"UN DESAFÍO A LA HONESTIDAD DE OCCIDENTE"

La venganza de Irán contra 'Charlie Hebdo': concurso de caricaturas del Holocausto

Irán convoca el Concurso de Caricaturas sobre el Holocausto como respuesta a “viñetas insultantes sobre Mahoma” publicadas en Charlie Hebdo

Foto: Supervivientes del Holocausto en la puerta del campo de concentración de Auschwitz, en Oswiecim (Reuters)
Supervivientes del Holocausto en la puerta del campo de concentración de Auschwitz, en Oswiecim (Reuters)

12.000 dólares para quien dibuje la mejor caricatura sobre el Holocausto. 8.000 para la que quede en segundo lugar, y 5.000 para el tercero, además de la exhibición permanente en el Museo Palestino de Arte Contemporáneo de Teherán. Esos son los premios del Segundo Concurso Internacional de Caricaturas sobre el Holocausto, recién convocado por las autoridades iraníes como respuesta a la publicación de “viñetas insultantes sobre el Profeta Mahoma” en Charlie Hebdo, la publicación satírica francesa que a principios de enero sufrió un atentado a manos de radicales islámicos en el que murieron una docena de sus trabajadores.

“El torneo pondrá en competición las obras artísticas de todo el mundo sobre el polémico ‘holocausto’, con el fin de desafiar la honestidad de los países occidentales sobre la libertad de expresión”, ha declarado Mohamadreza Zaeri, el responsable del concurso, a la agencia oficial iraní Farsnews. Zaeri, como muchos intelectuales iraníes, incluye el adjetivo “polémico” para subrayar su cuestionamiento de la versión histórica oficial sobre el exterminio de seis millones de judíos a manos del nazismo, una postura que alcanzó su máxima expresión en la época del presidente Mahmud Ahmadineyad.

El dibujo ganador, del ilustrador marroquí Derkaoui, mostraba una grúa israelí colocando piezas del muro de separación de Cisjordania, en las que se veía reflejada la entrada de AuschwitzLa iniciativa, en realidad, no es una novedad: Irán acogió un evento similar en 2006 como respuesta a la publicación de caricaturas consideradas ofensivas sobre Mahoma en el diario danés Jyllands-Posten el año anterior, que desató una oleada de protestas en todo el mundo musulmán, muy violentas en algunos casos. Aquel año, los organizadores del concurso recibieron un total de 1.193 ilustraciones enviadas desde lugares tan distantes como Brasil, EEUU, Canadá, Francia, España y otra media docena de países europeos, además de casi todos los países árabes.

Muchas tenían como temática la comparación entre el Holocausto y la situación actual en los territorios palestinos bajo ocupación. El dibujo ganador, del ilustrador marroquí Derkaoui, mostraba una grúa israelí colocando piezas del muro de separación de Cisjordania, en las que se veía reflejada la entrada de Auschwitz.

Esta segunda convocatoria, anunciada pocos días después de la conmemoración del 70 aniversario de la liberación de aquel campo de exterminio por los ejércitos aliados, ha vuelto a levantar ampollas. “Esto muestra una vez más cómo el régimen actual en Irán está totalmente saturado de antisemitismo. Aunque la publicación de las caricaturas del Profeta Mahoma en Charlie Hebdo no tiene nada que ver con los judíos o el Holocausto, el régimen iraní insiste en hacer una conexión distorsionada y directa entre ambos. La distorsión intencionada y manipuladora del Holocausto profana la memoria tanto de las víctimas como de los supervivientes, y sugiere intensamente que el régimen iraní todavía tiene que superar las políticas del odio”, ha declarado Marisa Danson, portavoz del Memorial Yad Vasehm en Jerusalén a la cadena estadounidense Fox News.

Una imagen del antiguo campo de extermino nazi de Auschwitz (Reuters).
Una imagen del antiguo campo de extermino nazi de Auschwitz (Reuters).

Del mismo modo se ha expresado Efraim Zuroff, director del centro Simon Wiesenthal. “Es obviamente una forma iraní de escupir en la cara del mundo occidental. Los iraníes muestran su desdén por los valores occidentales. Las actitudes hacia el Holocausto se han convertido en una prueba de fuego, porque este es reconocido como el paradigma de la inhumanidad del ser humano hacia sus iguales. Esto subraya el esfuerzo sistemático del régimen iraní para minar no sólo la singularidad del Holocausto, sino incluso su legitimidad histórica”, ha afirmado Zuroff.

Irán no es el único país donde las imágenes de Charlie Hebdo han provocado la rabia de los creyentes. Pasado el primer impacto del atentado, la aparición del siguiente número, en cuya portada aparecía Mahoma diciendo “Todo está perdonado”, volvió a inflamar el mundo musulmán. Se produjeron violentos disturbios en Jordania y Pakistán, en varias de cuyas ciudades los manifestantes quemaron banderas francesas y trataron de asaltar los consulados de ese país. En Níger se quemaron varias iglesias y negocios de cristianos.

Pero ha sido en la vecina Turquía donde el incidente ha tenido un mayor impacto en la vida política, al mostrar cuáles son las verdaderas prioridades del Gobierno islamista de Recep Tayyip Erdogan. Miembros de su Partido, Justicia y Desarrollo (AKP), como Melih Gökçek, el alcalde de Ankara, han acusado repetidamente a Charlie Hebdo de “provocadores” y de ser parte de una conspiración en la que participan varios servicios de inteligencia, especialmente los israelíes. Y cuando el diario turco Cumhuriyet, una semana después del atentado, anunció su intención de reproducir partes del último número del semanario francés, la policía intervino para impedir la salida de las furgonetas de distribución. El periódico se enfrenta ahora a una investigación de la fiscalía turca por estos hechos.

Por esos mismos días, cientos de personas celebraron una oración en honor de los hermanos Kouachi (los responsables del atentado de París) en la mezquita de Fatih, uno de los barrios más conservadores de Estambul, que fue tolerada por las autoridades turcas. Los tribunales turcos, además, han ordenado a la popular red social Facebook que elimine todas las páginas en las que se reproduzcan las caricaturas de Mahoma; de lo contrario, la plataforma podría ser bloqueada en su totalidad. Y el pasado 24 de enero, organizaciones islamistas kurdas convocaron una manifestación de rechazo a Charlie Hebdo en la ciudad de Diyarbakir en la que participaron unas 100.000 personas, incluyendo al propio presidente Erdogan. Aunque la mayoría de los musulmanes de todo el mundo se ha mostrado contraria a las respuestas violentas, es obvio que la cuestión de la libertad de expresión “total” resulta mucho, mucho más espinosa.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios