posible ataque antisemita

La policía belga busca al autor del atentado contra el Museo Judío de Bruselas

Al menos tres personas han fallecido y una ha resultado herida de gravedad en un tiroteo en el centro de Bruselas, en el barrio de Sablon

Foto: Los agentes de Policía acordonaron la zona del tiroteo cerca del Museo Judío en Bruselas. (Efe)
Los agentes de Policía acordonaron la zona del tiroteo cerca del Museo Judío en Bruselas. (Efe)

Cuatro personas muertas es el trágico balance final de un tiroteo a las puertas del Museo Judío de Bruselas ocurrido en la tarde del sábado en pleno centro de la ciudad, después de que una joven belga que trabajaba en la institución y que se encontraba en estado muy grave falleciera hoy. Las otras tres víctimas son una pareja de turistas israelíes procedentes de Tel Aviv y una mujer francesa. La Policía belga llegó a detener a un sospechoso, que fue puesto en libertad horas más tarde. Los últimos datos los ha ofrecido hoy domingo en una rueda de prensa la portavoz de la Fiscalía, Ine Van Wymersch.

Ha añadido que la policía cree que el presunto autor es "una sola persona, muy bien preparada y armada", que las autoridades esperan identificar con la ayuda ciudadana, para lo cual van a publicar hoy un vídeo en la página web de la policía federal. La imagen irá acompañada de una descripción del sospechoso, ha dicho Van Wymersch, que ha insistido en la importancia de que los medios de comunicación se limiten a esos datos sobre el presunto autor y no difundan otras informaciones "que pueden llevar a la confusión y complicar la investigación".

El Gobierno belga es cauto y evita poner 'nombre' al autor, al menos hasta que las Fuerzas de Seguridad ofrezcan detalles sobre la investigación o alguien reivindique los asesinatos. No obstante, el ministro de Exteriores, Didier Reynders, que estaba a apenas unos metros del escenario del suceso, afirmó ayer sábado que todo apunta a un ataque antisemita: “No estoy seguro aunque mi primera idea sea ésa. Cuando se ve una acción de tanta violencia como ésta dentro de un museo judío es difícil pensar en otra motivación".

Eran casi las cuatro de la tarde y Bruselas estaba a punto de celebrar la segunda jornada del Jazz Marathon cuando dos individuos se bajaron de un Audi en la calle Minimes, frente al Museo Judio, y abrieron fuego sobre los transeúntes. En pleno centro de la capital comunitaria, en la plaza del Sablón donde había instalado un escenario para la música y en el que a esas horas hacía campaña para las elecciones locales y europeas Reynders.

Policías y testigos en la escena de tiroteo aseguran que los disparos no sólo se registraron en la calle, sino también dentro del propio edificio. Marc Weberman, que regenta una tienda en una calle cercana, afirmó que escuchó los tiros desde su establecimiento pero que cuando salió al exterior, los responsables del ataque ya había huido. Sin embargo, un testigo sí habría visto la matrícula del Audi que los presuntos terroristas emplearon. “Estamos totalmente consternados, en shock. Ha habido un montón de disparos, no han sido sólo cuatro o cinco balas”, explicó Weberman.

El Gobierno belga, según su titular de Exteriores, no había recibido en los últimos días u horas ninguna alarma de sus Fuerzas de Seguridad o Espionaje sobre un posible ataque terrorista. “Es muy extraño ver este tipo de violencia, de tal grado y precisión”, declaró Reynders ante los periodistas. Bélgica no se caracteriza por tener un historial de violencia entre colectivos religiosos. Sólo en 1982 se produjo un tiroteo a las puertas de una sinagoga en el que hubo algunos heridos.

Sin embargo, Viviane Teitelbaum, belga y diputada judía en el gobierno regional de Bruselas, mostró su consternación ante lo sucedido en el lugar de los hechos y criticó cierto clima de violencia anti-judía en Bélgica por parte de grupos extremistas. “Hay gente que ha sido herida, hay casas atacadas, el suceso está en Internet, a veces no quiero buscar mi nombre en Google porque tengo miedo. Mi cara durante la pasada campaña fue cambiada en la red por la de un cerdo”.

La ministra de Interior, Jöelle Milquet, fue también testigo de excepción en la zona. Milquet aseguró al periódico La Capitale, que "todo lleva a pensar que se trata de un atentado antisemita".Por su parte, Reynders, escribía en su cuenta de twitter: "Impresionado por las matanzas en el Museo Judío, pienso en las víctimas y en sus familiares".

La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) ha lamentado el tiroteo de hoy, que ha calificado de "asesinato antisemita". En un comunicado, la FCJE, institución que representa a los judíos españoles, ha enviado sus condolencias a las familias de los tres fallecidos.

"Este horrible crimen demuestra que el antisemitismo está aumentando peligrosamente en Europa", ha señalado la Federación, que ha recordado que la semana pasada la comunidad judía "sufrió en España una oleada de ataques en las redes sociales" tras el partido de baloncesto Real Madrid-Maccabi. "Y como vemos hoy, con el terrible asesinato de Bruselas, de las palabras a los hechos hay un trecho muy pequeño", agrega.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios