SIETE MUERTOS EN UNA SINAGOGA DE JERUSALÉN

Israel culpa del ataque al presidente Abás cuando Europa reconoce al Estado Palestino

Dos asaltantes han irrumpido con hachas y cuchillos en una sinagoga del barrio de Har Hof y han matado a cuatro fieles antes de ser abatidos por la policía

Sangriento ataque en Jerusalén. Dos asaltantes han irrumpido con hachas y cuchillos a primera hora de la mañana en una sinagoga del barrio ortodoxo de Har Nof y han matado a cuatro fieles antes de ser abatidos por la policía. Un agente ha muerto horas después por sus heridas. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha culpado a Hamás, que ha celebrado los asesinatos, y al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, que ha condenado al ataque, de incitar la violencia que sufre desde hace semanas la ciudad. "Responderemos con puño de acero a este brutal asesinato de judíos que habían acudido a rezar y se toparon con reprobables asesinos", agregó el primer ministro israelí.

Además de Netanyahu, otros miembros del Ejecutivo israelí han acusado al dirigente palestino de promover ataques como el de hoy y de estar detrás de la instigación a la violencia contra israelíes y judíos. Las acusaciones se producen cuando varios países europeos se disponen a reconocer de forma unilateral a Palestina como Estado. El Congreso de los Diputados aprobará hoy por unanimidad una proposición no de ley que insta al Gobierno a reconocer a Palestina como Estado, reafirmando la convicción de que la "única solución posible" para el conflicto es la coexistencia de dos estados. La Asamblea Nacional francesa votará el 28 de noviembre. Suecia fue el primer país de la UE en hacerlo, y siguieron sus pasos Reino Unido e Irlanda. Antes de su ingreso en la UE ya lo habían hecho Hungría, Polonia y Eslovaquia.

El jefe del servicio de inteligencia interior israelí, Yoram Cohen, aseguró hoy en contra de varias voces en el Gobierno, que el presidente palestino Abás no está interesado en promover el terrorismo. "Abás no está interesado en el terrorismo. Ni siquiera bajo la mesa, aunque así se interpreten sus declaraciones por parte de algunos sectores", dijo Cohen en un encuentro en la Comisión parlamentaria de Defensa y Exteriores, citado por medios locales.

Fallecen seis personas en el ataque a una sinagoga en Jerusalén

El ataque más grave desde 2008

Según las primeras informaciones, otras siete personas resultaron heridas -algunas de ellas graves- cuando dos hombres, al parecer palestinos de Jerusalén Este, armados con un cuchillo, un hacha y una pistola, entraron en la sinagoga y yeshiva (escuela talmúdica) y atacaron en dos lugares distintos a quienes rezaban antes de morir tiroteados por agentes. La Policía ha confirmado la muerte de cinco israelíes y la de los dos atacantes y ha asegurado que investiga lo que considera un ataque terrorista, el más grave perpetrado en Jerusalén desde el fin de la Segunda Intifada. "Dos terroristas entraron en la sinagoga del barrio de Har Nof. Atacaron con un hacha, un cuchillo y una pistola. Cuatro personas que oraban murieron. La Policía que llegó al lugar de los hechos disparó y mató a los terroristas", explicó Luvba Samri, portavoz de la Policía para medios en hebreo.

Algunas fuentes identifican a los atacantes como miembros del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), uno de los grupos armados palestinos, que ha reivindicado el ataque como una "heróica operación realizada por nuestros héroes". Los medios palestinos han identificado a los asaltantes como Ghassan y Udai Abu Jamal, primos del distrito de Jabal Mukaber, en Jerusalén Este, donde se han producido disturbios ante la presencia de las fuerzas de seguridad israelíes para realizar arrestos.

Por su parte, el director de la Policía Nacional israelí, Yochanan Danino, había apuntado a 'lobos solitarios' como autores del ataque, si bien ha dejado claro que la investigación está en curso. "Es muy difícil saber de antemano cada incidente como este, por tanto es nuestro trabajo hacer todo lo que podamos como fuerzas de seguridad para devolver la seguridad", ha afirmado, según recoge el diario 'The Jerusalem Post'. En el último mes, cinco israelíes -sin contar a los fallecidos de este martes- y un extranjero han muerto víctimas de ataques de palestinos. En respuesta, las fuerzas de seguridad israelíes han matado a una decena de palestinos, incluidos los supuestos autores de esos ataques.

Los residentes creen que la violencia en Jerusalén se remonta al pasado mes de julio, cuando un adolescente palestino fue quemado vivo por varios asaltantes judíos, en un ataque en represalia por la muerte de tres jóvenes israelíes que habían sido secuestrados en Cisjordania. La última guerra en Gaza y las disputas por el acceso de los judíos a lugares sagrados de Jerusalén han incrementado las tensiones entre ambas comunidades.

Israel promete responder el ataque de la sinagoga "con puño de hierro"

Israel responderá con "puño de hierro"

El premier israelí ha advertido que responderá "con puño de hierro" al ataque. "Esto es el resultado de las provocaciones lideradas por Hamás y Abu Mazen (Abás), unas provocaciones que la comunidad internacional ignora de forma irresponsable", dijo Netanyahu antes de mantener una reunión de su consejo de Seguridad. La Oficina del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos alertó a Israel que cualquier respuesta al tiroteo tiene que respetar la ley internacional. El portavoz de la Oficina, Rupert Colville, pidió a las autoridades israelíes que "se contengan, que no realicen actos punitivos colectivos, como demoler casas, y que tengan en cuenta las posibles consecuencias inflamatorias de sus actos".

Esto es el resultado de las provocaciones lideradas por Hamás y Abu Mazen (Abás), unas provocaciones que la comunidad internacional ignora de forma irresponsableLos movimientos islamistas radicales palestinos Hamas y Yihad Islámica aplaudieron el ataque y subrayaron que se trata "de la reacción natural a los crímenes que perpetran los ocupantes y los colonos". En un mensaje colgado en su página de la red social Facebook, el portavoz de Hamás en Cisjordania, Husam Badram, vinculó la agresión con la muerte el lunes de un conductor palestino de autobús, que apareció ahorcado. Mientras que la policía israelí asegura que se trató de un suicidio, tanto la familia como los amigos denunciaron que fue víctima de un ataque de judíos extremistas.

"Bendecimos la operación en Jerusalén y apreciamos el heroísmo de quienes la llevaron a cabo. Es un acto selectivo de resistencia a la ocupación y la respuesta práctica a los continuos crímenes de los ocupantes, el último de los cuales ha sido ahorcar a sangre fría a un conductor de autobús ayer en Jerusalén", afirmó Badrán. También a través de un comunicado, los Comités de Resistencia Popular en Gaza y la Yihad Islámica bendijeron "la operación de comando en la Jerusalén ocupada. La operación en Jerusalén es la reacción natural a los crímenes de los ocupantes y los colonos".

Abás, por su parte, condenó el ataque e insistió en su en su compromiso con la solución de los dos Estados y las medidas acordadas en Ammán en las últimas semanas para restablecer la calma en Jerusalén. "La presidencia palestina condena toda forma ataque que tenga como objetivo a civiles sin importar quien lo haya cometido. La presidencia palestina condena el ataque que causó la muerte a los que oraban en uno de los lugares de rezo de Jerusalén", explicó la nota. "Pedimos el fin inmediato de las acciones (israelíes) dentro de la mezquita de Al Aqsa (tercera en la jerarquía del Islam) y el fin de las provocaciones del gabinete de ministros israelí", agregó. Al hilo de este argumento, Abás reiteró que los palestinos "estamos comprometidos con una solución justa cimentada en el principio de los Estados y en el respeto a los acuerdos logrados en Jordania para restablecer la calma en Jerusalén".

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios