TRAS OBTENER EXITOSOS RESULTADOS EN ENSAYOS

La vacuna contra el ébola llega a Liberia

300 dosis de la vacuna experimental cAd3-ZEBOV llegarán a Liberia, uno de los países de África Occidental más golpeados por el ébola, esta misma noche

Foto: Voluntarios de Cruz Roja transportan equipos con trajes aislantes a un fallecido por el virus del Ébola en Libera (Efe)
Voluntarios de Cruz Roja transportan equipos con trajes aislantes a un fallecido por el virus del Ébola en Libera (Efe)

300 dosis de la vacuna experimental cAd3-ZEBOV llegarán a Liberia, uno de los países de África Occidental más golpeados por el virus del Ébola, esta misma noche. Se trata de una de las dos vacunas candidatas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tildó hace unas semanas de más “avanzada”. El envío es el primero en llegar a un país tan vapuleado por el virus y se utilizará para iniciar el primer estudio clínico a gran escala de una vacuna experimental –incluirá a 30.000 personas, entre ellos personal sanitario–  y estará dirigido por el National Institute of Health (NIH) de Estados Unidos.  

La vacuna, desarrollada por el NIH y la compañía Okairos, de la británica GlaxoSmithKline (GSK), se ha estado probando actualmente en diversos estudios con 200 voluntarios sanos de Reino Unido, Estados Unidos, Suiza y Mali. Se trata de una vacuna que usa un virus de chimpancé desactivado para hacer llegar al organismo el material genético de la variante Zaire, que es la responsable del actual brote en África Occidental.

Los resultados obtenidos en la primera fase del ensayo, que continúa siendo experimental, son muy alentadores y muestran un perfil de seguridad bueno. El siguiente paso será ver si realmente genera inmunidad en África y si es suficiente como para frenar el contagio en humanos. El procedimiento será el siguiente: un tercio de los participantes en el estudio (es decir 10.000) recibirán la vacuna candidata, que se comparará con una vacuna control (placebo) administrada al resto, para evaluar si la respuesta inmune se traduce realmente en una protección significativa frente al ébola.

Varias personas caminan al lado de un cartel que alerta del
Varias personas caminan al lado de un cartel que alerta del

Las perspectivas son alentadoras, aunque el presidente de Vacunas de GSK, Moncef Slaoui, insiste en ser prudentes porque la medicación “está todavía en desarrollo”. En todo caso, cualquier uso futuro en campañas masivas de vacunación en el continente africano dependerá siempre de la autorización de la OMS y el resto de autoridades reguladoras.

La epidemia que puso en jaque a Europa

El virus, registrado ya en 21.689 personas y que ha causado 8.626 muertes en Liberia, Guinea y Sierra Leona fundamentalmente, según los últimos datos de la OMS actualizados esta misma semana, causó durante el pasado año una verdadera crisis en Occidente ante la posibilidad de que el brote más agresivo desde que se detectó el virus en 1976, alcanzara Europa. Desde China a Sudamérica, pasando por Estados Unidos y Canadá, se activaron barreras de contención para poder hacer frente a una posible irrupción del ébola fuera del continente africano. Llegó a convertirse en un verdadero temor entre los habitantes de todos los países desarrollados que cada día despertaban con un nuevo posible caso de contagio.

Este miércoles la ONU anunciaba en el Foro de Davos que requerirá mil millones de dólares a lo largo de 2015 para proseguir con la lucha contra el ébola y dar por concluida la epidemia en África occidental, destacando la amenaza que supone el virus para la economía y la estabilidad mundial. Ese importe es equivalente a la cantidad recolectada el año pasado para el mismo fin.

El misionero español era repatriado (Efe)
El misionero español era repatriado (Efe)

España se situó en el ojo del huracán cuando en el pasado agosto el religioso fallecido Miguel Pajares era repatriado por el Gobierno español, siendo el primer infectado de ébola que aterrizaba en territorio europeo. El sacerdote Manuel García Viejo fallecía por el mismo motivo en el hospital Carlos III de Madrid un mes después. Y todas las alarmas saltaron cuando una auxiliar de enfermería, Teresa Romero, se contagió en España tras haber mantenido contacto con el segundo religioso. También era el primer caso de contagio fuera de África.

La gestión del ébola supuso incluso una crisis de Gobierno, que se saldó en parte, con la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, después de que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría tomara las riendas de la extraordinaria situación y creará un Comité Especial integrado por expertos y especialistas del Hospital La Paz-Carlos III. Los mismos médicos que salvaron a Romero.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios