entrevista con la GOBERNADORA DE ÁTICA

Dourou: "El sur de Europa será el punto de inicio para un nuevo rumbo del continente"

Rena Dourou (Syriza) gobierna desde mayo la región de Ática, la más grande del país. En entrevista con El Confidencial, explica su experiencia

Foto: Rena Dourou saludando a sus seguidores la primavera pasada en Atenas (Ap)
Rena Dourou saludando a sus seguidores la primavera pasada en Atenas (Ap)

Rena Dourou (Atenas, 1974) es una de las figuras más prominentes de Syriza y su avanzadilla en el poder. El pasado mayo ganó por mayoría las elecciones en la región de Ática, la más grande del país, donde viven alrededor de cuatro millones de personas y que genera el 35% del PIB del nacional.

El líder de la izquierda radical, Alexis Tsipras parece no haberse equivocado en darle la confianza. Se conocen desde hace más de dos décadas y son estrechos colaboradores. Ella está convencida de la victoria de Syriza en las urnas: “La gente nos va a votar porque están cansados de la actual política de destrucción construida por el gobierno de coalición que ha llevado a seis de cada diez jóvenes a no tener empleo”, comenta la gobernadora en entrevista con El Confidencial.

Sus primeros meses al mando del gobierno de Ática no han sido fáciles. Ya no valían las promesas, sino que había que empezar a cumpliras. Su prioridad parece haber sido paliar los efectos de la crisis económica en su región, incrementando el presupuesto local para los servicios sociales desde los 1,9 millones de euros previstos por el anterior gobierno hasta los más de 13 millones invertidos por su administración.

Parte de los nuevos servicios ofrecidos, como los bancos de comida, han sido erigidos en colaboración con la Iglesia Ortodoxa griega. Todo ello a pesar de que fue muy sonada su ausencia en la ceremonia religiosa de año nuevo en Atenas, a la que había sido invitada.

También se han destinado fondos a reconectar a la red eléctrica a miles de familias empobrecidas. Una avanzadilla de lo que está por llegar si Syriza consigue gobernar: Tsipras ha prometido destinar 12.000 millones de euros a paliar los efectos de la crisis en el país.

Pregunta: Usted asegura que la gente les va a votar por cansancio contra el programa de austeridad. ¿Va a ser un voto indignado?

Respuesta: No va a ser sólo un voto de rechazo. También será positivo. Será un apoyo de cara a un nuevo comienzo para nuestro país. Para reiniciar la economía en una base más viable, con políticas de crecimiento y empleo en el contexto de una reconstrucción financiera. Syriza está proponiendo una serie de reformas necesarias en la administración y en la economía que llevará a Grecia al camino de la esperanza. Nuestra proposición también actuará como catalizador en Europa, y abrirá nuevos caminos para nuevas políticas, trayendo el fin a la política de austeridad.

P: Usted ha sido la primera persona de Syriza en llegar al poder en un asiento de gran importancia. ¿Se ha sentido respaldada por el gobierno central?

R: El gobierno ha tratado de obstruir nuestra labor en la región de Ática. Con ello no está dañando a Syriza, sino a los ciudadanos. Este modo de pensamiento y acto revela la verdadera naturaleza de nuestro gobierno actual. Lo único que parece contar para ellos son las políticas partisanas. Todo esto no es nuevo. Así han gobernado el país los conservadores de Nueva Democracia y los socialistas del Pasok durante los últimos 40 años.

P: Samaras dice estar llevando al país a una “historia de éxito”. Tomando en consideración las políticas de su gobierno y los resultados conseguidos ¿Cree que tiene razón?

R: El país está yendo a un camino sin salida bajo el mando de Samaras y Venizelos, sin esperanza para el futuro. Es indiscutible. Incluso los conservadores, que votan por Nueva Democracia reconocen que están virando en favor de Syriza. Esa es la única realidad en la Grecia de hoy. Es la historia de la destrucción de nuestro país.

P: La colaboración entre Syriza y Podemos parece ser muy estrecha. Alexis Tsipras echó mano de Pablo Iglesias el pasado jueves para cerrar su mitin de campaña en Atenas. ¿Por qué es tan relevante para ustedes esa unión izquierdista en el mediterráneo?

R: El sur de Europa será el punto de inicio para un nuevo camino europeo. Los ciudadanos de los países del mediterráneo han sido los primeros en experimentar las consecuencias de las políticas de austeridad. Ahora se dan cuenta de que este tipo de políticas no llevan más que a pobreza, miseria y desempleo. Están teniendo una reacción muy saludable. Han dicho "no", resistiendo este tipo de políticas sin salida.

La consecuencia es que la gente está poniendo su confianza en partidos que proponen una nueva forma de hacer política y un nuevo camino de pensamiento. Nosotros también necesitamos reformar la manera en la que estamos haciendo política. Creo que tanto Podemos como Syriza actúan en un doble sentido. Estamos proponiendo un paquete de políticas diferentes y a la misma vez queremos cambiar la política.

P: Las elecciones de este domingo han vuelto a despertar el fantasma del ‘Grexit’, es decir, la salida de Grecia de la Eurozona. Por parte de Syriza: ¿Es total el apoyo a la moneda única mostrado en los últimos meses?

R: El problema económico y de deuda actual no tiene nada que ver con la moneda sino con las políticas aplicadas en el nombre del euro. Lo más urgente es que cambien esas políticas, como la austeridad y las políticas de devaluación interna, que actúan como cargas para las economías y las sociedades. Tenemos que centrarnos, por ejemplo, en políticas de crecimiento real, para crear empleo y hacer que nuestro PIB crezca.

P: Muchos griegos me han dicho en los últimos años que van a votar a Syriza porque quieren que las cosas “vuelvan a ser como eran antes”. La realidad es que Grecia tenía muchos problemas en su administración, de clientelismo y corrupción, anteriores a 2008 ¿Quiere Syriza que las cosas vuelvan a ser como era antes, como demandan algunos de sus votantes?

R: Syriza quiere que nuestro país tome un nuevo rumbo. No queremos volver al pasado que ha permitido esta crisis de deuda. Queremos, y nuestro programa va en esa dirección, cambiar las cosas que han sido hechas desde hace cuarenta años.

El fracaso de los gobiernos conservadores y socialistas han abierto el camino a la actual crisis. Así que no queremos volver al pasado, sino construir un camino recto y responsable al futuro basado en una reestructuración productiva de la economía, en la reforma del sector público y en un nuevo "ethos" en política. Todo eso fue rechazado por Nueva Democracia y Pasok. Ya es hora de promover todas esas reformas necesarias.

P: No sólo Syriza parece haber sido beneficiada, en cuestión de fuerza electoral, durante los últimos años en Grecia. La radicalización política ha visto el surgimiento de Amanecer Dorado. Usted ha tenido problemas con ellos. El diputado Ilías Kassidiaris, ahora en prisión preventiva, le tiró un vaso de agua durante un debate televisado en directo en 2012, antes de abofetear a otra parlamentaria comunista. ¿Son consecuencia de la crisis?

Su ascenso se debe al largo fracaso de las políticas de Nueva Democracia y Pasok en algunas cuestiones cruciales como la falta de coherencia en la política migratoria de la UE y los problemas educacionales. Muchos estudiantes griegos no conocen los abusos cometidos por los nazis contra la resistencia helena. La crisis sólo ha subrayado una situación ya establecida de antemano.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
32 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios