que se consideraba imparable anteayer, está hoy seriamente amenazada. Primero por la caída del precio del petróleo (y el exceso de oferta de combustible con bajo nivel de azufre), que ha devorado los planes de desarrollo de un Gobierno cuyo balance depende en un 70% de las exportaciones de crudo y que ha perdido cerca de la mitad de sus ingresos en solo un año.

Segundo, por el aumento de la violencia del grupo islamista Boko Haram, que desafía la autoridad local en enteras zonas del noreste del país.

Con este telón de fondo, la primera potencia del continente votó el fin de semana en unas elecciones marcadas por estas dos circunstancias y ensombrecidas por la amenaza de la crisis económica y la corrupción rampante (todos los años desaparece misteriosamente el equivalente a 800 millones de dólares en petróleo).

Foto aérea de una localidad productora de petróleo en el Delta del Níger (Reuters)
Foto aérea de una localidad productora de petróleo en el Delta del Níger (Reuters)

La potencia petrolera que importa petróleo

La moneda local, el naira, ha sufrido sucesivas devaluaciones, alejando de esa nueva clase media los bienes de consumo de una economía que importa casi todo lo que consume. Los televisores y frigoríficos llegan de China, el arroz de Tailandia e India y la maquinaria de la Unión Europea y Estados Unidos. Tal es la incapacidad productiva del “tigre económico de África” que su principal importación es el petróleo refinado (14% del total).

La contienda electoral termina de ilustrar los problemas crónicos de un continente cuyo despegue sigue siendo tan volátil y dependiente de las materias primas como antaño. En la tarde del martes, el recuento de votos ya daba una consistente ventaja al opositor y exmilitar, Muhammadu Buhari, que encabeza una coalición de cuatro partidos (Congreso de Todos los Progresistas), muy fuerte en el norte musulmán. Sucede que Buhari ya estuvo en el gobierno. Llegó al poder en 1983… mediante un golpe de estado.

Mientras el presidente saliente, Goodluck Jonathan, de confesión cristiana y quien ya ha admitido su derrota, sigue siendo el más votado en el sur (de mayoría cristiana), incluida la zona del Delta del Níger, donde se concentra el petróleo y donde su derrota y la llegada de un jefe de gobierno musulmán podría tener un efecto desestabilizador. De hecho, en la capital del estado petrolero de Rivers, se tuvo que imponer ya el toque de queda después de las manifestaciones del sábado, en las que al menos murió una persona.

Tampoco faltó la última constante de la ecuación africana: el tutelaje europeo. En un comunicado conjunto, la Secretaria de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Philip Hammond; y el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, expresaron su preocupación por posibles interferencias políticas en el conteo de votos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios