EEUU ESTUDIA "acciones inmediatas"

Los yihadistas toman otras dos ciudades en Irak mientras Obama amenaza con ataques

Los yihadistas del ISIS siguen ganando terreno en Irak mientras Obama estudia acciones militares para detener su peligroso avance hacia Bagdad.

Foto: Milicianos del ISIS celebran la captura de vehículos del Ejército iraquí en Mosul (Reuters).
Milicianos del ISIS celebran la captura de vehículos del Ejército iraquí en Mosul (Reuters).

Los yihadistas del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) siguen ganando terreno mientras Barack Obama estudia acciones militares para detener su peligroso avance hacia Bagdad. Los insurgentes suníes, liderados por la milicia extremista, realizaron en las últimas horas nuevos avances en las provincias de Kirkuk, importante zona petrolera, y en la provincia oriental de Diyala. Después de que las fuerzas de seguridad iraquíes abandonasen sus puestos, las ciudades de Sadiya y Yalawla cayeron ante el ataque de los yihadistas, así como otros pueblos alrededor de las montañas Himreen, que desde hace tiempo han sido un escondite para los insurgentes.

El ISIS asegura que ha tomado el control de las zonas de Al Huaiya, Al Riad, Al Rashad y Suleiman Bek, en la provincia petrolera de Kirkuk, donde ocuparon también zonas en las comarcas de Al Tuz y Daquq. También afirma que durante esos avances se apropió de 20 tanques, más de 50 blindados y un gran arsenal de todo tipo de armas.

El Gobierno estadounidense no considera un despliegue de tropas sobre el terreno, según el portavoz de la Casa Blanca, pero ya tiene de camino ayuda militar acordada previamente con Irak, que incluye cazas F-16 y helicópteros Apache.Una fuente del ministerio de Interior, que pidió el anonimato, desmintió esas informaciones y explicó que esas ciudades están controladas por las tropas kurdas ("peshmergas"), después de la retirada de las fuerzas iraquíes. El ISIS, que pretende crear un emirato islámico en Irak y en Siria, ha amenazado con proseguir "sus conquistas" en Irak y avanzar hacia Bagdad y las ciudades santas chiíes de Kerbala y Nayaf.

El presidente estadounidense, Barack Obama, amenazó ayer con ataques militares contra los islamistas radicales suníes. "No descarto nada porque tenemos interés en asegurarnos de que estos yihadistas no tengan un lugar permanente en Irak o Siria", dijo Obama en la Casa Blanca preguntado sobre si estudiaba ataques aéreos. Obama reconoció que son necesarias "acciones militares inmediatas" en Irak para detener el avance de los yihadistas suníes que amenazan Bagdad y podrían empañar su legado en Oriente Medio.

Los yihadistas, a 100 km de la capital iraquí

Obama aseguró que no descarta "ninguna opción" para ampliar el apoyo al Gobierno del primer ministro chiita, Nuri Al Maliki, que se ha visto sobrepasado por los rápidos avances de las milicias del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), que ya han tomado ciudades claves como Mosul y Tikrit. "Lo que hemos visto en los últimos dos días indica que Irak va a necesitar más ayuda, de nuestra parte y de la comunidad internacional", explicó Obama en la Casa Blanca junto al primer ministro australiano, Tony Abbott, de visita oficial.

"Serán necesarias ciertas acciones militares inmediatas y nuestro equipo de seguridad está examinando las opciones", indicó el gobernante, al que la oposición acusa de ser dubitativo y critica por no decidirse a intervenir en Siria y no hacer cumplir las "líneas rojas" que él mismo se marca. El Gobierno estadounidense no considera un despliegue de tropas sobre el terreno, según el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, pero ya tiene de camino ayuda militar acordada previamente con Irak, que incluye cazas F-16 y helicópteros Apache.

Asimismo, mantiene abierta la posibilidad de enviar "drones", según funcionarios del Gobierno citados por medios locales. "Estamos examinando qué asistencia podemos proveer y evaluamos las peticiones" de Irak, que incluyen asistencia aérea, dijo Carney.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios