EEUU ENDURECE SUS ACUSACIONES

John Kerry: "Las pruebas apuntan claramente a los prorrusos"

Los investigadores de la OCSE vuelven al epicentro de la catástrofe en medio del cruce de acusaciones sobre la destrucción de pruebas. Los expertos llegaron ayer

Foto: Restos del avión de Malaysia Airlines tras ser derribado. (EFE)
Restos del avión de Malaysia Airlines tras ser derribado. (EFE)

Los investigadores de la OCSE vuelven al epicentro de la catástrofe en medio del cruce de acusaciones sobre la destrucción de pruebas. Los expertos llegaron ayer al descampado junto a la localidad de Grabovo, en el este de Ucrania, zona cero del siniestro que costó la vida a casi 300 personas, y aseguraron a un grupo de periodistas que ahora tienen más libertad para inspeccionar el lugar.

Kiev ha acordado con los separatistas del este de Ucrania, a quienes EEUU y las grandes potencias consideran responsables del derribo del avión malasio, evacuar los cuerpos en camiones refrigerados. Casi 200 han llegado ya a Donétsk, epicentro de la sublevación prorrusa, según confirmó el jefe de la misión de la OSCE en Ucrania, el suizo Alex Hug, quien explicó que en el campo abierto junto a Grabovo, donde cayó la mayor parte de los restos del avión malasio, sólo quedan algunos cuerpos, sobre todo aquellos que no están enteros, aunque "cada vez son menos".

El tren que transportaba a los difuntos salió desde una localidad próxima a Torez hacia Donétsk tras ser supervisados por la OSCE. Aún queda por esclarecer lo sucedido con los cien cuerpos que aún no se han encontrado. Para el traslado se han utilizado cinco vagones refrigerados para la conservación de los cuerpos en el mejor estado posible.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry. (Reuters)
El secretario de Estado norteamericano, John Kerry. (Reuters)

Mientras, Estados Unidos sigue presentado supuestas pruebas incriminatorias. Washington aseguró ayer que detectó el lanzamiento de un misil antiaéreo y observó la trayectoria el jueves pasado, cuando un avión de pasajeros resultó destruido sobre el este de Ucrania, según afirmó este domingo el secretario de Estado, John Kerry. "Sabemos con certeza que durante el último mes ha habido un flujo de armamento, un convoy de unos 150 vehículos, incluidos transportes de personal, lanzamisiles y artillería, de Rusia hacia el este de Ucrania”, dijo el jefe de la diplomacia estadounidense en una entrevista con la cadena CNN.

Los separatistas tienen las cajas negras

Los separatistas prorrusos reconocieron este domingo tener en su poder varios objetos que podrían ser las cajas negras del avión malasio que fue presuntamente derribado hace tres días con casi 300 pasajeros a bordo. "En el lugar de la catástrofe fueron localizadas partes del avión parecidas a unas cajas negras. Se encuentran en Donétsk (...) bajo mi supervisión personal. Serán entregadas a expertos internacionales en caso de que estos lleguen", aseguró el primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donétsk, Alexandr Borodái.

'Sabemos con certeza que durante el último mes ha habido un flujo de armamento, un convoy de unos 150 vehículos incluidos transportes de personal, lanza misiles, artillería, de Rusia hacia el este de Ucrania', ha afirmado Kerry

El nuevo Gobierno de Kiev sigue acusando sin tapujos a los insurgentes de intentar destruir las pruebas que los incriminan. Ayer, el Servicio de Seguridad de Ucrania difundió en internet la grabación de una supuesta conversación telefónica entre dos jefes de las milicias prorrusas que, de ser cierta, incriminaría a los separatistas y también a Moscú en la ocultación de pruebas del presunto derribo del avión malasio. En la grabación, una voz identificada por Kiev como el comandante del batallón Vostok, Alexandr Jodokovski, pide al que sería uno de sus hombres que supervise la ocultación de las cajas negras del avión "para que no caigan en manos ajenas, de toda esa gente que os visita, la OSCE y demás".

"El destino de las cajas negras es primordial. Deben estar bajo nuestro control. (...) No es una petición mía, nos llega desde arriba, (...) y con esto me refiero a Moscú", dice el presunto comandante prorruso en el vídeo difundido a través de YouTube.

La ONU contempla una resolución condenatoria

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está considerando la posibilidad de votar este mismo lunes una resolución condenatoria en la que se ratificaría que el vuelo MH17 de Malaysia Airlines fue derribado por un misil tierra-aire y por la que se instaría a los grupos armados a abstenerse de entrar en la zona del siniestro, donde se desarrollará una investigación internacional sin restricciones.

Retiran restos del avión derribado en Ucrania. (Reuters)
Retiran restos del avión derribado en Ucrania. (Reuters)

La resolución ha sido propuesta por Australia tras conocerse la muerte de 28 de sus ciudadanos en el siniestro, en la que se "condena el derribo del avión en los términos más enérgicos" y demanda "que los responsables de este incidente sean llevados ante la justicia con la total cooperación de todos los estados". El borrador insta a los grupos armados del este de Ucrania a "que se abstengan de realizar acción alguna que pueda poner en peligro la integridad del lugar del siniestro" y que "proporcionen inmediatamente acceso seguro y sin restricciones a la zona y alrededores".

De momento, los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) han recibido el permiso para observar de cerca los restos del avión, pero hombres armados les han impedido examinar detenidamente el lugar del siniestro. Por último, el borrador "insiste en que los cuerpos de las víctimas sean tratados de una manera digna, respetuosa y profesional".

Kiev mantiene su ofensiva militar en el Este

Mientras, la sangrienta ofensiva de Kiev contra las ciudades en manos de los rebeldes continúa. Ocho soldados ucranianos han muerto en las últimas 24 horas en el Este, donde continúan los combates entre las fuerzas del nuevo Gobierno y los rebeldes prorrusos pese a que la comunidad internacional ha pedido una tregua para investigar el derribo del avión malasio. "Ocho militares han muerto y otros 50 han resultado heridos en las últimas 24 horas", dijo en una comparecencia ante la prensa en Kiev el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, Andréi Lisenko.

Mientras tanto, continúa la ofensiva de Kiev contra las ciudades en manos de los rebeldes. Las autoridades ucranianas afirman que en las últimas 24 horas han muerto 8 militares

Los combates más intensos tienen lugar en los accesos a la ciudad de Lugánsk y en los alrededores de su aeropuerto, rodeado por los milicianos prorrusos que aislan del resto de las tropas de Kiev a los militares ucranianos que están desde hace semanas en el interior del recinto. Las fuerzas ucranianas señalaron que el aeropuerto de Lugánsk fue atacado con fuego de morteros esta madrugada, mientras que el aeropuerto de Donétsk, también controlado por Kiev, fue sometido al fuego de lanzaderas de misiles de boca múltiple "Grad" (Granizo).

Por otro lado, la asamblea municipal de Donetsk, capital de la región homónima, informó de explosiones y tiroteos aislados en al menos tres distritos de esa ciudad de cerca de un millón de habitantes. Tras la rendición de los rebeldes a las fuerzas ucranianas de la ciudad de Slaviansk, símbolo de la sublevación y escenario de los combates más encarnizados durante dos meses, Kiev prometió rodear y aislar las dos capitales del este prorruso para obligar a los separatistas a deponer las armas. Más de 40 civiles han muerto en las últimos días en la ciudad de Lugánsk bajo fuego de artillería del que se acusan las fuerzas gubernamentales y los sublevados prorrusos que combaten desde hace semanas en los alrededores de la urbe.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios