Diez lecciones italianas que Podemos debería tener en cuenta
  1. Mundo
¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN GRILLO Y PABLO IGLESIAS?

Diez lecciones italianas que Podemos debería tener en cuenta

Podemos es ya la tercera fuerza política española en intención de voto. ¿Un caso único en Europa? No, el M5E de Beppe Grillo experimentó un ascenso similar

Foto: Diez lecciones italianas que Podemos debería tener en cuenta
Diez lecciones italianas que Podemos debería tener en cuenta

En apenas unos meses, Podemos ha conseguido situarse como la tercera fuerza política española en intención de voto. ¿Un caso único en Europa? No, el Movimiento 5 Estrellas (M5E) del cómico Beppe Grillo experimentó un ascenso similar hace algunos años y ya está consolidado como una de las grandes fuerzas políticas del país transalpino, hasta el punto de haber sido el partido más votado en solitario en unas elecciones generales.

En la primavera de 2011, con las plazas de España tomadas por las protestas del 15M, los analistas políticos italianos miraban hacia nuestro país haciéndose preguntas: ¿Habrá alguien capaz de canalizar ese descontento? ¿Tendrá España a su propio Beppe Grillo? Una vez más, Italia demostraba estar en la vanguardia política de Europa, tanto para bien como para mal. El país que inventó el fascismo y se sacó de la chistera a un personaje tan inigualable como Silvio Berlusconi volvía a sorprender al llevar a la cumbre a una formación que pretendía penetrar en el sistema para acabar con él.

Pese a lo mucho que se parecen el movimiento español y el italiano, existen también grandes diferencias. Merece la pena detenerse a analizar en qué se parecen y en qué se distinguen ambos, para determinar qué lecciones se pueden sacar España de la experiencia italiana.

PRIMER PARECIDO: Críticas a “la Casta”

El término despectivo con el que Iglesias se refiere a los dirigentes de los partidos tradicionales es prestado. Se hizo popular en Italia después de que dos periodistas titularan con ese nombre un ensayo publicado en 2007 (La Casta, Sergio Rizzo y Gian Antonio Stella) en el que destapaban los enormes privilegios de su clase política. La lista infinita de prebendas relatadas lleva años brindándole una estupenda munición a Grillo para arremeter contra todo lo que no sea el M5E, ya sea desde su blog o en sus acalorados mítines. El líder de Podemos lleva menos tiempo haciendo lo mismo, pero ha aprendido rápido.

PRIMERA DIFERENCIA: Experiencia de Gobierno

El M5E lleva tocando poder desde 2010, cuando salieron elegidos sus primeros representantes en las elecciones municipales celebradas aquel año. Desde entonces no ha hecho sino crecer en cada cita con las urnas. Gobierna en 11 ciudades, varias de ellas capitales de provincia, y tiene 144 diputados y senadores en Roma y 17 parlamentarios en Estrasburgo. Podemos sólo se ha fogueado en las últimas elecciones, en las que obtuvo cinco escaños en el Parlamento Europeo.

SEGUNDO PARECIDO: Un líder aleccionador

Escribía recientemente un articulista que al escuchar al joven profesor de la Universidad Complutense le parecía que tenía delante a un entomólogo mientras describía de forma aséptica la última especie de insecto que había descubierto. Esta cierta altivez es compartida por el cómico italiano. Ambos tienen una estupenda capacidad de oratoria y manejan con habilidad la coctelera en que mezclan datos, opiniones, propuestas y críticas, dejando a los espectadores y votantes en dos estados: o con la boca abierta o asqueados por el listillo vehemente que tienen delante.

SEGUNDA DIFERENCIA: Líder no es igual a candidato

Aunque su nombre aparece en todas las papeletas del M5E al formar parte del logotipo del partido, Grillo nunca ha estado en las listas. Su formación no permite que concurran como candidatos los condenados en firme por la Justicia, lo que le ocurrió al líder tras ser considerado culpable en un accidente de tráfico con víctimas mortales hace más de 30 años. Iglesias, en cambio, aglutina sin problemas el liderazgo de Podemos con su condición de cabeza de lista electoral.

TERCER PARECIDO: Nacidos del hartazgo

El M5E explotó en las elecciones de febrero de 2013, a las que Italia llegó con sus dos principales formaciones hechas jirones. Silvio Berlusconi y su criatura política, entonces llamada el Pueblo de la Libertad, estaban desfondados por los escándalos judiciales y sexuales del magnate. Al otro lado, el izquierdista Partido Democrático no representaba una alternativa mucho mejor por sus sempiternas peleas internas. Grillo supo aprovechar ese descontento. Lo mismo hizo Iglesias en las recientes elecciones europeas al hacerse con el voto de los electores hartos del PSOE y de Izquierda Unida.

TERCERA DIFERENCIA: Ideologías diversas

Podemos es un partido claramente de izquierdas. De hecho, la mayor parte de sus votantes son antiguos electores de Izquierda Unida y del PSOE y muchos de sus cuadros dirigentes pertenecen a la formación trotskista Izquierda Anticapitalista. El M5E, por el contrario, no acepta las etiquetas ideológicas clásicas y se niega a ser identificado como progresista, conservador o liberal. De momento le ha ido bien con esta forma de hacer política, pues ha seducido tanto a los italianos que antes votaban a la izquierda como a aquellos que se cansaron de los desmadres de la derecha de Berlusconi.

CUARTO PARECIDO: Éxito entre los jóvenes

Pese al descenso de los comicios europeos de mayo respecto a los generales del año anterior, el M5E sigue siendo el primer partido entre los menores de 45 años. Podemos comparte nicho electoral: según una encuesta del CIS previa a la cita con las urnas, casi la mitad de sus votantes tienen menos de 35 años. Tanto en Italia como en España el mensaje de cambio profundo y de democracia directa que esgrimen ambas formaciones cala sobre todo entre las nuevas generaciones. De ahí viene su apuesta por internet y las redes sociales, en las que Iglesias basó parte de su campaña. En este terreno Grillo es un maestro, pues su blog, uno de los más leídos del mundo, sirve de sede y de congreso continuo para el M5E.

CUARTA DIFERENCIA: Tele sí, tele no

Hubiera sido difícil que Podemos alcanzara los 1,2 millones de votos de las elecciones europeas del pasado mayo sin la amplia presencia mediática que mantiene Iglesias, un habitual de las tertulias políticas en las televisiones. El profesor universitario ha hecho de las pantallas su mejor arma política. Grillo, en cambio, desprecia a este medio de comunicación e incluso llegó a prohibir a los miembros del M5E que acudieran a programas de debate.

Vídeo: El perfil del electorado de Podemos

QUINTO PARECIDO: Adiós al euro

Siguiendo la tradición italiana para las grandes cuestiones, el M5E propone la convocatoria de un referéndum para decidir la permanencia de Italia en la zona euro. Podemos, al menos en sus inicios, pedía dejar inmediatamente la moneda única para que el país recuperase el control de la política financiera, otro de los grandes puntos en los que coinciden Iglesias y Grillo. En los programas de ambas formaciones hay igualmente un llamamiento común para que se unan los pueblos de la Europa mediterránea frente al rumbo que lleva hoy la UE.

QUINTA DIFERENCIA: Separados en Europa

Pese a las coincidencias en sus programas de cara a las elecciones europeas, en el Parlamento de Estrasburgo las formaciones de Iglesias y Grillo no comparten grupo. Podemos forma parte de Izquierda Unitaria Europea, donde tienen cabida Syriza, el partido más votado de Grecia, y los alemanes de Die Link, además de Izquierda Unida. Después de consultar a sus bases a través de una votación por internet, como siempre hace, el M5E optó por unirse al extremista UKIP de Nicolas Farage para encuadrarse en un grupo parlamentario de euroescépticos de derechas, Europa de la Libertad y de la Democracia.

Noticias de Podemos Movimiento 5 Estrellas Pablo Iglesias Beppe Grillo La Más Leída
El redactor recomienda