“A algunos intelectuales franceses aún les cuesta considerar como terrorismo a ETA”
  1. Mundo
HABLAN LAS VÍCTIMAS DE FRANCIA

“A algunos intelectuales franceses aún les cuesta considerar como terrorismo a ETA”

"Nosotros, las víctimas del terrorismo, seguimos luchando contra esas ideas, porque no todos han comprendido que ETA es una aberración"

placeholder Foto: Miles de personas participan en una marcha a favor de los presos de ETA en la localidad vascofrancesa de Bayona, el pasado junio (Efe).
Miles de personas participan en una marcha a favor de los presos de ETA en la localidad vascofrancesa de Bayona, el pasado junio (Efe).

“A algunos intelectuales franceses todavía les cuesta considerar a ETA como terrorismo”. Quien así se expresa es Guillaume Denoix de Saint Marc, director general y portavoz de la Asociación Francesa de Víctimas del Terrorismo (AFVT). En declaraciones a El Confidencial, Denoix de Saint Marc afirma que una parte de la izquierda francesa tiene todavía una visión romántica de los grupos terroristas, a los que durante años ha considerado como “luchadores por la libertad”.

Lo cierto es que esa visión de ETA era palpable en la prensa hasta el asesinato de Miguel Ángel Blanco. Periódicos como Le Monde o Libération no utilizaban el término terrorista ni consideraba los actos de la banda como terrorismo hasta la fecha de la muerte del concejal del Partido Popular, el 13 de julio de 1997. Para Denoix de Saint Marc, muchos de esos periodistas e intelectuales han manifestado ya su mea culpa por esa actitud, pero -añade- “nosotros, las víctimas del terrorismo, seguimos luchando contra esas ideas, porque no todos han comprendido que ETA es una aberración”.

Para Denoix de Saint Marc, muchos de esos periodistas e intelectuales han manifestado ya su mea culpa por esa actitud, pero ‘nosotros, las víctimas del terrorismo, seguimos luchando contra esas ideas, porque no todos han comprendido que ETA es una aberración’

Guillaume Denoix de Saint Marc es el director general de la AFVT desde 2009. Ese año, la organización toma el relevo de la histórica Association SOS-Attentats. Denoix de Saint Marc sufrió directamente las consecuencias del terrorismo el 19 de septiembre de 1989. Ese día, un avión DC10 de la UTA que hacía la ruta Brazzaville-París explotó en el aire sobre el desierto del Teneré, en Níger. El padre de Guillaume se encontraba a bordo con otros 170 pasajeros de 19 nacionalidades (58 franceses.) Desde entonces, inició su lucha por obtener justicia.

La organización que defendía los intereses de las víctimas del vuelo UT772, que él dirigía, soportó todo tipo de presiones, del Estado francés y de ciertos medios de prensa, hasta obtener del mismo Saif Al Islam (uno de los hijos de Muammar el Gadafi) el reconocimiento de la autoría libia del atentado. Con la confesión de responsabilidad, la asociación obtuvo también una indemnización de un millón de dólares para cada una de las familias de las víctimas. La AFVT, además, erigió en pleno desierto del Teneré un monumento en memoria de los asesinados.

Miedo a ETA en Francia

La AFVT ha sido muy activa estas últimas semanas en su combate contra el terrorismo etarra. El pasado 12 de junio se constituyó como parte civil en el juicio a tres miembros de la banda. Ese día y tras cuatro semanas de debates, Ainhoa Ozaeta fue condenada a 20 años de prisión, Igor Suberviola, a 16, y Jon Salaberría, a 12. Cada condena les fija un cumplimiento de al menos dos tercios de la sentencia.

Por primera vez, las víctimas francesas del terrorismo eran aceptadas como parte civil. Ninguna de las víctimas directas de los hechos por los que los etarras fueron juzgados se presentó como acusación, por temor a represalias. Para el director de la AFVT, eso indica el miedo que todavía infunde en Francia la organización. “Yo conozco varias víctimas de ETA y sé que para ellas es difícil constituirse como parte civil”, subraya, Demoix de Saint Marc. “Para nosotros -señala- es importante mostrar que hay una oposición a ETA. No se trata de ningún ánimo de venganza, sino de buscar una respuesta a través de la justicia y del derecho”.

Preguntado si han recibido alguna vez amenazas o presiones por sus acciones contra la banda, el portavoz de la AFVT asegura que no. Sin embargo, recalca, “ETA nunca recurre las sentencias en su contra por principios, pues no reconoce al tribunal que le juzga. Pero en el caso de los tres etarras condenados el 12 de junio, la organización terrorista recurrió el pago de 5.000 euros a nuestra asociación. Es curioso que no presentaran recurso a la decisión penal y que lo hicieran sobre la civil”.

Políticos franceses apoyan a un terrorista

La AFVT también ha intervenido el mes pasado en el otro debate sobre ETA en el País Vasco francés. El 5 de junio emitía un comunicado en el que la asociación se preguntaba si políticos electos franceses pueden manifestarse en apoyo de un terrorista. Era la reacción, silenciada por la prensa nacional, como tantas otras, a la llamada de representantes políticos locales y regionales nacionalistas, socialistas, comunistas, verdes, centristas y también del principal partido de la derecha, por la liberación del etarra Juán Ibón Fernández Iradi, alias Súsper.

Ninguna de las víctimas directas de los hechos por los que los etarras fueron juzgados se presentó como acusación, por temor a represalias. Para el director de la AFVT, eso indica el miedo que todavía infunde en Francia la organización

Condenado a 30 años de cárcel en 2008, Iradi sufre una grave enfermedad, por lo que podría acogerse a la llamada Ley Kouchner y recibir cuidados médicos en el exterior, algo a lo que la AFVT no se opone. Lo sorprendente para las víctimas francesas es que unos 300 representantes políticos electos se manifiesten a favor de un terrorista.

En esa marcha, celebrada el 14 de junio en Bayona, cerca de 5.000 personas, según los convocantes, se manifestaron bajo el lema “Derechos humanos, resolución y paz”. En ningún momento se usó el término terrorismo o terrorista. Para los asistentes, se trataba de “presos vascos” (para Le Monde, también), que había que poner en libertad por enfermedad grave, como Súsper, o de acercar a los encarcelados al País Vasco Francés.

Denoix de Saint Marc diferencia entre la política de colaboración leal con España de los gobiernos franceses en los últimos años y un acto apoyado por políticos locales “por motivos electoralistas”. Para el portavoz de la AFVT, en todo caso, en “Francia no hay presos políticos; estas personas no están en prisión por delitos de opinión, sino por crímenes y delitos que han cometido”. Por eso es chocante que representantes políticos elegidos para aplicar la democracia “se manifiesten para defender a quienes atacan la democracia”.

Perdón a cambio de arrepentimiento sincero

Una de las principales preocupaciones de las víctimas francesas del terrorismo es luchar contra la radicalización de los jóvenes. La AFVT espera poder llegar a un acuerdo con el Ministerio de Educación, como es el caso, según dice a El Confidencial, en Italia o España. Por el momento, la AFVT organiza también conferencias donde jóvenes víctimas exponen al público sus experiencias, pero siempre, según Denoix de Saint Marc, con un mensaje donde se deja de la lado la venganza, el odio y la violencia. Para poder resistir a la propaganda terrorista, dice el portavoz de la AFVT, “queremos que las víctimas aporten un mensaje positivo, no lacrimoso; que se conviertan en un modelo social”.

Noticias de Francia Terrorismo Noticias de País Vasco Víctimas del terrorismo Libération
El redactor recomienda