Australia revisará la seguridad en los aviones tras el siniestro en Francia
  1. Mundo
PARA QUE LOS PASAJEROS SE SIENTAN SEGUROS

Australia revisará la seguridad en los aviones tras el siniestro en Francia

"Es importante que los pasajeros tengan la seguridad de que se están tomando todas las medidas pertinentes para su seguridad", ha afirmado el ministro de Infraestructuras

Foto: Parte del avión siniestrado en los Alpes, Francia. (Reuters)
Parte del avión siniestrado en los Alpes, Francia. (Reuters)

Australia está trabajando con las aerolíneas para revisar el protocolo de seguridad en los aviones, principalmente en la cabina de los pilotos, tras el accidente del avión de Germanwings en los Alpes franceses, informaron fuentes oficiales.

"Aunque la tragedia de Germanwings ocurrió muy lejos de Australia, es importante que los pasajeros tengan la seguridad de que se están tomando todas las medidas pertinentes para garantizar la seguridad", ha afirmado en un comunicado el ministro de Infraestructuras, Warren Truss.

El ministro ha dicho que ha encargado a las aerolíneas que revisen todos los protocolos de seguridad, al tiempo que precisó que en Australia todos los pilotos pasan pruebas psicológicas y en muchas compañías es obligatorio que haya siempre dos personas en la cabina del piloto.

La catástrofe del vuelo 9525, según las investigaciones de la Fiscalía francesa, la causó presuntamente el copiloto alemán de Germanwings Andreas Lubitz, quien se encerró en la cabina de mando aprovechando que su capitán se había ausentado y estrelló el avión contra la montaña el pasado martes.

Dos persona en cabina

La conmoción por la catástrofe del Airbus A320 ha llevado a una reacción en cadena de las aerolíneas: la obligación de que haya siempre al menos dos personas en la cabina. El paso definitivo lo ha dado la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) al emitir una "recomendación provisional" a las autoridades nacionales y a las aerolíneas para que siempre haya "al menos dos personas autorizadas" en las cabinas de vuelo. La agencia lanzó su aviso tras consultar a los estados miembros, con las primeras conclusiones en la mano acerca del avión de Germanwings que se estrelló el martes en los Alpes franceses cuando el copiloto, Andreas Lubitz, de 27 años, se encontraba solo en la cabina.

El organismo europeo, con sede en Colonia, aconsejó a los operadores evaluar las medidas de seguridad en caso de que uno de los ocupantes de la cabina la abandone "por necesidades operativas o fisiológicas durante las fases no críticas del vuelo", es decir, fuera del aterrizaje o el despegue. La EASA abre la puerta a "otras medidas equivalentes para minimizar riesgos", sin concretar cuáles, en caso de que uno de los pilotos deba dejar su puesto.

El gesto más simbólico lo ha realizado la compañía Lutfhansa, matriz de Germanwings, que ha anunciado la adaptación de esa regla lo antes posible. Además, ha ampliado sus estructuras de seguridad y ha creado un nuevo puesto de Seguridad del Piloto dentro del grupo, que asumirá el comandante Werner Maas.La norma de dos personas en todo momento en cabina se aplica ya de forma regular en vuelos intercontinentales o en otras regiones del mundo como Estados Unidos, pero hasta ahora no se hacía de forma generalizada en el espacio aéreo europeo.

Otras aerolíneas de gran implantación en el continente como Air France o KLM se sumaron a la norma, cuya ausencia había despertado las quejas y la incomprensión de los familiares de los fallecidos.

Las profundas heridas abiertas por la tragedia alcanzan también al colectivo de pilotos, que anunciaron en Francia que se querellarán por las filtraciones en medios de comunicación sobre la investigación del caso. El Sindicato Nacional francés de Pilotos de Línea (SNPL) ha considerado que la filtración al diario The New York Times sobre el contenido de una de las cajas negras de ese aparato constituye un serio incumplimiento de las normas de investigación fundamentales.

Germanwings Tragedia del avión de Germanwings Protocolo Seguridad Pilotos
El redactor recomienda