Es noticia
Menú
Estados Unidos confirma el primer caso de ébola dentro de sus fronteras
  1. Mundo
Un paciente ingresado en texas

Estados Unidos confirma el primer caso de ébola dentro de sus fronteras

Estados Unidos confirma el primer caso diagnosticado de ébola dentro de las fronteras del país. El paciente, ingresado en Texas, llegó a EEUU procedente de Liberia

Foto: Los médicos del hospital de Dallas atienden a la prensa (AP)
Los médicos del hospital de Dallas atienden a la prensa (AP)

Salió de Liberia el 19 de septiembre, aterrizó en Texas al día siguiente, empezó a desarrollar síntomas a los 4 o 5 días y está siendo tratado en el centro de cuidados intensivos del Hospital Presbiteriano de Dallas, donde fue admitido 48 horas después de acudir por primera vez al médico. Esto es todo lo que las autoridades estadounidenses han desvelado sobre el primer caso de ébola diagnosticado hasta el momento fuera de África, donde la enfermedad ha matado a miles de personas en los últimos meses.

Minutos después de que se confirmase el caso y tras informar al presidente Barack Obama, el director del Centro de Control de Enfermedades (CDC), Thomas Frieden, convocó anoche una rueda de prensa. Hizo un llamado a la calma y reiteró que “no cabe ninguna duda de que controlaremos este caso de ébola”. También prometió hacer lo posible por salvar la vida del "paciente cero", aunque se negó incluso a confirmar si su nacionalidad es estadounidense.

El director del CDC explicó después que se está intentando localizar a “un puñado” de personas que entraron en contacto con el enfermo y que, tras ser identificadas, permanecerán bajo observación durante tres semanas. También repitió que Estados Unidos tiene capacidades médicas y recursos humanos, técnicos y económicos muy superiores a los de los países del oeste africano, por lo que se podrá atajar a tiempo el brote sin problemas. "Entendemos que esta puede ser una noticia inquietante, especialmente después de haber visto las imágenes de África Occidental. Sin embargo, hay diferencias grandes en cuanto a lo que podría suceder aquí en los Estados Unidos", dijo.

“Lo vamos a parar a tiempo”, reiteró Frieden, sin descartar que haya algún otro contagiado ya: familiares o personas cercanas al enfermo cuyos síntomas se tendrían que desarrollar en los próximos días. “Es ciertamente posible que alguna de las personas que entraron en contacto con este individuo puedan desarrollar ébola en las próximas semanas”, admitió. Entre ellos se cuentan los tres enfermeros que transportaron al paciente hasta el hospital, actualmente “bajo observación”, encerrados en sus respectivas casas y sometidos a constantes análisis.

Mientras el alarmismo se extiende por las redes sociales, los expertos aseguran que no hay ningún riesgo para las personas que viajaron con el enfermo en el avión, ya que se midió la temperatura de todo el pasaje antes de despegar y nadie tenía fiebre alta. El ébola sólo es contagioso una vez que el infectado presenta síntomas, nunca antes. Y no se transmite por vía aérea, sino mediante fluidos corporales. “Hay cero riesgo de que se haya transmitido durante el vuelo”, tranquilizó Frieden.

Hasta la fecha, los únicos pacientes tratados de ébola en EEUU han sido los doctores y personal humanitario repatriados de áreas infectadas: son cuatro en total y todos ellos han sobrevivido tras recibir tratamiento con el suero experimental ZMapp, nunca antes probado en humanos. El camarógrafo estadounidense que contrajo el ébola en Liberia, donde se encontraba trabajando para la cadena NBC, llegó este mismo lunes a Ohama (Nebraska), donde será tratado en el mismo centro médico que acogió recientemente a otro infectado, Rick Sacra, un médico que contrajo el virus también cuando trabajaba en Liberia y que fue repatriado a Estados Unidos a comienzos de septiembre. Las autoridades sanitarias de EEUU mantienen bajo vigilancia a diez personas que tuvieron contacto con el primer caso confirmado de ébola en el país.

Salió de Liberia el 19 de septiembre, aterrizó en Texas al día siguiente, empezó a desarrollar síntomas a los 4 o 5 días y está siendo tratado en el centro de cuidados intensivos del Hospital Presbiteriano de Dallas, donde fue admitido 48 horas después de acudir por primera vez al médico. Esto es todo lo que las autoridades estadounidenses han desvelado sobre el primer caso de ébola diagnosticado hasta el momento fuera de África, donde la enfermedad ha matado a miles de personas en los últimos meses.

Texas
El redactor recomienda