La CE ve "suficientemente completa" la lista

Syriza promete no revertir ninguna privatización y reformar la seguridad social

De acuerdo con versiones del borrador que se filtraron ayer a la prensa, Syriza podría incumplir ya buena parte de sus promesas electorales. El documento quizá será público a lo largo de hoy martes

Foto: Varoufakis, ministro de Economía de Grecia.
Varoufakis, ministro de Economía de Grecia.

El Gobierno griego se ha comprometido a modernizar el sistema fiscal y la administración pública, a reformar la seguridad social, a luchar contra la corrupción y a no revertir ninguna privatización que ya se haya materializado. Estas son algunas de las líneas maestras de la lista de reformas enviada anoche a los socios de la eurozona, filtrada hoy a los medios y que será analizada por el Eurogrupo esta tarde (carta completa, en inglés).

La lista se compone de cuatro puntos, encabezados por el referido a Políticas estructurales fiscales, en el que Grecia se compromete a “reformar la política del IVA, su administración y aplicación. Se harán firmes esfuerzos para mejorar la recaudación y combatir la evasión haciendo pleno uso de medios electrónicos y tecnológicos. La política del IVA se racionalizará en relación con las tasas, que se agilizarán de manera que maximice los ingresos reales sin un impacto negativo en la justicia social, y con el fin de limitar las exenciones al tiempo que elimina irrazonables descuentos”.

Asimismo, Grecia se compromete a “modificar la fiscalidad de las inversiones y de impuestos colectivos, gastos que se integrarán en el código de impuestos. Ampliar la definición de fraude fiscal y la evasión desmantelando la inmunidad tributaria. Modernizar el código de impuesto sobre la renta, y eliminar o sustituir las exenciones cuando sea necesario. Estamos decididos a hacer cumplir y mejorar la legislación sobre la transferencia de precios”. “Trabajaremos -sigue el documento- hacia la creación de una nueva cultura de cumplimiento tributario para asegurar que todos los sectores de la sociedad, y sobre todo los ricos, contribuyen bastante a la financiación de las políticas públicas. En este contexto, establecer con la ayuda de Europa y los socios internacionales, una base de datos de riqueza que ayuda a los autoridades fiscales en medir la veracidad de anteriores impuesto sobre los rendimientos de la renta”.

En el segundo punto de la carta, el ministro Varufakis hace referencia a la estabilidad financiera de la nación. “Grecia se compromete a mejorar rápidamente, de común acuerdo con las instituciones, la legislación para reembolsos de impuestos y los atrasos de la seguridad social. Calibrar sistemas de anualidades de una manera que ayude a discriminar eficientemente entre quiebra estratégica, falta de pago e incapacidad para pagar”. Lograr una mayor eficiencia en estos aspectos permitirá discernir entre las personas y empresas que optan por el incumplimiento estratégico de los pagos y las que verdaderamente no pueden hacer frente a sus deudas, dice el texto firmado por Varufakis. Además, el Ejecutivo protegerá a los hogares por debajo de un determinado umbral de ingresos para evitar los desahucios de primeras viviendas, mientras asegura que perseguirá a los "morosos estratégicos". "Se tomarán medidas para apoyar a las familias más vulnerables, que son incapaces de pagar sus hipotecas", añade.

En el siguiente punto, el titular de Finanzas aborda las políticas para promover el crecimiento, con epígrafes dedicados a la privatización y la gestión de activos públicos. Para traer la inversión en sectores clave, el Gobierno de Syriza se compromete a “no invalidar las privatizaciones que han sido completadas. Cuando se haya puesto en marcha el proceso de licitación, el gobierno respetará el proceso, de acuerdo con la ley. Salvaguardar la provisión de bienes y servicios públicos básicos por las empresas-industrias en línea con los objetivos de política nacionales privatizadas y en cumplimiento de la legislación de la UE”. Respecto al mercado laboral, el Gobierno expresa su compromiso de recuperar los convenios colectivos y de ampliar las posibilidades de ofrecer trabajos temporales a los desempleados de larga duración. También reitera su "ambición" de elevar el salario mínimo.

Día del juicio para Grecia

 

La CE ve "suficientemente completa" la lista de reformas

La Comisión Europea (CE) considera "suficientemente completa" la lista de reformas que Varufakis remitió la pasada medianoche a Bruselas para convencer a sus socios europeos y recibir la asistencia financiera pendiente. "En opinión de la Comisión, la lista es suficientemente completa para ser un punto de partida válido para una conclusión satisfactoria de la revisión, como pidió el Eurogrupo en su último encuentro", señalaron a la agencia Efe fuentes de la CE. El Ejecutivo comunitario asegura estar "especialmente alentado por el fuerte compromiso de luchar contra la evasión fiscal y la corrupción", según añaden dichas fuentes.

Este primer listado de reformas tendrá que ser especificado y acordado antes de finales de abril, de acuerdo con la declaración del Eurogrupo de la semana pasada. "La aplicación decidida y rápida de todos los compromisos de reforma será la clave para una exitosa conclusión de la revisión", recuerdan las fuentes. La lista fue remitida cerca de la medianoche por el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, al presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, y a representantes de la antigua troika, el Ejecutivo comunitario, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

La CE, el BCE y el FMI deben hacer una primera evaluación de las reformas que el Gobierno griego llevará a cabo para verificar si son suficientemente amplias para ser un punto de partida válido para una finalización exitosa de la revisión pendiente del programa de asistencia financiera. El presidente del Eurogrupoconfirmó hoy que los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro celebrarán esta tarde una teleconferencia para analizar la lista de medidas presentada por Grecia. "Una conferencia telefónica del Eurogrupo sobre Grecia (se celebrará) esta tarde a las 14.00" horas (13.00 GMT), anunció Dijsselbloem en un mensaje en su perfil de la red social Twitter. De la decisión de Dijsselbloem se concluye que las tres instituciones que anteriormente se conocían como la troika -la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo- han dado su visto bueno al listado propuesto por Atenas.

Dijsselbloem junto al ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis (Reuters).
Dijsselbloem junto al ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis (Reuters).

Seis páginas de Varufakis para convencer al Eurogrupo... y a los suyos

Redoble de tambores, llega el último acto del drama de este (segundo) rescate. En el Eurogrupo ya tienen la lista de reformas que el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, ha diseñado con su equipo, la que esperan convenza a sus socios del euro para que prolonguen el préstamo cuatro meses más. El documento se hará público, en teoría, a lo largo de este martes. Pero ¿qué cabe esperarnbsp;

La travesía de Syriza desde las posiciones más radicales hasta la retórica actual ha sido larga: se ha enfrentado al mismo tiempo a miembros de sus propias filas y a los acreedores más reticentes dentro del Eurogrupo. Su discurso ha pasado de la condonación a la renegociación de la deuda para terminar asumiendo el pago de su totalidad. De hablar de oligarquías a eliminar dicha palabra de su discurso habitual.

Y, fundamentalmente, se ha desprendido del tono desafiante: las seis páginas presentadas por Grecia, que ahora deberán ser debatidas y aprobadas por los 19 socios del euro, no se parecerán demasiado a las promesas que hizo Tsipras el día de su triunfal discurso tras ganar las elecciones.

Varufakis hablaba anoche de ello en una entrevista, con la que quería aclarar que no habían sido ellos quienes se retrasaron con las propuestas por divisiones al interno del partido. "Nosotros estábamos listos esta misma mañana, pero desde Europa nos han pedido que retrasáramos la comunicación oficial hasta mañana (hoy, martes)", decía el ministro.

"El piloto automático de la austeridad ha terminado", continuaba, compárandose con el anterior Ejecutivo. Según Varufakis, el ex primer ministro Andonis Samarás estableció unas medidas de austeridad sin apenas negociarlas, tal y como le llegaban de la troika: "Vamos a presentar un nuevo paquete de medidas que nos harán coautores de nuestro destino", concluía el ministro, especialista en crear titulares en sus entrevistas.

Sigue sin quedar claro de dónde sacará Grecia el dinero para atajar la crisis humanitaria

También es experto en evitar preguntas que no le interesan. Tras dar un rodeo al ser cuestionado sobre la necesidad de apretarse el cinturón para cumplir con Bruselas, ha especificado que en su lista no se habla de "políticas fiscales", como lo podría ser la subida de impuestos. Sí ha dicho que, al contrario de lo que se comprometió Samarás, "no habrá bajada de pensiones, ni subida del IVA".

Ha calificado de "completa" la lista de medidas y ha dicho que se centrarán en "la lucha contra la corrupción, contra la evasión de impuestos" y que también tratan de buscar una solución "a la morosidad" para con los bancos. Además no renuncia a atajar "la crisis humanitaria" ni a sacar adelante la "reestructuración del sistema que regular los medios de comunicación", dos de las propuestas que sí han mantenido desde el principio de la campaña.

¿Pero de dónde sacará Grecia el dinero para los gastos necesarios para "atajar la crisis humanitaria" o para la recontratación de funcionarios despedidos por el anterior Gobierno? "Hay una partida para eso en el presupuesto", aclaró. "Estamos hablando de volver a emplear a 2.000 personas, cuando el anterior Gobierno había proyectado 15.000 nuevos puestos".

Para Varufakis, la mayor victoria de las negociaciones es que Grecia ha peleado por conseguir unas condiciones mejores. "Podríamos haber firmado en la línea de puntos los papeles que nos daban desde Bruselas", ha concluido, asegurando que es lo que hicieron sus predecesores.

Alexis Tsipras y Yanis Varufakis, en Atenas (Efe)
Alexis Tsipras y Yanis Varufakis, en Atenas (Efe)

Del programa de Salónica a la "lista Varufakis"

Hasta que llegue la versión definitiva solamente se especula con borradores a los que los medios griegos han tenido acceso. En estos esbozos de la lista, como seguramente en el texto definitivo, no hay cifras concretas, ya que tienen que ser negociadas todavía en el contexto del Eurogrupo. Podrían ser alrededor de 12 las áreas de las que trate, lo que significaría un plan de reforma a gran escala. 

Se habla de acometer una reforma de los impuestos para ayudar a los que deben dinero al Estado -que podrían incluso dividir los pagos de su deuda en hasta 100 partes- y para evitar el riesgo moral en las transacciones comerciales. Tal y como anticipaba Varufakis, se implementará un plan contra la morosidad. También para la protección del ahorro y de la justicia social, algo que podría incluir la protección de la primera residencia contra los desahucios. 

En el tema laboral se habla de que habrá reformas, aunque de manera tan ambigua como "en el sentido de las mejores prácticas dentro de la UE"; se promete caminar hacia la viabilidad de los fondos de pensiones, algo en lo que el Gobierno podría evitar ser demasiado específico en fechas o cantidad de fondos destinados. También está por ver si aumenta la edad de jubilación. Ambos son temas muy delicados para Syriza.

Como también lo son las privatizaciones. Podría producirse un un pacto salomónico entre las corrientes antagónicas de Syriza: compaginar el respeto a los tratos ya alcanzados -lo que daría luz verde a muchos proyectos polémicos como el del puerto del Pireo o algunas zonas abandonadas de los Juegos Olímpicos de 2004- con la protección de intereses nacionales clave, lo que cancelaría la privatización de las compañías de agua y dejaría el resto de activos a expensas de la definición de "interés nacional".

Toda esta batería de medidas son sin duda más realistas y quedan lejos del Programa de Salónica, aquel punto de partida de Syriza

Parece ser que el Gobierno de Tsipras podría además adoptar las medidas para impusar competitividad como las que recomienda la OCDE, como contábamos el lunes, mientras reforma la autoridad de recaudación de impuestos, una tarea en la que estaría seguramente muy involucrado Panagiotis Nikoludis, ex presidente de la Autoridad Independiente Anticorrupción y azote de los evasores.

Toda esta batería de medidas son sin duda más realistas y quedan lejos del "Programa de Salónica", aquel punto de partida para Syriza, que era una colección de líneas rojas y fundamentos con los que se ganó a la castigada sociedad helena.

Aquel programa se basaba en cuatro pilares que tenían como condición previa conseguir el "alivio" de la deuda. A partir de ahí, se proponía (1) solucionar la "crisis humanitaria" con programas para los más desprotegidos, (2) reactivar la economía y alcanzar la justicia impositiva, (3) invertir en estímulos para el empleo y (4) transformar el sistema político del sistema político. Medidas de gasto y poco ahorro, pero con la promesa de relanzar la economía y recaudar más.

Syriza siente que ha quitado el piloto automático y que ahora está a los mandos, y espera que los griegos así lo interpreten. No obstante, no olvida que todo depende del visto bueno de los demás miembros de la eurozona, incluso casi más que de su trabajo. Si finalmente el Eurogrupo aprueba la lista Varufakis, el Bundestag (Parlamento alemán) las votará el viernes para dar vía libre al dinero. Lo hará antes incluso que el propio Parlamento heleno.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios