tras los disturbios de ferguson

Seis gráficos y dos mapas para entender los problemas raciales de Estados Unidos

Las desigualdades raciales han vuelto a saltar al frente a cuento de los disturbios de Ferguson. Es uno de los problemas mas viejos, analizados y debatidos de EEUU

Foto: Agentes de policía de Ferguson discuten con un manifestante.
Agentes de policía de Ferguson discuten con un manifestante.

Por mucho que el padre de Barack Obama sea de Kenia y la madre de Kansas, las brechas raciales siguen siendo profundas en Estados Unidos. Algunos indicadores sociales convergen con el paso de los años (como la esperanza de vida), pero otras diferencias se enquistan o incluso se acrecientan (como las diferencias económicas). 

Por enésima vez, los disturbios de Ferguson han tumbado en el diván a la 'América racial'. Según un reciente sondeo, el 80 por ciento de los afroamericanos creen que la muerte del joven Michael Brown es reflejo de “importantes asuntos raciales”, un problema que sólo ve el 37 por ciento de los blancos. Se muestran tan divididos en esto como en todo lo demás.

En crimen y castigo

La tasa de encarcelamiento de EEUU se ha multiplicado por cuatro desde 1960 y, actualmente, uno de cada tres varones negros ingresa en prisión al menos una vez a lo largo de su vida. De cada 100.000 hombres afroamericanos, 4.347 están en la cárcel, cifra que cae a 1.775 entre los hispanos y a 678 entre los blancos. 

Evolución de las tasas de encarcelamiento 1960 - 2010 (Pew Research)

 

Los negros también tienen más posibilidades de ser parados por la policía en plena calle. Por ejemplo, la policía de Nueva York detuvo a cerca de 200.000 personas en 2013. Del total, el 88 por ciento no habían cometido ningún crimen, el 56 por ciento eran negros, el 29 por ciento eran latinos y el 11 por ciento blancos. 

A la hora de buscar trabajo

La tasa de desempleo de los afroamericanos (13,4 por ciento) es hoy el doble que la de los blancos (6,7 por ciento). En el verano de 2009, durante la primera fase de la llamada “Gran Recesión”, las dos líneas estuvieron más cerca de converger que nunca, ya que en un principio la crisis se llevó por delante más puestos de trabajo ocupados por blancos. Esta anomalía, sin embargo, se "corrigió" meses después.

Tasas de desempleo por raza (Pew Research)

 

La horquilla más amplia se registró durante otra crisis, la de la desindustrialización de áreas enteras del país (como el llamado rust belt) en los años 80. En 1984, el 19,5 por ciento de la población activa afroamericana no tenía trabajo, una situación en la que 'sólo' se encontraban el 8,4 de los blancos.

El abismo económico

De media, una familia afroamericana ingresa, cada año, cerca de 20.000 euros anuales menos que una blanca. La diferencia, que ronda el 60 por ciento, ha aumentado ligeramente desde 1968, pero hoy es más suave que en 2007. 

Diferencia económica por raza (US Census Bureau)

 

Pero no son los blancos los que más ganan. Les superan los asiáticos, por unos 7.000 euros anuales. La otra gran minoría, los hispanos, ganan unos 4.000 euros más que los negros por año.

Una cosa es la educación y otra la educación superior

Según esta tabla estadística, el 90,3 por ciento de los afroamericanos de entre 25 y 29 años ha superado la educación secundaria, un porcentaje similar al de los blancos (94,1 por ciento) y al de los asiáticos (95,4), y muy superior al de los hispanos (75,8).

Diferencias en educación superior (FiveThirtyEight)

 

Sin embargo, sólo un 20,5 por ciento consiguió una titulación superior, muy por detrás de los blancos (40,4%) y de los asiáticos (60,1%), pero también por delante de los hispanos (15,7%). Datos como los que aporta el gráfico demuestran que los afroamericanos tienden más a graduarse en estudios universitarios de corta duración o de media jornada. 

Vivir menos años y morir de manera diferente

Evolución de la esperanza de vida (Center for Disease Control)

 

La esperanza de vida de los afroamericanos (hombres + mujeres) es de 75 años, la misma que tenían los blancos en 1979. Hoy, la expectativa de vida de un varón blanco asciende a 76 años, cuatro más que un negro. La diferencia se ha reducido notablemente desde los años 50, cuando un afroamericano vivía de media 8 años menos que un blanco. Las diferencias entre las mujeres son similares, aunque algo más suaves. Y ningún grupo racial estadounidense alcanza la esperanza de vida española, superior a los 82 años. 

Factores diferenciales con impacto sobre la esperanza de vida (CDC)

 

En este otro gráfico pueden apreciarse cómo blancos y negros también tienden a morir por distintos motivos. Los primeros son más propicios a fallecer por problemas de corazón, cáncer, homicidios o diabetes. Por el contrario, a los segundos les afectan más las enfermedades respiratorias, los suicidios y los accidentes. 

Segregaciones estatales y segregaciones urbanas

La mayoría de los afroamericanos vive en el este y el sur del país, mientras que su presencia es mucho más reducida en el interior y en la costa oeste. En todo EEUU hay 106 condados donde los negros suponen más del 50 por ciento de la población. El de St. Louise, donde se encuentra Ferguson, es el único localizado en Misuri, un estado considerado fronterizo entre el sur (más negro) y el medio oeste (predominantemente blanco).

Distribución geográfica de afroamericanos en EEUU (CensusScope)

 

Los afroamericanos también son mayoría en metrópolis como Detroit (82,7%), Jackson (79,4%), Baltimore (63,7%), Memphis (63,3%), Nueva Orleans (60,2%) o Washington DC (50,7%). Y es que la segregación también marca claras líneas divisorias en las ciudades. A alguien se le ocurrió elaborar un mapa del área metropolitana de la capital estadounidense poniendo un puntito azul por cada familia afroamericana y un puntito rojo por cada familia blanca. El resultado fue el siguiente.

Distribución racial de Washington DC (Flickr / Eric Fischer)

 

 

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios