Es noticia
Menú
La fuga de tres jóvenes para unirse al Estado Islámico pone en evidencia a Scotland Yard
  1. Mundo

La fuga de tres jóvenes para unirse al Estado Islámico pone en evidencia a Scotland Yard

Tres estudiantes entre 15 y 16 años han puesto contra las cuerdas a las fuerzas de seguridad de Gran Bretaña. Kadiza Sultana, Shamima Begum y Amira

Foto: Kadiza Sultana, Shamima Begum y Amira Abase, las tres jóvenes que cruzaron el arco de seguridad de Gatwick rumbo a Turquía (Metropolitan Police)
Kadiza Sultana, Shamima Begum y Amira Abase, las tres jóvenes que cruzaron el arco de seguridad de Gatwick rumbo a Turquía (Metropolitan Police)

Tres estudiantes entre 15 y 16 años han puesto contra las cuerdas a las fuerzas de seguridad de Gran Bretaña. Kadiza Sultana, Shamima Begum y Amira Abase han demostrado con un solo gesto la debilidad de la policía londinense al conseguir el pasado martes traspasar el arco de seguridad del aeropuerto de Gatwick rumbo a Siria.

Vestidas con ropa informal y la cabeza descubierta, estas tres jóvenes musulmanasconsiguieron subirse a un avión de la compañía Turkish Airlines con destino a Estambul para atravesar el coche la frontera siria y unirse al Estado Islámico como concubinas de los yihadistas, un grupo de poco más de 500 jóvenes occidentales que han abandonado Europa y Estados Unidos para acabar siendo parte de un harén y sirviendo de esclavas sexuales.

El plan de las tres adolescentes estaba organizado al milímetro. Según han asegurado los padres de Shamina Beguum, la joven abandonó su vivienda de Londres a primera hora de la mañana para ir al colegio Bethnal Green Academy -considerado por los investigadores uno de los mejores de la capital británica-. Allí se encontró con sus otras dos amigas y pusieron rumbo al aeropuerto. Por su parte, el padre de Amira Abase insistió en el que el comportamiento de su hija en los últimos días era “normal” y que no vio “nada extraño” cuando le dijo que iba a asistir a Estambul a una boda. “Jamás se atrevería a discutr con nosotros su pertenencia al ISIS. Sabe muy bien cuál sería nuestra respuesta”, añadió en conversación con la policía.

Las menores habían sido interrogadas el pasadodiciembre después de que una amiga común viajara a Siria para unirse al Estado Islámico. Sin embargo, Scotland Yard no sospechó lo que ocurriría dos meses después a pesar de que cuatro días antes de su fuga Shamima Beguun contactara a través de Twitter con Aqsa Mahmood, una joven de 20 años que en 2013 cambió Glasgow por Siria para ser una ‘novia yihadista’, pidiéndole que abriera un chat privado para comunicarse con ella.

“Es inverosímil que los mensajes entre Shamima y Aqsa no fueran revisados por agentes antiterroristas y que los familiares de las tres jóvenes no fueran avisadas”, ha declarado este domingo en la BBC el abogado de la familia de Mahmood. “No se entiende que tres jóvenes lleguen al aeropuerto solas, sin la compañía de un adulto, y pasen los controles de seguridad con destino a Turquía, la puerta de entrada a Siria”, ha dicho.

En Siria desde el pasado viernes tras cruzar la frontera con un hombre y con documentos de identidad sirios según han confirmado los servicios de inteligencia de Turquía, las tres menores no se han puesto en contacto con su familia desde entonces. “Te echamos de menos y estamos muy preocupados por ti”, han asegurado los padres de Shamina Beguun en un comunicado. “Siria es un lugar peligroso y no queremos que cruces la frontera. Entendemos que tienes fuertes sentimientos y quieres ayudar a los que sufren en Siria. Por favor, vuelve a casa. Puedes ayudarles desde aquí”.

Por su parte, los familiares de las otras dos jóvenes también han mostrado su “desesperación”. “Eres fuerte, guapa e inteligente y tienes un futuro brillante. Por favor, vuelve a casa”, han pedido los padres de Amira.

Quienes también se han mostrado en contra de esta acción con los padres del ‘gancho’, Aqsa Mahmood. “Eres una desgracia para tu familia y la gente de Escocia. Tus acciones son una perversión y una distorsión maligna del Islam”, han asegurado “llenos de ira y horror” a través de su abogado.

70 británicas en brazos del ISIS

Que adolescentes occidentales abandonen sus estudios y su familia para viajar a Siria con el único objetivo de casarse con un yihadista no es un hecho aislado. A los casos de los que El Confidencial informó el pasado mes de octubre, se suman las casi 70 británicas que se han unido al Estado Islámico en los últimos meses.

Según los datos que manejan los servicios de inteligencia británicos el número podría elevarse hasta el centenar a pesar de las durísimas restricciones impuestas por el EI y que afectan solo a la mujer. Tal y como este medio reveló hace unos días, los miembros de este grupo terrorista les imponen su particular interpretación de la sharia a través de un estricto código de vestimenta y buenas prácticas que coarta la libertad individual. Esconder la mirada bajo un doble velo para ocultar sus ojos, guantes oscuros y ‘abayas’ negras y anchas diseñadas y confeccionadas en Irak por miembros del Estado Islámico para evitar que se intuya el cuerpo de la mujer bajo la tela son algunas de las ‘drásticas’ medidas.

Ante el ‘error’ de las fuerzas de seguridad británicas, el primer ministro británico, David Cameron, ha querido recordar que la lucha contra el Estado Islámico no se reduce a vigilar las fronteras y al trabajo de la policía. "Todos tenemos que parar a esta gente y que deje de envenenar sus mentes", ha afirmado, pidiendo a "cada colegio, cada instituto, cada universidad y cada comunidad" que colaboren.

Tres estudiantes entre 15 y 16 años han puesto contra las cuerdas a las fuerzas de seguridad de Gran Bretaña. Kadiza Sultana, Shamima Begum y Amira Abase han demostrado con un solo gesto la debilidad de la policía londinense al conseguir el pasado martes traspasar el arco de seguridad del aeropuerto de Gatwick rumbo a Siria.

El redactor recomienda