SERÁ EL SOCIO DE SYRIZA EN EL GOBIERNO

Panos Kammenos, el 'rebelde' que expulsó Antonis Samarás por oponerse a la Troika

Casi ni aparecía en las encuestas. Griegos Independientes, el partido creado en 2012 por Panos Kammenos, parecía que iba a pasar sin pena ni gloria

Foto: Panos Kammenos, líder de Griegos Independientes, aliado de Alexis Tsipras (Reuters)
Panos Kammenos, líder de Griegos Independientes, aliado de Alexis Tsipras (Reuters)

Casi ni aparecía en las encuestas. Griegos Independientes (ANEL), el partido creado en 2012 por Panos Kammenos, parecía ser un partido político cuya aspiración era mucho mayor que cualquier expectativa. Desde el que pasado 29 de diciembre Grecia convocara elecciones anticipadas, ANEL, el nuevo socio en el Gobierno del líder de Syriza, Alexis Tsipras, su presencia en el hemiciclo era poco más que improbable.

Sus sorprendentes 33 diputados en las elecciones de mayo de 2012 y con unas encuestas que a finales de 2014 le situaban por debajo de la barrera porcentual del 3% para entrar en el Parlamento, el partido de Kammenos resurgió como el ave fénix en los últimos diez días cuando sus mensajes se centraron en su intención de combatir a la Troika de Grecia, un discurso que comparte con Syriza.

Tras este triunfo, con 13 escaños y un 4,45% de los votos, está Panos Kammenos, líder de un partido nacionalista de derechas que durante la campaña nunca ha ocultado que estaría dispuesto a gobernar con Syriza si se anulaba una parte significativa de la deuda griega. Con poco más de dos años y medios de vida, ANEL está formado por disidentes de Nueva Democracia, el principal partido de centro-derecha y en el poder desde junio de 2012 con Antonis Samarás a la cabeza.

Panos Kammenos, a la izquierda, y Alexis Tsipras este lunes (EFE)
Panos Kammenos, a la izquierda, y Alexis Tsipras este lunes (EFE)

Obsesionado con desvincularse de ND, Kammenos ha enarbolado la bandera de la defensa del pueblo griego frente a las políticas de austeridad. El nuevo socio de Alexis Tsipras tiene un largo bagaje político que se acentúo aún más con las revueltas de Grecia en 2008.

Expulsado por oponese al plan de rescate

En aquel momento, Kammenos era viceministro de la Marina mercante, el Egeo y de Política Insular entre 2007 y 2009 con Kostas Karamanlis donde ya demostró su acercamiento con Turquía en la cuestión chipriota y su fuerte oposición a que la República de Macedonia cambiara su nombre. Aunque su puesto poco tenía que ver con el descontento generalizado entre los más jóvenes por la situación económica del país y la muerte el 6 de diciembre de 2008 de un adolescente de 15 años por un disparo, el Gobierno del que él formaba parte se vio obligado a convocar elecciones anticipadas debido a la ya asfixiante crisis que sufría Grecia. A partir de ahí, Panos Kammenos estuvo en la oposición y apoyó a Antonis Samarás como líder de Nueva Democracia hasta que ‘decidió’ escindirse y crear su propio partido, con el que poco más de dos años después ha llegado al poder en coalición.

Durante los años de oposición,Kammenos  se convirtió en uno de los miembros del Parlamento heleno que más se opuso al primer plan de rescate asegurando que este restaba al país su soberanía nacional. En esta misma línea continuó años después, cuando él y 20 diputados de Nueva Democracia votaron en contra del segundo plan de rescate de Grecia y fueron excluidos del partido.

Panos Kammenos y Antonis Samarás durante una reunión (EFE)
Panos Kammenos y Antonis Samarás durante una reunión (EFE)

Unas diferencias ¿irreconciliablesnbsp;

Sin embargo, este pacto deja en el aire varias preguntas sobre una extraña alianza de dos partidos que se sitúan bastante lejos en su ideología: Panos Kammenos se define como un nacionalista de derechas y Alexis Tsipras se sitúa más a la izquierda de la socialdemocracia. Pero lo que les une es, quizá, más fuerte de lo que mucho que los separa después de que el líder de ANEL se haya opuesto abiertamente a que Grecia sea un país tutelado y a cumplir con las exigencias de austeridad impuestas por el BCE, el FMI y la UE tras el rescate.

Este gesto, que encaja a la perfección con el programa de Syriza, se vio materializado este viernes en el cierre de campaña de Griegos Independientes. “Nunca iremos como mendigos de rodillas ante Merkel, iremos con la cabeza alta, como hacen los griegos. El pueblo heleno luchará para restablecer la dignidad y la soberanía nacional”, dijo Kammenos.

Como partido conservador y nacionalista, las similitudes de ANEL y Syriza se diluyen una vez convergen sus opiniones en el tema de la deuda griega y la troika. Mayor peso de la Iglesia Ortodoxa en el Estado, duras políticas contra la inmigración ilegal y la devolución a sus países de origen de aquellos que no tengan los papeles o no hayan pedido el asilo o la oposición a reconocer ciertos derechos de los colectivos LGTB son algunas de las medidas que Kammenos ha propuesto en su programa y que no han sido un obstáculo para que Alexis Tsipras sume los 13 escaños de ANEL para lograr la mayoría absoluta. 

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios