BAGDAD ACUSA A RIAD DE RESPALDAR EL TERRORISMO

Los yihadistas del ISIS combaten a sólo 60 kilómetros de la capital de Irak

Los combatientes del ISIS y las milicias suníes que luchan junto al grupo siguen aproximándose a Bagdad. Han atacado Baquba, la llave de la capital

Foto: Milicianos del ISIS celebran el robo de vehículos a las fuerzas de seguridad iraquíes en Mosul, al norte de Irak (Reuters).
Milicianos del ISIS celebran el robo de vehículos a las fuerzas de seguridad iraquíes en Mosul, al norte de Irak (Reuters).

Los combatientes del Ejército Islámico de Irak y Siria (ISIS) y las milicias suníes que luchan junto al grupo extremista siguen aproximándose a la capital de Irak. El ejército iraquí repelió la pasada noche varios ataques de los insurgentes contra la ciudad de Baquba, capital de la provincia de Diyala a sólo 60 kilómetros al noreste de Bagdad, tras desatarse fuertes combates entre ambos bandos. La batalla ha dejado decenas de muertos. Es lo más cerca que ha estado de la capital el ISIS, que ha ampliado rápidamente su área de operaciones desde el noroeste de Siria hasta el norte de Irak, tras conquistar la semana pasada la segunda mayor ciudad del país, Mosul, y un día después, Tikrit, cuna de Sadam Husein. Mientras, el cierre de la principal refinería del país ha dejado amplias zonas de Irak sin combustible ni electricidad.     

El movimiento hacia Baquba, capital de la provincia de Diyala, es muy significativo. En sus alrededores hay áreas donde predominan los suníes. Si el ISIS logra hacerse con la ciudad, abrirá una vía directa hacia las principales autopistas que conducen a Bagdad. Nada se interpondrá entonces en su camino. Se desconoce si las milicias radicales han entrado en la población o si aún luchan en los suburbios, pero no hay duda de que están de nuevo en marcha.  

Miembros del ISIS, que ayer tomó la estratégica Tal Afar entre Mosul y la frontera con Siria, atacaron la comisaría de Al Mefraq, en el oeste de la urbe, y mataron a 52 presos. El portavoz del Ejército, Qasem Ata, dijo a la televisión estatal que los "terroristas emplearon en su ataque proyectiles de mortero y granadas en un intento de liberar a los presos". Sin embargo, los proyectiles cayeron en la sala donde se encontraban los detenidos, causando la muerte de todos ellos. En los posteriores enfrentamientos con las fuerzas de seguridad perdieron la vida nueve extremistas y dos policías, mientras que otros seis uniformados resultaron heridos, se indica en la nota oficial. Además, casi una veintena de insurgentes perecieron en duros combates en varias zonas al norte de Baquba. Mientras, en Tal Afar, al menos 104 combatientes del ISIS murieron hoy en enfrentamientos con el Ejército iraquí, según una fuente de seguridad citada por Efe.

Mientras los islamistas radicales del ISIS y las milicias suníes que combaten a su lado ganan terreno, Estados Unidos sigue acumulando potencia de fuego y hombres en la zona para responder a cualquier orden del presidente Barack Obama. El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, admitió ayer que los ataques aéreos estadounidenses con drones “podrían ser una opción” para detener el rápido avance de las milicias suníes hacia Bagdad

No obstante, es la posibilidad de cooperar con Irán, que ayer estudiaba el Gobierno que preside Barack Obama, lo que supone un cambio radical sobre el terreno de juego, una opción que un senador republicano calificó como el colmo de la estupidez y otro como una necesidad muy desagradable. El sábado pasado, el presidente de Irán, Hasan Rohani, expresó su disposición a dejar a un lado las muchas disputas que han marcado las relaciones entre Teherán y Washington por más tres décadas, si EEUU está dispuesto a "combatir a los terroristas en Irak".

Ayer Kerry recogió el guante al decir que Estados Unidos "está abierto a cualquier proceso constructivo que minimice la violencia, preserve la integridad de Irak y elimine la presencia de terroristas foráneos", y añadió que no descartaría la cooperación militar con Irán, un firme aliado del primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, y un tenaz adversario de Washington, si esta fuera constructiva para acabar con la violencia y restablecer la confianza en Bagdad. El Pentágono, sin embargo, a través de su portavoz, el contraalmirante John Kirby, reiteró en varias ocasiones en rueda de prensa que "no hay plan alguno de coordinar acciones militares entre Estados Unidos e Irán". "No hay intención de realizar consultas militares con Irán sobre acciones militares dentro de Irak", insistió.

Chiitas iraquies se alistan para combatir contra el ISIS y las milicias suníes (Efe).
Chiitas iraquies se alistan para combatir contra el ISIS y las milicias suníes (Efe).

Irak acusa a Arabia Saudí de "respaldar el terrorismo"

El Gobierno de Irak, amenazado por la rebelión suní que lidera el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), afirmó hoy que las críticas lanzadas ayer por Arabia Saudí, que dijo que el actual conflicto iraquí es consecuencia de las políticas sectarias que practican las autoridades de Bagdad, son "una grave interferencia en los asuntos internos de Irak y un respaldo al terrorismo".

Asimismo, en un comunicado pidió al Gobierno de Riad que se "interese en la situación interna de su país y cese sus políticas de marginación y exclusión". También, el Gobierno iraquí advierte a las autoridades de Arabia Saudí de que al calificar "a los terroristas (iraquíes) como revolucionarios en los medios de información saudíes, legalizan los crímenes terroristas". Por último, el Ejecutivo iraquí responsabilizó a Arabia saudí "de la gravedad de lo que sucede en Irak".

Ayer, Riad instó a las autoridades de Irak a formar un gobierno de unidad nacional para poner fin al actual conflicto, del que acusó a las "políticas sectarias" del primer ministro iraquí, el chií Nuri al Maliki. "Los últimos acontecimientos no hubieran sucedido sin las políticas sectarias y excluyentes que se han practicado en Irak en los últimos años", señaló el Ejecutivo saudí en un comunicado difundido por la agencia de noticias Spa.

“Habrá un millar de Bin Laden”

“Lo que sucedió en Afganistán, con un Bin Laden, ahora habrá un millar de ellos. Esa es la situación en Irak”, aseguró a la CNN el embajador iraquí en EEUU, Lukman Faily, que pretende obtener una mayor implicación de Washington en la crisis subrayando que el ISIS supone una amenaza global.

Obama, anunció hoy el envío de alrededor de 275 soldados a Irak para proteger al personal estadounidense y a su embajada en Bagdad, ante el avance de los islamistas radicales y las milicias suníes. “A partir del 15 de junio de 2014, alrededor de 275 miembros del personal de las Fuerzas Armadas estadounidenses están siendo desplegados a Irak para proporcionar apoyo y seguridad para el personal de Estados Unidos y la embajada estadounidense en Bagdad", dijo Obama en una carta enviada al Congreso. Alrededor de 170 de esos soldados ya se encuentran sobre el terreno en Bagdad, donde comenzaron a llegar este fin de semana, según precisó en un comunicado el portavoz del Pentágono, John Kirby.  

Cierra la mayor refinería del país

La mayor refinería de petróleo de Irak, ubicada en Baiji, ha sido cerrada y su personal extranjero evacuado, según informaron hoy sus responsables, añadiendo que el personal local permanecerá en sus puestos y que el Ejército iraquí sigue controlando las instalaciones. El cierre se produjo durante la noche. Milicianos del ISIS que tomaron Mosul la semana pasada han avanzado hacia Baiji y rodeado las instalaciones de la refinería. 

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios