estaba en situación crítica TRAS EL MH370

La maldición de Malaysia Airlines: de aerolínea estrella a empresa en bancarrota

Algunos hablan de maldición; las probabilidades de que una compañía sufra dos desastres en 4 meses son escasas; de hecho, es la primera vez que ocurre

Foto: Un grupo de personas camino entre los restos del avión malasio derribado en el Este de Ucrania (AP).
Un grupo de personas camino entre los restos del avión malasio derribado en el Este de Ucrania (AP).

Cuando el Ministro de Transporte de Malasia, Liow Tiong, fue ayer informado de que el avión MH17, que cubría la ruta Ámsterdam-Kuala Lumpur, se había estrellado al este de Ucrania, el político malasio se encontraba en Pekín discutiendo con las autoridades chinas sobre el otro quebradero de cabeza que ha tenido la aviación civil de su país en apenas unos meses: la desaparición del MH370 el pasado 8 de marzo. Los dos vuelos pertenecían a la compañía Malaysia Airlines (MAS), una empresa que ha pasado rápidamente de ser la aerolínea estrella de Malasia a situarse al borde de la bancarrota.

Algunos hablan de maldición; las probabilidades de que una misma compañía sufra dos grandes desastres en poco más de cuatro meses son escasas y, de hecho, es la primera vez que ocurre. Las circunstancias que han rodeado a ambos incidentes tampoco son ordinarias. El MH370, que cubría la ruta entre Kuala Lumpur y Pekín con 239 personas a bordo, desapareció misteriosamente poco después de despegar sin apenas dejar rastro. A día de hoy, casi cuatro meses y medio después, no se ha podido encontrar ni un solo resto del aparato, a pesar de las intensas labores de búsqueda que se han centrado en el sur del oceáno Índico. Del MH17, que transportaba a 280 pasajeros y 15 miembros del personal, sí que se conoce el lugar exacto de la colisión, pero todo apunta a que fue derribado por un misil cuando sobrevolada el este de Ucrania, una zona inmersa en una guerra civil.

Algunos hablan de maldición; las probabilidades de que una misma compañía sufra dos grandes desastres en poco más de cuatro meses son escasas y, de hecho, es la primera vez que ocurreMalaysia Airlines ha estado ligada a la historia de Malasia desde casi principios del siglo XX y es un emblema del país. No en vano, el logo de la compañía está inspirado en una cometa tradicional, uno de los principales símbolos nacionales. Nacida en 1937, cuando el territorio aún era colonia británica, su nombre Malayan Airways Limited se inspiró en la denominación que los ingleses habían dado a la península.

La identidad de la compañía evolucionaría también con la historia de la región. Así, cuando la antigua Malaya británica se unió a los territorios de Singapur, Borneo del Norte y Sarawak para formar la Federación de Malasia, la compañía cambió el nombre por el de Malaysian Airways. Cuando tres años después Singapur dejó de formar parte de la Federación, el nombre se reformó como Malaysia-Singapore Airlines, aunque no duraría mucho; en 1972 la compañía se partió en dos: Malaysian Airlines y Singapore Airlines.

Tras la división de la compañía, MAS comenzó su crecimiento meteórico, que le llevó a incrementar sus destinos domésticos e internacionales y a mejorar su servicio que ha sido reconocido con numerosos premios internacionales. La compañía ha figurado durante varios años entre las aerolíneas mejor valoradas del mundo y sus estadísticas en cuanto a seguridad eran envidiables. Así, antes de la desaparición del MH370, MAS sólo había registrado dos incidentes mortales desde sus inicios. El primero se produjo en diciembre de 1977, cuando uno de sus aviones fue secuestrado y se estrelló en la provincia de Johor. Ninguno de los 100 ocupantes salió vivo. En 1995, un probable fallo del piloto hizo estrellarse otro aparato, en un accidente en el que murieron 34 de las 53 personas que iban a bordo. 

Restos del avión de Malaysia Airlines derribado en el Este de Ucrania (Reuters).
Restos del avión de Malaysia Airlines derribado en el Este de Ucrania (Reuters).

El comienzo de la crisis de MAS: la competencia low-cost

Los problemas económicos de Malaysia Airlines no son recientes. El incremento del precio del petróleo durante los últimos años y la popularidad de las compañías de bajo coste en la región, especialmente de su compatriota Air Asia, habían puesto a la empresa en una situación difícil. Cuando se perdió el MH370, Malaysia Airlines comenzaba a ver la luz.

‘Les va a costar mucho tiempo recuperarse de esto. Si siguen ofreciendo grandes descuentos, podrían salir, pero no se lo pueden permitir’, explica Aziz, quien añade que en el competitivo mercado de las aerolíneas, MAS es ahora ‘la menos popular de todas’“Antes del incidente del MH370, se estaban implementando muchas mejoras, con la introducción del Airbus 380 y una reducción importante de sus costes operacionales”, asegura a El Confidencial Mohshin Aziz, analista especializado en el sector de la aviación del banco malasio Maybank. La desaparición de la aeronave sumió a la compañía en un nuevo trimestre de pérdidas, el quinto seguido, y sus ventas cayeron hasta un 60% en el caso del mercado chino, país del que procedían la mayoría de los pasajeros que desaparecieron con el MH370.

La empresa aún no ha facilitado datos del impacto económico en el segundo trimestre del año, pero los analistas coinciden en que este nuevo incidente sumirá a MAS en una situación crítica. “Somos muy escépticos. Les va a costar mucho tiempo recuperarse de esto. Si siguen ofreciendo grandes descuentos, podrían salir, pero no se lo pueden permitir”, explica Aziz, quien añade que en el competitivo mercado de las aerolíneas, MAS es ahora “la menos popular de todas”.

La reacción de la bolsa de Kuala Lumpur no se ha hecho esperar y hoy las acciones de Malaysia Airlines habían perdido un 18 por ciento en la apertura. Desde la desaparición del MH370, las pérdidas acumuladas en sus valores son de un 40%. Los rumores apuntan a una posible privatización de la empresa, cuyo capital es mayoritariamente del Estado, como movimiento para salvarla, aunque Mohshin Aziz cree que sólo hay una posibilidad de supervivencia. “Si el Gobierno de Malasia inyecta dinero, podría sobrevivir. Podría pasar porque la empresa es parte de la identidad del país”, afirma el analista. Pero si eso ocurriera, explica Aziz, lo más probable es que MAS pasara a convertirse en una aerolínea doméstica, abandonando así todas sus conexiones internacionales. 

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios